lunes 04 de julio de 2022

Lula se decide y buscará la reelección

El presidente Lula está desgastado por las denuncias de corrupción, pero las encuestas indican que sigue manteniendo un buen caudal de votos, en parte gracias a sus planes de asistencia social.

20-11-2005 17:56

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva será candidato a la reelección en los comicios de octubre de 2006, busca retener a su ministro de Economía, Antonio Palocci, y no piensa en cambiar la política económica. Esas son las conclusiones de la mayoría de los analistas brasileños luego de otra semana movida para el gobierno, en la que arreciaron las versiones sobre la renuncia de Palocci, el nombre más rutilante de su gabinete.

“Hoy por hoy, Lula está muy debilitado pero el Partido de los Trabajadores (PT) no tiene reemplazo”, dijo a PERFIL Clovis Rossi, periodista estrella de Folha de São Paulo y ex corresponsal en Buenos Aires y Madrid

El viernes, en una inusual conferencia de prensa con periodistas de radio, Lula afirmó: “Voy, sí, a disputar las elecciones”. Pero, luego ante una nueva pregunta, se escudó en una de sus debilidades, los lapsus:

“Fue un lapsus. Quise decir que, si disputo las elecciones de nuevo, tengo material de sobra para mostrar”, en alusión a los resultados de su gobierno

En esa conferencia de prensa, Lula elogió su política económica neoliberal y dijo claramente que las “armas” que piensa mostrar en la batalla de 2006 están relacionadas con ese sector y con su política asistencial.

De todos modos, falta mucho para octubre de 2006, como bien se vio esta semana, cuando Palocci tuvo que ir al Senado a dar explicaciones sobre las denuncias de corrupción en su contra, que se remonta a su época de alcalde de Ribeirao Preto, en el interior de San Pablo, y como coordinador de la campaña presidencial de 2002.

Con la ayuda de la oposición, Palocci logró una sobrevida, pero no se sabe hasta cuándo

Es que la estrategia del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), liderado por el ex presidente Fernando Henrique Cardoso, es mantener tanto a Lula como a Palocci con la soga (las denuncias de corrupción) al cuello y así conducirlos a los próximos comicios.

Oposición

Mientras Lula daba esa conferencia de prensa, Cardoso conducía la convención nacional de su partido. Si bien Cardoso se ha revelado como el verdadero bastonero de la oposición, parece poco probable que vuelva a enfrentar a Lula en 2006, un poco por sus 74 años y otro poco porque sigue mal en las encuestas.

En los sondeos, el candidato más peligroso para Lula es el alcalde de San Pablo, José Serra.

En la convención, Cardoso desafió a Lula a que se presente como candidato.

“Que lo sea; le vamos a ganar como yo ya le gané dos veces”, en alusión a sus triunfos en 1994 y 1998

Pero Palocci también está recibiendo ataques dentro del gobierno, de parte de la jefa de Gabinete, Dilma Rousseff. Lula está alimentando esa disputa interna, como parte de su táctica de “tensionar” las propuestas de sus colaboradores para luego arbitrar, una herencia de sus tiempos de sindicalista.