lunes 08 de agosto de 2022
INTERNACIONAL GUERRA EN UCRANIA

Un desertor del Kremlin, crítico de la guerra, ¿una nueva víctima de los venenos rusos?

El alto funcionario ruso Anatoly Chubais "está hospitalizado y se teme que fue envenado" tras ser localizado por agentes del Kremlin en el extranjero. Había renunciado a su cargo en protesta por la invasión de Ucrania y huido a un país europeo no identificado.

31-07-2022 17:13

Un ex alto funcionario del gobierno de Vladimir Putin, que renunció a su cargo y abandonó Rusia por oponerse a la guerra contra Ucrania, fue trasladado de urgencia a un hospital después de sufrir repentinamente un entumecimiento agudo en los brazos y las piernas entre temores de que se haya convertido en blanco de los reconocidos "venenos rusos" destinados a los traidores.

Se trata de Anatoly Chubais, ex representante presidencial ruso para el desarrollo sostenible, quien se enfermó en un país occidental no especificado de Europa en el que vive desde que desertó de Rusia, cuando se convirtió en un nombre más en la lista de enemigos públicos de Putin.

Anatoly Chubais
Anatoly Chubais, quien primero 'detectó el talento' de Putin, huyó de Rusia cuando estalló la guerra

¿Vladimir Putin enfermo? En Rusia dicen que tiene un doble de cuerpo y que usa tecnología deepfake

Aunque el diagnóstico inicial de Chubais es el síndrome de Guillain-Barré, las investigaciones aún están en curso luego de casos repetidos en los que los enemigos de Putin han sido envenenados, según reveló la periodista y excandidata presidencial rusa Ksenia Sobchak.

La esposa del exfuncionario, la directora de cine Avdotya Smirnova, dijo que la condición del hombre era "inestable" y que "se puso mal, de repente los brazos y las piernas se adormecieron".

Chubais -de 67 años- renunció como enviado especial de Putin a las organizaciones internacionales en marzo y dejó Rusia para vivir en el exilio en protesta por la guerra y es considerado el funcionario ruso de mayor rango del Kremlin en renunciar por este motivo.

Anatoly Chubais
El exfuncionario de 67 años se enfermó en un país de Europa occidental no especificado.

Ex viceprimer ministro ruso que lideró la privatización de la economía rusa tras la caída del comunismo en el gobierno de Boris Yeltsin, Chubais fue una pieza clave del gobierno de Putin, y de 1998 a 2008, dirigió el monopolio estatal de energía eléctrica de Rusia. Durante los siguientes 12 años dirigió la corporación de nanotecnología de Rusia.

A fines de febrero, Chubais publicó en sus redes sociales una foto de Boris Nemtsov, un destacad opositor asesinado en un puente de Moscú en 2015, que fue interpretada como una señal de oposición a la guerra, según informes de los medios.

Chubais era considerado el político pro-occidental más destacado en el equipo de Putin, pero desde que abandonó Rusia no quiso develar su paradero por temor a las efectivas represalias del gobierno.

Anatoly Chubais
Chubais es considerado el funcionario ruso de mayor rango en renunciar por estar en contra de la invasión que Putin lleva a cabo en Ucrania.

¿Estamos viviendo la tercera guerra mundial?

Según declararon dos personas conocedoras de la situación a Bloomberg News, la dimisión de Chubais estuvo motivada por su "oposición a la guerra del Presidente Vladimir Putin en Ucrania".

"Anatoly Chubais se fue de Rusia solo por temor", tuiteó Kira Yarmysh, portavoz del principal crítico del Kremlin, Alexei Navalny, varias veces víctima de los venenos de los agentes rusos.

Chubais y su esposa huyeron a Estambul, según el medio de comunicación ruso RBC, aunque a principios de junio el exfuncionario fue fotografiado en un supermercado de Chipre y anteriormente hubo informes de que había estado en Israel.

