lunes 02 de agosto de 2021
POLITICA SENADO
11-03-2021 17:47

Pese al rechazo opositor, el oficialismo logró aprobar el pliego del ex abogado de Cristina y Parrilli

El Senado aprobó por 60 votos a favor y 5 abstenciones los pliegos de 22 candidatos a ocupar cargos en el Poder Judicial, entre ellos el de Roberto Boico, ex defensor de la vicepresidenta y Oscar Parrilli en la causa por el Memorándum con Irán.

11-03-2021 17:47

En una sesión corta pero explosiva, el oficialismo logró en el Senado la aprobación de 22 pliegos de candidatos a ocupar cargos en el Poder Judicial, entre ellos el de Roberto Boico, ex abogado de la vicepresidenta Cristina Kirchner y del senador Oscar Parrilli en la causa por el Memorándum con Irán

En esta ocasión, la vicepresidenta no encabezó la sesión especial, la primera del período ordinario, por lo que fue Claudia Ledesma de Zamora quien comandó el encuentro que se extendió por poco más de tres horas. Si bien no se informó los motivos de la ausencia de Cristina Kirchner, se difundió una actividad que mantuvo al mediodía con la embajadora de Francia en Argentina Claudia Scherer-Effosse.

La votación del paquete en general se aprobó por 60 votos contra cinco abstenciones, aunque hubo rechazo puntual de senadores de la oposición que se expresaron por la negativa en el caso del expediente 745/20, precisamente el del abogado Boico, que pasará ocupar un lugar en la Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones, con oficinas en Comodoro Py.

Las cinco abstenciones fueron de los senadores Martín Lousteau, Esteban Bullrich, Gladys González, Pamela Verasay y Guadalupe Tagliaferri, que se desmarcaron del voto a favor en general que formuló el resto de los integrantes del interbloque opositor. 

Según comentaron a PERFIL desde el entorno de los senadores díscolos, el tema fue planteado en la reunión de bloque se concretó por la mañana para intentar llegar a un voto unificado pero no hubo consenso. "Después de las barbaridades que dijeron no se podían votar los pliegos y tampoco el voto puede ser negativo porque en el paquete puede haber buenos jueces", comentó uno de los senadores, para justificar su abstención.

La jugada de Juntos por el Cambio tiene lugar después del endurecimiento de la postura del Gobierno nacional hacia el ámbito judicial y la salida de la ministra Marcela Losardo, que aún no tiene reemplazante. 

Laura Rodríguez Machado, senadora del PRO que solo votó en contra el pliego de Boico, indicó durante la sesión: "Es cierto que la Comisión de Acuerdos pasó todos los procesos pero este Senado analiza, también, la cuestión de imparcialidad de los jueces, no solamente los antecedentes académicos o jurídicos. La Orden del día 745 no va a ser votada por esta senadora". 

Desde la otra vereda se expresó la senadora por Mendoza Anabel Fernández Sagasti, una de las espadas de la vicepresidenta en la Cámara alta y señaló que "es importante el rol que tienen las audiencias públicas en cuanto a la legitimidad que necesitamos de los magistrados y las magistradas que van a administrar justicia. La Comisión de Acuerdos decidió emitir dictamen favorable para los 22 aspirantes".

Pero la argumentación más fuerte vino de parte de su ex defendido Oscar Parrilli quien marcó que "los aspirantes han cumplido todos los pasos institucionales que establece la ley, es importante que digamos esto porque durante la gestión anterior se han nombrado jueces a dedo". 

Según Parrilli, durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri "manipularon y condicionaron a los jueces" y les enrostró que "acá se habla de jueces amigos, pero les quiero recordar a los miembros de la oposición que la familia Mahiques, uno era representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, otro era fiscal que acusó a la ex presidenta Cristina Kirchner y otro era juez, todos entraron pro la ventana".

"¿Ninguno de esos eran jueces amigos de la anterior gestión?", se preguntó con ironía Parrilli. 

Otro de los oradores de la jornada fue el radical fueguino Pablo Blanco que aseguró en su intervención que no estaba dispuesto a "acompañar pliegos de algunos que abiertamente adhieran a una ideología política, sea mía o contraria a la mía, para que ingrese al Poder Judicial, que para mi debe ser independiente, en este sentido”. 

Además de los pliegos de los jueces, fue aprobado por 61 votos a favor y solo uno en contra el protocolo de funcionamiento remoto de la Cámara alta por 60 días más, que contempla la posibilidad del trabajo a distancia de la mayoría de los legisladores y la presencialidad de una decena de senadores, entre ellos las autoridades del cuerpo. 

La votación en el Senado.

El perfil del polémico candidato

Roberto Boico, profesor universitario e integrante del espacio afín al kirchnerismo Justicia Legítima, fue el abogado de la vicepresidenta Cristina Kirchner y del actual senador Oscar Parrilli en la causa por el Memorándum de Entendimiento con Irán.

En julio de 2015, cuando la entonces presidenta transcurría sus últimos meses en la Casa Rosada, Boico fue designado conjuez en la Cámara Federal de Casación Penal, con oficina en Comodoro Py, hasta febrero de 2016 cuando debió dejar su lugar.

En su currículum personal Boico se presenta como titular de su estudio jurídico desde hace más de 24 años, especializado en derecho penal y constitucional. En redes sociales, Boico fue un activo tuitero durante la gestión de Cristina Kirchner, y se ocupó de defender al ex vicepresidente Amado Boudou, de mostrar su rechazo al denominado "partido judicial" que tanto cuestionó la ex mandataria y también repartió críticas a la Corte Suprema. 

Boico participó en varios de los concursos que se fueron abriendo en los últimos años y en todos obtuvo buena performance. De hecho tanto en el oficialismo como en sectores de la oposición se reconoció su buen nivel académico y preparación general, con lo que mañana habrá acuerdo para que su nombre avance.

En la audiencia pública que se realizó el 25 de febrero en el Senado y que evaluó a 11 de los candidatos en cuestión, Boico remarcó que "hay que poner muy alto el concepto de independencia e imparcialidad que tiene que tener el magistrado” y “transparentar un fuero que tiene las causas más visibilizadas ante la opinión pública”.

Al mismo tiempo, explicó que la Cámara Federal "es un tribunal que tiene la decisión respecto de todas las cuestiones de apelaciones de los juzgados de primera instancia, que son 12” y se refirió a la postergada reforma judicial al señalar que "si llegase a ser sancionada por la Cámara de Diputados, ese ámbito se ampliaría a cuatro salas y 46 juzgados de primera instancia". 

En esta Nota