Despejado
Temperatura:
13º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 21 de septiembre de 2019 | Suscribite
OPINIóN / Seguridad
viernes 26 abril, 2019

Reconocimiento facial de imágenes en la lucha contra la delincuencia

Cómo funcionan, su efectividad y el aporte que puede hacer su uso.

por Marcelo Torok

Sistema de reconocimiento Facial Foto: Gobierno de la Ciudad

Vivimos brindando gratuitamente información, que otros recopilan y procesan con diversos fines. Nuestras Redes Sociales y almacenamientos gratuitos tales como Google o Apple recopilan, depuran y correlacionan datos para perfeccionar sus bases de conocimientos.  Incluso los lectores que emplean Facebook habrán notado que hace poco, la Red Social les invitó a subir una foto de hace 10 años.  No fue un juego, quisieron ajustar su software para poder proyectar imágenes otros tantos años para adelante.

Cuando aparecieron las primeras cámaras de video en la Ciudad de Buenos Aires se suscitó el debate Seguridad Pública versus Pérdida de la Privacidad.  Un sistema de video vigilancia es efectivamente intimidatorio para quien pretende delinquir, también puede invadir la privacidad de las personas.

El reconocimiento facial de imágenes, se nutre de una base de conocimiento fotográfico, para el caso puntual del Servicio implementado por la Ciudad de Buenos Aires, por el Banco de Imágenes del Conarc (Consulta Nacional de Rebeldías y Capturas)Los sistemas empleados requieren de una asimilación de datos ergonométricos de las personas a buscar y esto se hace mediante la conversión de los rasgos visibles (por ejemplo distancia entre pupilas o distancia entre la comisura de los labios y las orejas, para decir dos posibles mediciones) y muchas veces los datos recopilados son pobres como para tanta perfección.

En qué países se usa el reconocimiento facial y el intento fallido de Cristina Kirchner

Obviamente tener tanta información recopilada requiere de buen hardware, de un software que además de ser ágil comprenda clara y rápidamente lo que se pretende buscar, (en este caso se denomina Danaide, su origen es ruso y se puede hacer funcionar simultáneamente en 300 de las 7000 cámaras distribuidas en la Ciudad de Buenos Aires en forma aleatoria o dirigida. Estas cámaras son “sus ojos” y los operadores atentos sus grandes gestores, porque de su celeridad en identificar un sospechoso e informar a las Fuerzas Policiales que se encuentran en la zona, depende el éxito de toda esta intervención.

Cómo funciona el polémico sistema de reconocimiento facial para prófugos

Por supuesto que no todo es perfecto, la calidad de las cámaras, la limpieza de sus domos protectores (esas esferas que muchas veces las protegen), la iluminación tanto ambiental como si la vista es a favor o en contra del sol o la fuente de iluminación dominante, la distancia al sujeto y la vibración del mástil, entre otros factores, todo conspira para una buena captura de imagen, por supuesto que el ancho de banda de datos disponible, para el envío de las imágenes también influye.  No es cierto que estos sistemas superen el impedimento de identificación que puede surgir del empleo de gorros, lentes, pelucas, etc.  Lo que al ser humano, observador atento, le confunde a la hora de identificar a otra persona, le pasa también al control de cámaras, esto no es la obtención digital del ADN de nadie.

También se producen permanentes falsos positivos, todos tenemos un sosías y personas con quienes nos confunden por la calle.  El secreto está en lograr que el sistema sea efectivo en la detección de los rostros buscados y en que los operadores y funcionarios policiales actuantes sean hábiles en capturar a los prófugos procurando evitar perturbar a ciudadanos honorables que no tienen nada que ver con una acción investigativa.

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4759

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.