martes 02 de junio de 2020 | Suscribite
OPINIóN / Empresas
jueves 26 diciembre, 2019

¿Cómo se piensa a los líderes del futuro?

Cómo serán los profesionales que ocupen los altos mandos. Qué tendrán que hacer las empresas para adaptarse a ellos.

Miguel Terlizzi*

Trabajo Foto: Sebastian Šoška / Pixabay
jueves 26 diciembre, 2019

El avance tecnológico y el surgimiento de nuevas generaciones impactan de manera directa en las estructuras de las organizaciones. Cómo serán los profesionales que ocupen los altos mandos. Qué tendrán que hacer las empresas para adaptarse a ellos.

El cada vez más acelerado avance de la tecnología y de tecnologías como machine learning han generado la necesidad y creación de nuevos puestos de trabajo en el mercado y también de nuevos liderazgos. La tecnología no llegó para eliminar posiciones de trabajo, sino para reconvertirlos y generar nuevos. En este proceso, el liderazgo va cobrando otras formas.

El perfil del futuro: híbrido

Las empresas deben apuntar a mejorar el pensamiento estratégico entendiendo como la tecnología transforma a los clientes y consumidores generando nuevos negocios y oportunidades en todo momento. La transformación digital no sólo modifica actuales paradigmas, sino que cambia el mundo tal cual lo conocemos y estos, sin duda, se ve reflejado en la creación de nuevos puestos de trabajo y nuevas estructuras de trabajo.

Teniendo en cuentas que no solo los puestos han cambiado, sino también las demandas de las organizaciones, será clave contar con colaboradores/ profesionales flexibles y que se adapten a los cambios velozmente, como una competencia core y excluyente. Para aquellas organizaciones que están orientadas y en búsqueda de RESE (Resultados Extraordinarios, Sustentables y Equilibrados) se vuelve imprescindible garantizar que el sistema en su conjunto y en especial los líderes de las organizaciones, posean las competencias necesarias para que los resultados sean sustentables en el tiempo y equilibrados en las distintas partes intervinientes.

Las competencias socioemocionales ganarán cada vez más terreno. Dentro de éstas se pueden mencionar: dominio personal o inteligencia emocional, o dominio emocional, tolerancia a la frustración, a trabajar en entornos de alta presión o estrés, auto-conciencia, responsabilidad incondicional, socialización, adaptación a los cambios.

Generación de empleo con las nuevas tecnologías y la inteligencia nacional

El dominio emocional apunta a descubrir y desarrollar el necesario estado de dominio y equilibrio emocional requerido para entender el mundo actual y adaptarnos velozmente a los cambios, sin que ello afecte nuestra capacidad de responder, obtener resultados y preservar nuestra salud psicofísica, de allí la importancia primordial que cobra en puestos de dirección, liderazgo, aunque también es cada vez más requerida en el resto de las posiciones. Podemos definirlo entonces como: capacidad para reconocer y dominar sentimientos, emociones y percepciones propias y ajenas, y la habilidad para manejarlas incrementando y mejorando la calidad de relaciones interpersonales.

Las mujeres aún son minoría en carreras de ciencia y tecnología

Como resultado, las organizaciones que se focalizan en alinear las emociones en función de sus objetivoslogran colaboradores con:

  • Mayor capacidad de adaptarse velozmente y de manera proactiva a los cambios.
  • Mejor tolerancia a la frustración o que cuando los resultados obtenidos no son los esperados puedan hacer foco en las oportunidades de mejora, cómo corregir aquellas acciones que hicieron que el resultado no fuera el esperado.
  • Capacidad para reconocer, manejar y dominar sentimientos, no sólo los personales sino también los del resto de los colaboradores. Por lo cual, podemos decir que es una competencia fundamental que deben poseer todos aquellos colaboradores con personal a cargo para el correcto logro de resultados por parte de su equipo y por eso si bien como decíamos es una competencia cada vez más requerida, en los puestos de dirección y con gente a cargo se vuelve indispensable.
  • Mejor calidad de las relaciones interpersonales.
  • A su vez, podemos decir que mejora en el Clima laboral, lo que impacta en los resultados y en la motivación de los colaboradores.

¿Pedir un aumento en tiempos de crisis es una locura?

Además de las competencias tradicionales, los líderes, posiciones claves y las organizaciones que aspiran a lograr RESE deben incluir en sus propios modelos competencias tales como: capacidad para pensar sistémica y estratégicamente; capacidad para pensar en resultados extraordinarios; capacidad para construir sistemas generativos saludables; precisión y simplicidad; y capacidad para responsabilizarse incondicionalmente, entre otras.

 

* Licenciado en Higiene y Seguridad en el Trabajo, Universidad de Morón. Master en Recursos Humanos y Master en Sistemas, Universidad del Salvador. autor del libro El Método RESE- Resultados Extraordinarios,
Sustentables y Equilibrados. Presidente de HuCap.

 


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5014

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.