Anatoly Chubais
Ex viceprimer ministro del Kremlin que lideró la privatización de la economía rusa tras la caída del comunismo en el gobierno de Boris Yeltsin, se desempeñaba como representante presidencial ruso para el desarrollo sostenible.

Una guerra nuclear sumiría a la Tierra en una ‘pequeña era de hielo’

Su huida coincidió con el endurecimiento de Moscú ante los opositores de la guerra. Días antes, Putin había dicho que el público ruso "siempre podrá distinguir a los verdaderos patriotas de la escoria y los traidores".

Ahora Chubais lucha por su vida y resta confirmar si es la más reciente incorporación de una larga lista que fueron blanco de intento de asesinato por parte de los implacables servicios secretos rusos. 

El ex doble agente secreto Sergei Skripal: veneno en la puerta de su casa

Sergei Skripal
Los oficiales de inteligencia de los servicios rusos (FBS) Anatoliy Chepiga y Alexander Mishkin, intentaron matar al ex espía Sergei Skripal.

El ex espía ruso Sergei Skripal y su hija, Yulia, fueron encontrados desplomados en Salisbury (Reino Unido) en marzo de 2018 después de que una dosis del neurotóxico "Novichok" fuera rociado en la manija de la puerta principal de la casa.

Los presuntos asesinos, los oficiales de inteligencia de los servicios rusos (FBS) Anatoliy Chepiga y Alexander Mishkin, ambos de 39 años, fueron captados por cámaras de seguridad a su llegada a la ciudad británica procedentes de Moscú.

Llevaban en su equipaje un frasco de perfume falso de Nina Ricci que contenía el agente nervioso mortal Novichok, creado durante la era soviética por la KGB, especialmente diseñado para evitar ser detectado por la seguridad de un aeropuerto

Sergei Skripal
El ex espía ruso Sergei Skripal y su hija, Yulia, fueron envenenados con Novichok en el Reino Unido en 2018.

Quién es Alexei Navalny: el único ruso al que le teme Vladimir Putin

Los agentes, que contaron con la ayuda de un colega que había llegado anteriormente al Reino Unido, rociaron el tóxico en el picaporte de la puerta de entrada de la casa de Skripal y huyeron a Rusia después de su fallido intento de asesinato.

Skripal, un miembro de alto rango de la inteligencia rusa, se convirtió en un doble agente en 1995 y, después de nueve años de pasar secretos al MI6, fue capturado por las autoridades rusas y sentenciado a 13 años en una colonia penal. 

En 2010, Skripal fue indultado por el presidente Dmitry Medvedev y enviado al Reino Unido como parte de un intercambio de espías. Según expertos, Skripal es considerado un enemigo personal de Vladimir Putin.

Los médicos salvaron las vidas de Skripal y de su hija, aunque permanecieron en estado grave durante meses.

Alexei Navalny, principal opositor de Putin, también fue víctima del Novichok

Alexei Navalny
Alexei Navalni

Alexei Navalny, considerado el líder de la oposición rusa, se enfermó gravemente durante un vuelo de Tomsk (Siberia) a Moscú en agosto de 2021 con sospecha de intoxicación por Novichok.

Navalny dijo que podría haber sido envenenado en el bar de su hotel en Tomsk la noche antes de su vuelo de regreso a Moscú. Allí había pedido un "Bloody Mary", pero le dijeron que el bar no tenía los ingredientes y aceptó un negroni que era "repugnante". 

Los expertos han dicho que el Novichok también podría haber estado en la ropa que lavaba en el hotel, o inyectado en sus artículos de higiene personal.

Los jefes de salud y los médicos locales afirmaron que no encontraron evidencia del tóxico en la sangre de Navalny y negaron que hubiera sido envenenado, pero también hubo denuncias de que el hospital estaba lleno de agentes del servicio de seguridad ruso.

Aún en estado grave, Navalny fue trasladado posteriormente a Alemania, donde los médicos concluyeron que había sido envenenado con un agente nervioso de grado militar. 

