viernes 14 de agosto de 2020 | Suscribite
OPINIóN / Política
lunes 13 julio, 2020

Relaciones entre Congresos y Ejecutivos en Argentina y la región durante la pandemia

El 90% de las decisiones económicas y sanitarias se aprobaron por la vía ejecutiva y solo el 10% por la legislativa.

El Senado volvió a sesionar de forma virtual y la oposición se desconectó. Foto: Prensa Senado
lunes 13 julio, 2020

Cuando en marzo de 2020 se declaró la pandemia, los presidentes latinoamericanos lideraron las primeras respuestas al tomar las decisiones de cerrar fronteras y decretar las emergencias sanitarias, por ejemplo. Sin embargo, los poderes legislativos, a excepción de pocos países de la región como Brasil y Ecuador, tardaron en reaccionar y se sumieron en procesos engorrosos para consensuar sus protocolos de funcionamiento en contextos de aislamiento social.

Hoy, a más de cien días de declarada la pandemia, según un informe realizado por Directorio Legislativo que analiza el trabajo parlamentario de 34 países de la región entre el 15 de abril y el 31 de mayo pasado, casi todos los congresos de la región se adecuaron a este contexto y funcionan de manera mixta (con un grupo de legisladores asistiendo físicamente a los recintos y una mayoría que se conecta de modo remoto).

¿Y sobre qué debatieron los congresos latinoamericanos entre abril y mayo? Según datos publicados en el informe anteriormente mencionado, el 90% de las decisiones económicas y sanitarias que tomaron los países de la región se aprobaron por la vía ejecutiva y solo el 10% por la legislativa. La diferencia es aún mayor si se analizan por ejemplo, las medidas de restricción a la movilidad, donde los poderes legislativos fueron responsables de apenas un 4% del total.

Presupuesto y moratoria, las próximas polémicas del Congreso en cuarentena

Los datos muestran de manera muy clara que el presidencialismo latinoamericano se ha visto fortalecido aún más en tiempos de pandemia. Esto también tiene un correlato en la composición de los consejos de asesoramiento conformados por los gobiernos para tomar decisiones vinculadas a la atención de la crisis sanitaria, con predominio de funcionarios ejecutivos y escasa o nula participación de legisladores nacionales o representantes de sectores no gubernamentales.

Pero también debemos analizar el rol de control a los demás poderes, como el Ejecutivo y el Judicial. El Poder Ejecutivo de Chile, por ejemplo, debe rendir cuentas ante la Cámara de Diputados sobre el uso del Fondo de Garantía para Pequeños y Medianos Empresarios y la implementación del Ingreso Familiar de Emergencia.

En Brasil, el régimen extraordinario fiscal, financiero y de contrataciones que por ley rige durante el estado de emergencia aumenta las facultades "discrecionales" del Poder Ejecutivo, pero a la vez crea una cláusula de control legislativo donde puede ser suspendido por el Congreso en caso de irregularidad o incumplimiento de los límites impuestos.

Cambiemos apoya el proyecto para que no prescriban las indemnizaciones por lesa humanidad

Además, el Congreso de Perú estableció por ley medidas para el control simultáneo por parte de la Contraloría General de la República encargada de supervisar a las entidades receptoras de recursos públicos.

Si miramos el caso del Congreso argentino vemos que demoró casi 2 meses en acordar un protocolo de funcionamiento y que aún hoy en el Senado su aplicación es problemática. Además de este contexto, la disminución de la actividad legislativa está relacionada a la dificultad de lograr consensos y en consecuencia esto abre más espacio para que las decisiones las tome el Ejecutivo.

Mientras que el Ejecutivo firmó 47 DNUs, el Congreso sancionó 6 leyes y dio media sanción a otras 8, tratando temas como la reforma a la ley de economía del conocimiento, la de educación a distancia y ley de alquileres, por citar algunos ejemplos que no son exclusivamente sobre salud. Lo que es más grave, como sabemos, es que Argentina no aprobó el presupuesto de la Administración Pública para el corriente año aún, no han habido intenciones de tratarlo.

El Gobierno ultima detalles de la moratoria impositiva integral que mandará al Congreso

Por otra parte, Argentina y El Salvador, según otro informe de DL sobre el control político ejercido por 7 Congresos de la región, son los únicos países que no crearon comisiones legislativas especiales para el monitoreo y seguimiento de las decisiones presupuestarias llevadas adelante por los Ejecutivos en relación a la emergencia. Estas comisiones analizan, evalúan, investigan y realizan reuniones informativas. Aunque no son instancias vinculantes o de consulta obligatoria pueden ser espacios interesantes para sumar perspectivas diferentes al liderazgo del Poder Ejecutivo.

Finalmente, todos los esfuerzos que se realicen hoy para consolidar el rol de los poderes legislativos como organismos independientes a la hora de evaluar y controlar el rol de los ejecutivos, no sólo pueden tener efectos positivos en lo inmediato, sino también pueden generar prácticas que queden como antecedentes para el futuro. Este contexto de emergencia es una oportunidad, para pensar cómo materializar experiencias creativas para el control por parte de los legislativos sobre los ejecutivos, y así, incentivar esas prácticas para nuevas situaciones de contingencia que puedan surgir.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5087

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.