POLICIA

Más complicada por el secuestro en Coronel Suárez, Estefanía Heit rompió en llanto

La Fiscalía ahora también la acuso junto a Olivera, su pareja, de tentativa de homicidio y a último momento se negaron a declarar. El quiebre.

Heit está detenida junto a su marido, acusada junto a su marido de haber mantenido en su casa secuestrada a una mujer durante tres meses y en condiciones inhumanas.
| Cedoc

La periodista Estefanía Heit y su pareja, el falso pastor Jesús Olivera, decidieron hoy guardar silencio en la indagatoria tras enterarse de que la Fiscalía agravó la acusación en su contra, achacándoles también tentativa de homicidio, luego de la declaración brindada por la víctima, secuestrada durante tres meses en condiciones inhumanas.

Ahora se los acusa de privación ilegal de la libertad, abusos sexuales, estafa e intento de homicidio en perjuicio de Sonia Molina, de 33 años.

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

"Fue la primera vez que vi a Estefanía consternada. Ella se quebró y se puso a llorar. Es como que no se daba cuenta de la situación", admitió el abogado Leonardo Talamoni, uno de los defensores de la pareja.

Precisamente, la fiscal de Delitos Sexuales de Bahía Blanca, María Marta Corrado, advirtió que la pareja podría enfrentar "hasta 50 años de cárcel" por la "sumatoria de delitos" y tras dar detalles de los dichos de Molina admitió: "Nos asombra tanta perversión".

Esta mañana, poco antes de las 10, Heit y Olivera llegaron a la Fiscalía desde sus respectivos lugares de detención porque querían prestar declaración indagatoria para dar su versión de los hechos que se descubrieron el 12 de noviembre, cuando la víctima alcanzó a escapar de la casa donde estaba.

Antes de comenzar el trámite, la fiscal Corrado le informó a la pareja que se le habían agregado nuevos delitos y la reacción de los acusados fue de preocupación y sorpresa, como si no hubieran escuchado previamente las advertencias de los defensores.

Incluso, trascendió que Olivera solo quería exponer sobre lo que él quería aclarar, pero los abogados tuvieron que explicarle que, en este trámite, iba a ser consultado sobre todos los hechos y pruebas y no sobre lo que él quería.

A Olivera (28) y a Heit (29) se los acusaba hasta ahora de la privación ilegítima de la libertad de Molina, mientras que al supuesto pastor se le achacaba el delito de abuso sexual agravado con acceso carnal.

Pero la fiscal Corrado les informó hoy que la periodista también había quedado acusada como partícipe primaria de las violaciones relatadas por la víctima, al tiempo que les agregó otros dos delitos: homicidio en grado de tentativa y estafas reiteradas.

Los delitos se agravaron precisamente como consecuencia directa del relato que hizo durante ocho horas Molina en los tribunales de Bahía Blanca, luego de haber sido dada de alta en el hospital de Coronel Suárez y ser trasladada ante la fiscal para contar desde las 17.30 de ayer hasta la 1.30 de hoy los detalles de su tormento.

"Le daban de comer alimento balanceado para perros. No le daban agua, sólo agua sucia, e incluso le hicieron tomar su propia orina", informó Corrado.

La fiscal, que anoche tomó declaración testimonial a la mujer, manifestó que "este grado de brutalidad y salvajismo es bastante inusitado" y sostuvo: "Nos asombra tanta perversión".

También sostuvo que el testimonio de Molina ha sido "verosímil y absolutamente detallado", por lo cual lo que hizo fue "ratificar absolutamente lo denunciado aportando más detalles e inclusive pudiendo nosotros extender la imputación por otros hechos a (la periodista) Heit".

Fuente: DyN