jueves 17 de junio de 2021
POLITICA pandemia
05-06-2021 00:10

"Vacunas para todos": Alberto Fernández cree que la salida está cerca

El Presidente se muestra aliviado. Cifra récord y la fabricación de la Sputnik V en Argentina hicieron recobrar el optimismo en Olivos. Apunta a la oposición en la polémica con el laboratorio Pfizer.

05-06-2021 00:10

El almuerzo que compartió el presidente Alberto Fernández después de la videoconferencia con su par ruso, Vladimir Putin, fue una muestra del ánimo que domina por estas horas en el gobierno nacional. Seis meses después del primer anuncio de la llegada de vacunas a la Argentina y aunque la segunda ola del coronavirus continúa dejando números altos de contagios y fallecidos, Alberto Fernández siente por primera vez la salida de la pandemia está cerca.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; la ministra de Salud, Carla Vizzotti; la asesora presidencia, Cecilia Nicolini; el secretario de Medios, Juan Pablo Biondi; y el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello fueron los comensales del almuerzo en la Quinta de Olivos en el que por primera vez el Presidente reconoció alivio ante la llegada masiva de vacunas.

Marcelo Figueiras, presidente de Richmond: "El objetivo es producir 500 mil dosis de la Sputnik V por semana"

Repasaron números: el arribo de casi 7 millones de dosis en el último mes y el pronóstico de contar con otra cifra similar durante las próximas semanas cambiaron el clima de tensión e incertidumbre que se vivía en la Casa Rosada ante la amenaza de saturación del sistema sanitario en distintos puntos del país.

Hubo espacio para distenderse y hasta momentos de risas al revivir a través de las redes sociales el momento en el que con el micrófono abierto durante la conferencia con el Presidente ruso Fernández lanza: “Mirá, todos compañeros en China”. Fue mientras se reproducía un video en el que se mostraban los laboratorios de distintas partes del mundo que producirán la vacuna rusa y la imagen se detenía en profesionales chinos y coreanos posando con los dedos en V. A Fernández le habían advertido que estaba conectado pero su equipo se paralizó cuando el Presidente abrió la boca.

Alberto Fernández agradeció a Putin por la Sputnik V: "Millones de argentinos preservaron su vida"

Hablaron también de un “superlunes”. En dos días se espera un nuevo vuelo de Moscú con Sputnik 1 y 2. En el mismo avión llegaría el principio activo para que empiece la producción en el país de esta vacuna a cargo del Laboratorio Richmond. En el Gobierno esperan también la confirmación de distintos planes de vuelo para traer dosis de AstraZeneca de México y Estados Unidos.

Ayer, el presidente Alberto Fernández habló con distintos gobernadores que le prometieron su inmediato apoyo al anuncio de la fabricación en Argentina de la vacuna Sputnik. Sin embargo, hay un gobernador con el que no habló. Se trata del cordobés Juan Schiaretti que ayer tuvo que anunciar restricciones duras. “Hoy tiene todo colapsado, las medidas que está tomando ahora las tenía que tomar 15 días atrás”, dijeron cerca del Presidente. También aseguraron que el jefe provincial no se comunicó con Fernández para avisarle sobre la nueva cuarentena en su provincia.

“En lo sanitario venimos bien, ahora volvemos a mirar a Martín Guzmán”, decían ayer en la Quinta de Olivos sobre la otra preocupación: la economía.

El optimismo por el plan de vacunación había comenzado días atrás pero las declaraciones del director del Fondo Covax para Latinoamérica, Santiago Cornejo, había logrado agitar devuelta a un Gobierno acostumbrado a los sobresaltos. Esta vez fue solo por unas horas ya que el Gobierno logró desactivar la polémica a tiempo.

20210605_plan_vacunacion_argentina_gp_g

 

A las 20.30 del martes había sonado la primera señal de alerta en la Casa Rosada. Pocos minutos después la ministra de Salud, Carla Vizzotti, comenzó a llamar a Santiago Cornejo mientras que el propio Alberto Fernández pedía celeridad para desmentir que Argentina haya rechazado recibir dosis de Pfizer a través del fondo Covax. Aunque los llamados de Carla Vizzotti comenzaron la noche del martes, la diferencia horaria le jugó en contra al gobierno nacional, que recién el  miércoles a las seis de la mañana pudo comunicarse con el director del Fondo Covax que está en Ginebra, Suiza.

Daniel Gollan: "Creo que en 2 o 3 meses vamos a empezar a tener una realidad muy diferente"

Cornejo atendió el teléfono cuando su declaración ya había generado una fuerte polémica en la Argentina. Explicó que fue sacado de contexto y que se sintió utilizado por un sector de la oposición que llegó a recortar el video de la conferencia en la que participó. “No paraba de pedir disculpas”, detallaron desde el Gobierno una vez que Cornejo contestó. Minutos después, y cuando ya Vizzotti estaba en la Casa Rosada lista para dar una conferencia de prensa, Cornejo envió el mail en el que aseguró que explicaba que “estamos subiendo un comunicado en nuestra página web aclarando que la Argentina tenía interés de recibir la vacuna Pfizer a través del mecanismo Covax pero como no se acordó con los términos de indemnización y responsabilidad del fabricante no pudo continuar con la venta de Covax”.

El Gobierno tenía todas buenas noticias para dar: la llegada de disntinas partidas de vacunas contra el coronavirus, récord de vacunación diaria, la fabricación de Sputnik V en Argentina y la baja en la tasa de mortalidad en mayores de 60 como resultado del plan de vacunación. Pero la ministra debió dedicar una parte de la conferencia a explicar, una vez más, las negociaciones con el laboratorio estadounidense.

En el Gobierno vinculan la nueva polémica con Pfizer con la noticia de la llegada de 20 millones de dosis que se completarán esta semana. “Coincide cada vez que se produce la llegada masiva de vacunas una movida política de sectores de la oposición que nos han acusado de querer envenenar, de coimas, de no gestionar vacunas y de tantas cosas más. Rara y lamentable coincidencia”, explicaron ante PERFIL.