Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 07 de diciembre de 2019 | Suscribite
POLITICA / PUJA DE PODER
domingo 7 octubre, 2018

"Es la línea Angelici o yo: elige o cae", ultimátum de Carrió a Macri

La aliada de Cambiemos explotó por el desplazamiento de hombres de su confianza en la AFIP. Un informe contra Calcaterra, la clave.

Emilia Delfino y Gabriel Ziblat

Máxima tension. Ayer, la diputada le envió mensajes a Macri y volvió a ensanchar la brecha. Foto: Cedoc Perfil
domingo 7 octubre, 2018

El matrimonio político de Elisa Carrió y Mauricio Macri vive sus momentos de mayor tensión desde aquel enero de 2015 en el que decidieron concretar una alianza política. La reciente revelación de que la AFIP despidió a tres funcionarios por los que la diputada había pedido especial protección se transformó en un motivo más de pelea para la pareja oficialista, y que agrega estrés a una relación que empieza a mostrar signos de desconfianza.

“Sacar a tres héroes de la AFIP por mi apoyo equivale a aliarse con Echegaray y su gente”, tuiteó ayer Carrió. “El Presidente va a tener que elegir entre la línea Angelici o Carrió: elige o cae”, sentenció minutos más tarde en la presentación de un libro en la ciudad de Corrientes.

“Si es Angelici son los barrabravas, arreglos con los jueces, Moyano. No vamos a estar ahí, somos millones los argentinos que hemos padecido”, agregó. “Tampoco me voy a ir, no voy a ser funcional a los que me quieren echar”, advirtió.

“El Presidente solo tiene que dar una respuesta. El partido está jugado así”. No es la primera vez que la diputada le pide a Macri públicamente que decida entre ella y su aliado xeneize.

Unas horas antes, cerca de ella aseguraban que estaba “serena” luego de que PERFIL revelará, en su edición de ayer, los despidos de funcionarios que consideraba aliados propios en la AFIP y que justo la semana pasada habían presentado a la Justicia las pruebas de supuestas coimas pagadas por Iecsa, la empresa que era del primo presidencial, en el marco de la obra del soterramiento del Sarmiento. Esa supuesta serenidad le duró hasta pasada la siesta correntina.

La propia Carrió venía sugiriendo por lo bajo que esas dos decisiones (los despidos y los informes contra Iecsa) están conectadas. Otros, en tanto, entendían los despidos como una devolución de gentilezas a Lilita por sus dardos envenenados contra el ministro de Justicia, Germán Garavano, y el propio Macri. Es que el lunes último, Carrió se reunió con el titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, y le manifestó su respaldo a los funcionarios que terminaron removidos. “Yo te respeto pero estas mal rodeado”, le dijo la diputada. Cuccioli le había prometido que seguirían por lo menos hasta el año próximo, pero el cambio se precipitó y se anunció este mismo viernes, justo después de que el titular del organismo almorzara con Macri.

“No acepten ascensos. No fui ministro de Justicia ni Jefe de Gabinete. Me quieren sacar. Mi lugar es el de representante del pueblo de la Nación. No represento a Cambiemos ni al Presidente. Lo quiero y lo respaldo, hasta ahora”, arriesgó Carrió.

El desplazamiento de Horacio Castagnola, titular de la Dirección General Impositiva (DGI), fue una ola fría. Tras enterarse, el viernes, Carrió le pidió a su aliado en el organismo que resista en el cargo. El funcionario, que manejaba el área más sensible de la AFIP y supo tejer excelentes vínculos no sólo con la diputada sino con Ernesto Sanz, gobernadores del PJ y jueces de la Corte Suprema, no prometió nada. Ayer, en su entorno negaban que fuera a aceptar la proeza de Lilita. Pasará a retiro.

Angelo Calcaterra, primo de Macri, sostiene que “jamás se pidió que alguien sea desplazado de su cargo”, en referencia a la salida de Castagnola. También aseguró que no habla con Macri desde hace dos meses, cuando se presentó en los Tribunales y admitió haber ordenado el pago de coimas al ex funcionario Roberto Baratta, mano derecha del ex ministro Julio De Vido.

El informe de los técnicos de la DGI fue presentado ante el juzgado de Marcelo Martínez De Giorgi, quien investiga el soterramiento del Sarmiento. Tres días después, agregaron una copia del mismo escrito en la causa de los cuadernos, en el juzgado de Claudio Bonadio. Detectaron presuntas coimas por casi US$ 5 millones.

Calcaterra es investigado en el primer expediente y quedó procesado por asociación ilícita y cohecho en la segunda causa por corrupción en la obra pública. “Algunos están desesperados por esconder -dijo ayer Carrió desde Corrientes-. No se salvan intendentes, gobernadores. Muchos serán víctimas y tendremos que elegir entre las víctimas grandes que hacían sus negocios y la sociedad que cayó bajo la extorsión”, agregó.

Echan de la AFIP a funcionarios clave y Carrió apunta a informes contra Iecsa 

 

La crisis. “Estamos viviendo un momento de un poco de desconfianza que estamos tratando de recuperar”, aseguran en el entorno de Carrió. Cerca del Presidente también reconocen el malestar. Pero desde ambos lados intentan asegurar que no habrá divorcio. En principio, Carrió y Macri se volverían a ver el jueves, en un acto en el Centro Cultural Néstor Kirchner por anuncios para las pymes. “El acuerdo pyme se va a hacer. Ahora más. Va a estar el Presidente, ahora, no sé si voy a estar yo”, renegó entre sonrisas.

El quiebre quedó expuesto cuando Lilita reaccionó con virulencia ante las declaraciones de Garavano respecto a las prisiones preventivas y la situación de Cristina Kirchner. Al día siguiente, Macri y Carrió mantuvieron una dura conversación telefónica, en la que el mandatario le planteó su malestar por lo que considera que fue una desmedida respuesta de la diputada. Pero Carrió no reculó y en redes sociales escribió un texto apuntándole directo al “señor Presidente”, algo que hasta ahora no estaba dentro de sus estrategias. Cada embestida que Lilita hacía contra el oficialismo se cuidaba de aislar a Macri y evitar confrontar con él. Al día siguiente, casualidad o no, se conocieron los cambios en AFIP.

¿La frase de Garavano justifica la crisis? No. Carrió y su equipo terminaron de estallar con las declaraciones del ministro, pero porque vienen recibiendo señales que les generan desconfianza respecto a la relación del Gobierno con la Justicia. “Sin más detalles”, se limita a responder una fuente. Los lilitos saben que cada palabra de más puede generar más daños en la relación. Otra fuente confesó que ven a Macri temeroso por “la situación económica y por sus amigos y familiares involucrados en los cuadernos”.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4836

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.