sábado 28 de mayo de 2022
MODO FONTEVECCHIA Economía y credibilidad política
21-04-2022 11:59

Javier Timerman: "Un gobierno de unidad nacional, eso es lo que derrotaría a la inflación"

El asesor y analista financiero habló en "Modo Fontevecchia", por Radio Perfil (FM 101.9), y dijo que "en el mundo hay un alto nivel de hartazgo con la Argentina" y que la economía va a crecer si se recupera la “credibilidad” en el Gobierno. Mirá la entrevista completa.

21-04-2022 11:59

En diálogo con Jorge Fontevecchia por Radio Perfil FM 101.9, Javier Timerman, asesor y analista financiero, dijo que hay una forma “muy violenta” de hacer política y que “ni Cristina es Chávez ni Macri es la dictadura”. Asimismo, destacó que se requiere recuperar la confianza de los inversores para que haya un “crecimiento económico genuino”. 

¿Cómo entendés que es el pensamiento económico de la vicepresidente?

A mí no me resulta fácil entender cómo piensa Cristina (Kirchner) sobre diferentes temas. Lo que creo es que Cristina es más abierta al diálogo, mucho más de lo que piensan. Y que hay una campaña o fantasmas en la Argentina porque la manera de hacer política es esa. Y eso es lo que me asusta de Argentina, es una forma muy violenta. Ni Cristina es Chávez ni Macri es la dictadura. Es difícil tomar esas posiciones.

No quiero que me pase lo que le pasó a mi padre, que por tener una actitud coherente terminás peleado con los dos lados. Lo único que hice fue consultar si Cristina estaba dispuesta a juntarse con Martín Redrado y la respuesta es "mirá quién es Presidente hoy". Es alguien que dijo cosas mucho peores que las que dijo Martín sobre Cristina. No me da la sensación de que Cristina sea esa persona que los medios caracterizan como Rasputín.

"José Luis Espert contra Victoria Tolosa Paz: "Las ideas de ustedes provocan hambre y decadencia""

¿Será que cada parte, y no solamente le cabe esto a Cristina, en privado es distinta a lo público y que en privado no se exacerban esas posiciones extremas que, en lo público, sí sucede para cautivar a una determinada audiencia?

Yo viví muy de cerca la violencia física en la Argentina. Recuerdo que en mi casa explotó una bomba en 1972, tenía 11 años. Desde entonces, hasta que nos fuimos de la Argentina, todos los años pasaban cosas de violencia que venía de los dos lados. Hoy en día tenemos un nivel de violencia verbal mucho más fuerte que en los 70 aunque no se dan las condiciones para la violencia física de esa época.

Desde el debate tenemos que parar la pelota. Los argentinos deberíamos castigar a los políticos que no están dispuestos a encarar ese diálogo con la otra persona y pensar que los otros no existen. Lo que pasa en el Consejo de la Magistratura es un caso.

¿Cuánto de la percepción de la economía argentina está influida por el consumo de información pública y que, por lo tanto, pueda irle bien a un empresario? ¿Creer que todo está muy mal porque, lo que escucha todo el día, es que todo es así? ¿Está muy mal la Argentina? ¿Cómo imaginás el futuro del país? Como inversor, ¿comprarías activos en el país?

No soy parte de ese grupo de economistas que está todo el día estudiando la economía y si, hoy bajó medio punto el déficit, significa que nos recuperamos. Las decisiones de inversión no pasan por algunas variables económicas sino por el clima de negocios, la credibilidad de los policy makers, de la estabilidad de un montón de factores.

En la Argentina tenemos una situación de ciclos, desde el punto de vista macroeconómico. No es que estemos tan mal sino que tenemos un bajo déficit comparado con lo que tienen generalmente otros países. Tenemos poca deuda, las commodities agrícolas y también la energía. La circunstancia de la pandemia creó este verano de consumo y a la Argentina no está impactando de forma positiva.

"Frente a la inflación de marzo, 3 alternativas de inversión para una cartera diversificada"

No se desarrolla un país de esta manera y, a la larga, volvemos esos ciclos de amor y desencanto porque no logramos atraer la inversión. La inflación es muchos billetes persiguiendo pocas cosas. Nosotros necesitamos producir más, hacer crecer la economía con inversiones genuinas. La política hoy en día es enemigo de eso. Le pasó al gobierno anterior, que dijo que "si vuelve Cristina, somos Venezuela" y así la gente salió corriendo. No se puede construir un país así.

Algunas leyes interesantes que sacó el gobierno anterior las cambió totalmente este. Pero no son leyes que revolucionan ciertos sectores como podría ser el impositivo. En el mundo hay un alto nivel de hartazgo con la Argentina y que no se va a revertir porque cambia el gobierno. Lo que va a buscar un inversor es que la Argentina cambie su forma de hacer política. Estamos lejos de eso. Un gobierno de unidad nacional, eso es lo que derrotaría a la inflación.

"Alberto Fernández se envalentona con 2023: "¡Un carajo estamos perdidos!""

FERNANDO MEAÑO: ¿Qué visión tenés acerca de los precios que tienen los bonos de la Argentina? Si no pasa por las simpatías entre gobiernos, ¿es un tema estrictamente económico o qué es lo que aleja a Wall Street del kirchnerismo, que no pueda haber esa confianza?

Es muy compleja la pregunta, pero hay algo roto desde que se intervino el INDEC entre los inversores y el kirchnerismo. Muchas veces, como familiar de alguien que estaba en el Gobierno, yo les decía, tienen que salir a hablar porque ustedes pagan la deuda y, sin embargo, nadie les tiene confianza. Hoy esa relación está rota porque no hay sponsorship sobre Argentina. Los inversores tienen miedo, ya hubo muchos eventos de default y hay un hartazgo.  Prefieren esperar, hubo mucha mala praxis en general en los últimos tiempos .

La gente no quiere riesgo de título porque los inversores tienen clientes que son los fondos de pensiones en Europa, en Japón, las universidades, etcétera. Y cuando ven los conflictos en la Argentina, no quieren invertir, y huyen. No necesariamente tiene que ver con la situación macroeconómica del país. Los gobiernos argentinos no dan al inversor la atención y la explicación de hacer entender la política como ellos necesitan más allá de las afinidades políticas. 

CB PAR