Alexei Navalny
El opositor fue detenido en enero de 2021 a su llegada a Moscú, tras meses de convalecencia en Alemania después de haber sido envenenado, un hecho del que el opositor responsabiliza a Putin. 

Vladimir Putin: diplomático hacia afuera, implacable hacia adentro

Tras salir del coma, Navalny regresó a Rusia en enero de 2021 pese a las amenazas de arresto impuestas por el gobierno ruso. El envenenamiento y detención provocaron una condena generalizada en Occidente,

Se reveló que el FSB estaba tras los pasos de Navalny después de que anunciara planes para competir por la presidencia. Sus equipos encubiertos incluían expertos en armas químicas, médicos y agentes secretos con experiencia en operaciones especiales, según el sitio web de investigación Bellingcat.

Se dice que los agentes mantuvieron a Navalny bajo vigilancia en al menos 37 viajes antes de que finalmente fuera envenenado en un vuelo de Siberia a Moscú en agosto. Además, tomaban vuelos o trenes paralelos, viajaban en grupos de dos o tres, mezclaban equipos para evitar ser vistos y viajaban con seudónimos.

El Kremlin negó la participación de Putin y sugirió que Navalny estaba trabajando con la CIA en Estados Unidos.

La terrible agonía de Aleksander Litvinenko, víctima del polonio-210

alexander litvinenko
El agente del servicio secreto ruso Aleksander Litvinenko también ejerció como un miembro del servicio secreto británico (MI6), entregando información sobre la mafia rusa.

Acusado de traición al Estado, un pecado que se paga con la muerte en Rusia, en 2000 el ex espía Aleksander Litvinenko huyó con su familia a Gran Bretaña, donde comenzó a trabajar como consultor de seguridad que asesoraba a inversionistas interesados en Rusia.

Pero también ejerció como un miembro del servicio secreto británico (MI6), entregando información sobre la mafia rusa.

El 1 de noviembre de 2006 Litvinenko se reunió en Londres con el académico italiano Mario Scaramella. El exespía, que estaba seguro de que Rusia buscaba su muerte, había elegido esa concurrida zona de Londres porque evitaría los intentos de asesinato ante tantos transeúnes.

En un restaurante, Litvinenko comió sushi mientras Scaramella solo tomó agua. Tras la comida, se dirigió al bar del Hotel Millennium, donde se encontró con dos exagentes rusos que, se sospecha, lo envenenaron mientras tomaban té.

El 3 de noviembre el ruso fue internado con vómitos y mucho dolor, asegurando a los doctores que creía haber sido envenenado. Al principio intervino la Policía Metropolitana de Londres, pero pronto la causa pasó a estar en manos de división antiterrorista británica.

alexander litvinenko
El 23 de noviembre de 2006, Litvinenko murió. Sus homicidas fueron identificados por la policía como los ciudadanos rusos Andrei Lugovoi, un exagente del KGB, y Dmitri Kovtun, un antiguo militar de inteligencia.

El crimen de Alexander Litvinenko, una muestra de que la Guerra Fría continúa

Litvinenko mostraba signos de envenenamiento radiactivo, ya que su sistema inmune había sido destruido y se le había caído el cabello. Pero cuando los doctores lo sometieron a un contador Geiger (un instrumento que permite medir la radiactividad de una persona, objeto o lugar) los resultados fueron negativos. Su estado era grave pero nadie pudo saber por qué.

Ante la incertidumbre, un análisis de la orina del exespía fue enviado a un centro de desarrollo nuclear británico ultrasecreto, donde descubrieron una pequeña señal de rayos gamma de polonio-210, un componente vital de las primeras bombas nucleares.

El uso del polonio-210, que sólo tienen contados centros oficiales en Rusia, indicaba que los perpetradores del envenenamiento querían que se supiese que el golpe tenía un carácter oficial.

