jueves 04 de junio de 2020 | Suscribite
POLICIA / Pandemia
miércoles 6 mayo, 2020

El primer preso que contrajo coronavirus está curado y ya regresó a la cárcel

Fue trasladado a la Unidad Penitenciaria N° 22 de Olmos, donde semanas atrás una guardiacárcel dio positivo de covid-19.

Julián Arakaki, el tintorero condenado por el crimen de su hija de 8 años regresó a la cárcel después de contagiarse de Covid-19 Foto: Cedoc Perfil

Julián Arakaki (49), fue el primer preso que contrajo coronavirus en el país. Recibió el alta en las últimas horas y fue trasladado nuevamente a una unidad penitenciaria para continuar con su condena a prisión perpetua.

El tintorero, que en 2012 asesinó a su hija de ocho años, estaba internado en el Hospital Interzonal "Presidente Perón" de Avellaneda, adonde había llegado procedente de la Unidad Nº 42 de Florencio Varela.     

"Le hicieron un doble testeo y ambos dieron negativo", precisó un vocero del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) consultado por PERFIL. Por esa razón, Arakaki fue enviado bajo custodia a la Unidad N° 22 de Lisandro Olmos, en el partido de La Plata, el Complejo Penitenciario que más detenidos aloja en el país.

Lo curioso es que en esa unidad -que es hospitalaria- dio positivo una agente del SPB de 39 años que prestaba servicio en el área de seguridad, en el puesto de consejería. La mujer todavía permanece internada.

Coronavirus: qué hicieron otros países con los presos

Arakaki, que padece una enfermedad renal crónica y necesita tres diálisis semanales, dio positivo el domingo 19 de abril pasado. La noticia derivó en un motín en la Unidad 23 -donde había estado antes de ser trasladado a la 42-. Los presos se rebelaron en reclamo de mayores medidas de higiene y prevención. La protesta terminó con un muerto, varios heridos y tres guardiacárceles detenidos.  El recluso purga una condena a perpetua por haber matado a su hija Milagros, el 19 de agosto de 2012 en la localidad bonaerense de Martínez.

Según el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 4 de San Isidro, Arakaki asfixió a su hija y luego se subió a un remís y le entregó el cadáver a su ex mujer y madre de la víctima, de quien estaba separado. Tiempo antes se lo había advertido: "Un día a Milagros te la voy a matar", le dijo a su ex pareja, según se desprende del veredicto.

La jueza de ejecución penal, Victoria Elías García Maañon, a cargo del control de su pena, desestimó la posibilidad de otorgarle un beneficio y anunció que el filicida volverá al alojamiento que recomiende Sanidad Penitenciaria.

CP


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5016

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.