lunes 26 de julio de 2021
POLITICA TENSIÓN EN SANTA FE
30-04-2021 12:09

Central-Newell’s en pandemia: el pedido de Perotti a Alberto y el “no” de la TV

El gobernador santafesino pidió que el clásico del domingo se transmitiera por la TV Pública para evitar juntadas masivas en casas, pero Turner no quiso cederlo. La mediación de Guillermo Seita que no funcionó. El tironeo por el horario. ¿Se jugará en otra provincia?

Hace algunos años, el diario El País de España definió al clásico de Rosario como “el más enfermo del mundo”. El título-adjetivo generó críticas y polémica, pero lo que está ocurriendo en estos días casi que lo homologa: aunque se jugará sin hinchas y en un contexto de crisis sanitaria por la pandemia de Covid-19, los términos y condiciones del partido originaron una tensión que llevó a que el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, le hiciera un pedido formal al presidente Alberto Fernández. El duelo de Rosario Central y Newell’s, desmesurado como siempre, se convirtió en un tema de Estado.

El zigzagueo de idas y vueltas que se produjo en estos días recuerda a lo que sucedió en 2018, cuando los dos equipos se cruzaron en los cuartos de final de la Copa Argentina y la discusión por la sede y la presencia de hinchas derivó en que se jugará a 300 kilómetros de distancia, en la cancha de Arsenal, y sin público.

El tironeo por la transmisión, el horario y la sede hizo recordar a cómo definió El País, de España, al clásico rosarino: "El más enfermo del mundo"

Esta vez, la gobernación de Santa Fe puso dos condiciones: que el clásico sea uno de los partidos televisados por la TV Pública, así atenuaban el riesgo de que la gente que no tiene el pack fútbol se junte en casas y bares; y que el horario del duelo sea a las 20 o 21, así garantizaban que terminara en el horario de restricción de circulación que rige en Santa Fe (que es a partir de las 21) e impedían los festejos colectivos en diferentes puntos de la ciudad. Este jueves hubo un banderazo de hinchas de Newell's que terminó en una detención masiva.

Las dos condiciones, al menos por ahora, no se van a cumplir.

 

El intento desde la Casa Rosada y el “no” de Turner

Con 802 nuevos contagios este jueves –el número más alto en seis meses– y  con más del 90% de las camas UTI ocupadas, la situación sanitaria en Rosario es tan grave como la del AMBA. Basado en esos números que crecen exponencialmente fue que el miércoles, en la cumbre virtual con gobernadores que mantuvo el Presidente, Perotti le pidió que el clásico sea uno de los dos partidos que la TV Pública transmite todos los fines de semana.

Luego de una gestión que llevó meses, a partir de este verano el canal estatal empezó a televisar dos partidos por fecha cedidos por Disney, una de las dos empresas que posee los derechos televisivos del fútbol argentino. La otra compañía, Turner (TNT Sports), nunca aceptó otorgar los otros dos encuentros solicitados por el Gobierno.

Con el clásico rosarino encima y el temor de que este partido dispare aún más los casos en la principal ciudad de la provincia, Perotti encontró en ese pedido una posible solución. Al menos, un atenuante.

Central Newell's

Pero la negativa de TNT Sports también para este caso puntual trabó el deseo de Perotti, quien llegó a ofrecer el canal provincial 5RTV para transmitirlo gratuitamente solo en la provincia. “Si se libera el clásico evitaríamos muchas cosas. Pero los negocios de la televisión nos exceden”, lanzó el ministro de Seguridad de Santa Fe, Jorge Lagna. “¿Qué tenemos que ver nosotros con la crisis sanitaria o las medidas de restricción? Solo tenemos los derechos televisivos del fútbol”, le dicen a PERFIL desde Turner.

Una curiosidad: Perotti tiene llegada a Turner a través de Guillermo Seita, el consultor y operador político dueño de Management and Fit. Seita, quien en 2019 diseñó la campaña con la que Perotti se convirtió en gobernador y trabaja actualmente para la gobernación, también influyó para que Turner desembarcara en Argentina con CNN Radio.

En el Gobierno apostaban a que Guillermo Seita, consultor de Perotti y de Turner, iba a convencer a la compañía, pero no hubo caso  

Esta semana, en un sector del Gobierno apostaban a que Seita podía destrabar la situación. Pero tampoco pudo. La relación entre la Rosada y Turner, cada vez más tensa, ahora invita a la resignación: si Seita no pudo con un pedido puntual por única vez, ¿quién podrá destrabar el pedido general?

Detrás de la negativa de Turner puede esconderse algo mucho más grande que empecinarse en no entregar dos partidos de la Copa de la Liga. El clásico rosarino sólo evidenció esta falta de entendimiento, o esta intención de no ceder.

 

Tensión por el horario y el lugar del clásico Central-Newell’s

Al pedido televisivo se le sumó la insistencia de la gobernación en cambiar la hora del partido. Esa postura tuvo una respuesta de la Liga Profesional en forma de comunicado, el jueves por la noche: “Ponemos en su conocimiento que resulta materialmente imposible programar el partido en un horario posterior a las 18.40hs o incluso modificar su fecha de disputa”, publicó el organismo que preside Marcelo Tinelli. Como Newell’s jugó el jueves por la noche por la Sudamericana, volverá a jugar el martes y entre partido y partido tiene que haber al menos 48 horas de descanso, el domingo es la única opción.

Esto llevó a que el partido se mudará a otra ciudad. Primero surgió la posibilidad de que se jugara en San Nicolás, y más tarde en la cancha de Arsenal, la misma cancha en la que Central eliminó a Newell’s en 2018. Lo reconoció la dirigencia de Central y la propia Liga Profesional en su comunicado: “De no resultar aprobado el horario de las 18.40 por las autoridades correspondientes de la Provincia de Santa Fe, esta Liga se verá obligada a trasladar la sede del partido a otra jurisdicción, mantenido el horario fijado”.

A dos días del partido, todavía no se sabe dónde se jugará. Algo que, de alguna manera, certifica aquel título de El País.