miércoles 05 de octubre de 2022

Marina Dal Pogetto: "O se ponen de acuerdo oficialismo y oposición o la escalada de precios seguirá"

La Directora Ejecutiva de Estudio EcoGo afirmó que "la política argentina siempre se ordena después de una crisis financiera". Además, analizó el escenario económico del país. "El principal problema es la inflación", subrayó. Mirá la nota completa.

15-08-2022 10:29

La prestigiosa economista dialogó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9) y aseguró que "no existen programas de estabilización que no corrijan de arranque los precios relativos". También manifestó que "nos convendría que hubiera algún acuerdo, hasta ahora se perdió el tiempo". 

¿Cuán en orden estará la casa económica de Sergio Massa?

Massa implicaba un ordenamiento dentro de una coalición descuajeringada. Hay que ver la dinámica de la economía hasta hace 15 días atrás: Cristina pasando las lapiceras, Alberto devolviéndolas, la detonación del mercado de bonos en junio pasado, la renuncia de Guzmán, el paso de Batakis y la dinámica cambiaria que pasó sin escalas de un dólar de 110 pesos el 8 de octubre a otro a 350 pesos, antes del  anuncio de Massa.

Uno se pregunta cuál va a ser el organigrama del Estado, con qué botonera llegaba Massa y, lo último, es para qué, si lo que estás haciendo es mantener este esquema de represión financiera y brechas de tasa, o si va a ofrecer algo distinto pensando que el horizonte es muy corto en términos de toma de decisiones hasta el final del Gobierno, pero también larguísimo para la dinámica que estaba tomando la economía.

Las respuestas a esto es que el organigrama del Estado es casi el mismo, pero la única diferencia es que antes había 22 ministerios y ahora hay 19. En términos de botonera, parece que tiene margen para tomar decisiones fiscales que hasta ahora estaban vedadas pero que hasta ahora no están instrumentadas. Desde el primer anuncio, en donde avisó que iba a subir las tarifas, pero el impacto de esas tarifas iba ser acotado, estimamos 120.000 millones de pesos, ese ahorro de gastos se lo comió con el anuncio del bono a los jubilados.

Pero fundamentalmente el ordenamiento es a discutir, en término de los ravioles, y saber qué es lo que va a hacer. Anunció un ajuste fiscal que este año tiene poco impacto fiscal y va a estar dado del lado de la aceleración inflacionaria y algún manejo del gasto, licuación, la cual es la forma en que se hacen los ajustes fiscales pero no es sostenible en el tiempo.

 Y la segunda es un ajuste monetario, muy agresivo de lo que venían haciendo desde la salida de Guzmán. Pero sin ninguna decisión respecto a la brecha. Por lo cual vos podés, eventualmente, suturar parte del problema, pero el problema principal es que el Banco Central no está comprando dólares, no lo resolvés.

El principal problema es la inflación, escalando 7,4% el último mes; la dispersión de precios detrás de esa inflación. Precios de tarifas ridículamente bajas, pero que con estos niveles de salarios, las tarifas donde las querés poner, si no corregís el adelanto que tienen otros precios, no lo podés hacer. Y la brecha que es el principal mecanismo de transferencia de ingresos que está teniendo la Argentina hoy. Que antes de Massa estaba en 150% y hoy está en 114%, pero cuando es 100% un importador paga la mitad del precio y un exportador reciben la mitad del precio, y con subsidios incluso menos.

O sea, esa transferencia de ingresos desde que arrancó el Gobierno estuvo en la zona de 30.000 millones de dólares promedio anuales. Este año va a estar arriba de 40.000 millones de dólares, es una magnitud en transferencia de un sector a otro que equivale a más de dos veces lo que el país gasta en subsidios.

Carlos Melconian aseguró que lo "máximo" que puede lograr Massa es una suerte de "Plan llegar"

Ese esquema se perpetúa y la preocupación es una devaluación como parte de un esquema de estabilización, es decir, no existen programas de estabilización que no corrijan de arranque los precios relativos y tenga una señal fiscal contundente. En el esquema en el que estás parado, lo que están buscando son dólares para poder seguir vendiendo dólares baratos. O pagarle más a la exportación, con algún mecanismo que les permita liquidar una parte sí, una parte no, o el esquema que implementó Pesce antes de que asuma Massa.

Tuvimos esquemas de desdoblamiento, como el Plan Primavera, o peor, los mecanismos de conseguir dólares financieros. O pedirle a las cerealeras que tomen créditos de prefinanciación de exportaciones y los traigan acá. La tasa que pagaría el Banco Central es 7,5% en dólares. O conseguir plata de organismos, pero cualquier mecanismo de conseguir dólares financieros para conseguir dólares baratos, te posterga la devaluación pero no te debita.

Y además el Banco Central y el Tesoro están entregando cobertura, canjeando deuda por un bono dual, donde el sector privado gana o gana. Porque el Tesoro paga la tasa de interés más alta entre las dos. Están aumentando el costo de una devaluación frente a un horizonte que es muy largo. Me preocupa la dinámica.

¿Te parece posible la existencia de un plan de congelamiento de precios y salarios?

El plan Austral, por ejemplo, ha tenido un acuerdo, pero lo han tenido en el marco de un programa que incluye un corte de financiamiento monetario, una consolidación, etc. Y se hace para frenar la inercia, donde finalmente el ancla es el dólar, pero que no vaya al 6% mensual como ahora. Tenés muchos precios, sobre todo de bienes que están adelantados. Pero en un contexto de escasez de oferta porque estás frenando el grifo de pago a los importadores y aumentaste la deuda comercial.

Por eso varios sectores están trasladando a precios la incertidumbre sobre el costo de la reposición de su mercadería. Y del otro lado tenés sindicatos que no quieren erosionar el caudal político del Gobierno pero tienen luchas internas. Y con una inflación con la que tenemos, ¿el acuerdo va a ser congelar salarios?

Es una rueda que va girando muy rápido todo esto. Los salarios pierden contra la inflación. Un Programa de estabilización es algo distinto. Hay que pensar algo con más horizonte.

Breve historia de un largo fracaso

Asumiendo que pueda ser gobierno el año próximo, ¿qué le conviene a la oposición que haga este Gobierno?

A los argentinos nos convendría que arranque un plan de estabilización cuanto antes. Hay un sendero: la brecha cambiaria escaló al 130% en octubre del 2020 y la inflación también escaló. Después a la Argentina le llovieron dólares y el Gobierno procrastinó, y en enero la brecha volvió a tocar 130%. Desde enero hasta junio la brecha escaló y llegó 150%, los picos los tenés cada vez más seguidos y por esto, la inflación te salta un escalón.

Con este escenario lo único que pueden hacer las empresas es cargar toda la incertidumbre a los precios con lo cual la escalada va seguir de largo.

Nos convendría que hubiera algún acuerdo, hasta ahora se perdió el tiempo. Hay que encontrar cooperación entre el oficialismo y la oposición y alargar el horizonte de la toma de decisiones. La política se ordena después de una crisis financiera. Esa es la dinámica de nuestro país, lamentablemente. Es muy costoso socialmente. 

AO PAR