jueves 15 de abril del 2021
INTERNACIONAL NUEVA EDICIÓN
12-06-2020 12:36

L'Osservatore Romano de esta semana: Proteger a los niños, futuro de la humanidad

En este número semanal se destaca la la oración mundial en estos tiempos de coronavirus.

12-06-2020 12:36

En la primera página de esta edición semanal del L´Osservatore Romano en lengua española, se destaca un fuerte llamado del Papa Francisco “Proteger a los niños, futuro de la humanidad”. Esa frase se desprende de su mensaje durante la audiencia general del 10 de junio y con relación al Día Mundial contra el trabajo infantil. Francisco también expresó que: “En situación precaria, en varios países y bajo trabajos inadecuados a su edad, sufren para ayudar a sus familias en condiciones de extrema pobreza. En no pocos casos se trata de formas de esclavitud…Hago un llamamiento a las instituciones a esforzarse al máximo para proteger a los menores de las brechas económicas que constituyen la base de la distorsión en la que se ven envueltos”.

En la página tercera de esta edición se transcribe el mensaje que el Papa ofreció en video a Scholas Ocurrentes en el Día mundial del medio ambiente. En esa oportunidad, frente a miles de jóvenes de 170 países del mundo y varias primeras damas en donde se destacó la de argentina, señora Fabiola Yáñez, Francisco expresó: “Tres imágenes de este camino me vienen al corazón, que fueron tres imágenes que guiaron tres años de reflexión y de encuentro: el loco de “La strada” de Fellini, “El llamado de Mateo” de Caravaggio y “El idiota” de Dostoievski. El Sentido —el loco—, el Llamado —Mateo— y la Belleza...Escuchando, creando y celebrando la vida. .. Por eso, en esta nueva crisis que hoy enfrenta la humanidad, donde la cultura demostró haber perdido su vitalidad, quiero celebrar que Scholas, como una comunidad que educa, como una intuición que crece, abra las puertas de la Universidad del Sentido. Porque educar es buscar el sentido de las cosas. Por eso, las crisis si no son bien acompañadas son peligrosas, porque uno se puede desorientar. Y el consejo de los sabios, hasta para las pequeñas crisis personales, matrimoniales, sociales: “nunca te adentres sólo en la crisis, andá acompañado”…Ese encuentro tiene que darse siempre sino no hay humanidad, porque no hay raíces, no hay historia, no hay promesa, no hay crecimiento, no hay sueños, no hay profecía. …Nunca se olviden de estas últimas tres palabras, gratuidad, sentido y belleza”.

En este ejemplar, también se incluye una entrevista al referente de la comunidad judía argentina y latinoamericana, Claudio Epelman. Director Ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano, rama regional del Congreso Judío Mundial, Epelman funge como Representante del Congreso Judío Mundial ante la Santa Sede, organismos internacionales como O N U, OEA, OSCE, SEGIB y el Foro Económico Mundial, entre otros. Consultado entre otras cosas sobre sus reflexiones en estos tiempos de pandemia, Claudio Epelman expresó que: “Mezquitas, iglesias y sinagogas fueron cerradas por igual. COVID-19 no supo ser menos severo con quienes menos tienen. Todos lo vivimos por igual. Y esto tal vez nos recuerda la condición primaria de la humanidad: Todos somos iguales… Como miembros de la familia humana, debemos pensar en todos. Deben tener acceso a la protección contra el virus todos por igual: judíos, católicos, musulmanes y los miembros de cada religión, incluso los no creyentes, sin importar el país donde vivan ¡En estas situaciones no es suficiente salvarnos, debemos salvar al mundo!”.

Como es habitual, en esta edición del periódico oficial de la Santa Sede, se transcriben en forma íntegra las palabras del Santo Padre, por ejemplo, las pronunciadas en el Ángelus del domingo 7 de junio. En esa oportunidad, el Papa Bergoglio —rezado desde la ventana del Palacio apostólico, en presencia de numerosos fieles reunidos en la plaza San Pedro, respetando las distancias de seguridad impuestas a causa de la pandemia—Francisco quiso dirigir un pensamiento particular a las naciones en las que el contagio de covid-19 está aún en fase aguda. En su saludo habitual, expresó esos pensamientos hacia esos países, especialmente en América con estas palabras: "En otros países, pienso en algunos, el virus sigue cobrándose muchas víctimas. El pasado viernes, en un país, hubo un muerto cada minuto. Terrible. Deseo expresar mi cercanía a esas poblaciones, a los enfermos y sus familias, y a todos los que los cuidan. Acerquémonos a ellos con nuestra oración".

F.D.S./CP