El 23 de noviembre de 2006, Litvinenko murió. Sus homicidas fueron identificados por la policía como los ciudadanos rusos Andrei Lugovoi, un exagente del KGB, y Dmitri Kovtun, un antiguo militar de inteligencia.

El crimen (casi) perfecto: todas las pistas por muerte del espía Litvinenko apuntan a Putin

El rastro del polonio-210 los delató: estaba en el restaurante de sushi donde se encontraron con Litvinenko, en las habitaciones del hotel Best Western del West End londinense y en el Sheraton de Hyde Park donde Lugovoi se hospedó después.

En mayo de 2007 Ken Macdonald, entonces director de la Fiscalía Pública, dijo al presentar cargos por asesinato contra Lugovoi:Esta no fue una muerte al azar. Esta es una muerte con un propósito muy claro, una muerte con involucramiento de Estado”.

Ese año, Viktor Makarov, otro exagente de la KGB que también espió para el MI6, manifestó sus temores sobre la venganza que la KGB buscaría contra él y contra todos aquellos que se atreven a traicionar a Rusia: “Nunca lo olvidan. Cuando estaba en la KGB en la década de 1970 todavía perseguían a personas que los habían traicionado 30 años antes”.

"Rusia fue responsable del asesinato de Alexander Litvinenko en el Reino Unido", dijo un fallo emitido por seis de los siete miembros del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo, con el único juez ruso en desacuerdo. 

Espías ucranianos afirman que la elite rusa busca derrocar o matar con veneno a Putin

Viktor Yushchenko, el presidente de Ucrania que casi muere por la dioxina TCDD

viktor Yushchenko
El expresidente ucraniano Viktor Yushchenko está seguro de que su intento de asesinato con veneno fue orquestado por el Kremlin.

El expresidente ucraniano Viktor Yushchenko está seguro de que su intento de asesinato con veneno fue orquestado por el Kremlin. En 2004 el político sufrió una terrible desfiguración después de que lo intoxicaran con la dioxina TCDD, una sustancia química que se encuentra en el herbicida Agente Naranja, mientras cenaba con el jefe del servicio de seguridad.

Por entonces, Yushchenko lideraba su campaña presidencial contra el candidato prorruso Viktor Yanukovych y era una figura destacada en la llamada "Revolución Naranja", , que tenía como objetivo acercar a Ucrania a Europa y alejarla de Rusia.

Las pruebas médicas revelaron que en Yushchenko se había utilizado TCDD pura y sus muestras de sangre mostraron niveles anormalmente altos de dioxina, 1000 veces más que los niveles aceptados

viktor Yushchenko
Cuando se le preguntó si Vladimir Putin estaba detrás del envenenamiento, dijo con cautela: "Tengo una respuesta, pero no puedo expresarla".

Qué es el Batallón Azov, chivo expiatorio de Rusia, entre el heroísmo y el fantasma nazi

El fiscal general de Ucrania, Oleksandr Medvedko, dijo que solo tres países, uno de ellos Rusia, en el mundo producen dioxina TCDD.

La alta exposición a las dioxinas puede causar cáncer, enfermedades de los órganos, crecimiento anormal del cabello y una forma grave de acné llamada cloracné, que causa quistes y lesiones, como se ve todavía en en el rostro de Yushchenko. 

Los aliados prooccidentales del presidente ucraniano acusaron a Rusia de estar detrás del complot para matarlo, pero Moscú negó toda implicación en el hecho. En 2018, y después de que los Skripal fueran envenenados en Salisbury, Yushchenko recordó el ataque. 

"Cuando llegué a casa y besé a mi esposa, lo primero que dijo fue: 'Tus labios saben a metal'", dijo en una entrevista con BBC News. "Mi cabeza creció en tamaño dramáticamente. El dolor se extendió por todo el cuerpo. Y luego comencé a tener inflamaciones y formación de pus por todo el cuerpo".

Cuando se le preguntó si Vladimir Putin estaba detrás del envenenamiento, dijo con cautela: "Tengo una respuesta, pero no puedo expresarla".

ds