Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 15 de noviembre de 2019 | Suscribite
PROTAGONISTAS / ENTREVISTA
jueves 22 agosto, 2019

Quién es Matzorama, el cordobés que hace reír a todos en Internet

Vive en Buenos Aires, pero nació y se crió en Capilla del Monte. Tiene 33 años y revoluciona las redes con sus ocurrencias. Mirá los videos y conocelo.

Galería de imágenes

por Florencia de Sousa


Fotogalería
Matzorama tiene 33 años y desde hace 15 vive en Buenos Aires. Foto: Instagram /@Matzorama
jueves 22 agosto, 2019

Venir a vivir a Buenos Aires desde alguna provincia del interior del país para algunos es más difícil que para otros. Sin embargo, siempre es más llevadero hacerlo con humor y ese es el caso de Matzorama, un joven de 33 años que desde hace 15 vive en Capital Federal y que cobró popularidad con una serie de videos donde explica, por ejemplo, el curso de vocabulario cordobés, el oraqlia, o su clásico ‘según un estudio’. Comenzó con filmaciones en Snapchat y luego pasó a Instagram y Twitter y hasta tiene una columna en radio. "Llegar a esta ciudad es como enfrentar una ola gigante: o te subís encima y la surfeás o te lleva puesto", confiesa. 

Con casi 300 mil seguidores en Instagram, @Matzorama -quien prefiere no dar a conocer su verdadera identidad en las notas, aunque muchos la sepan- se convirtió en un fenómeno a la altura de la época de redes sociales y comunicación que vivimos. Con las plataformas de redes a su disposición y una columna quincenal en el programa Sensacional Éxito (radio Metro), se convirtió en furor y si aún no lo conocés, esta es una buena oportunidad. 

—¿Cómo arrancaste con los videos y qué te pasa con las repercusiones que tenés cada vez que subís uno?
—Los videos los hago desde hace años pero empecé mandándoselos a mis amigos y ellos a su vez se lo pasaron a otros y así empecé a llegar a un montón de gente. En principio fue accidental. La intención con lo que hago es sacarle el peso a un montón de cosas y tratar de hacerlo lo más gracioso y apto para todos. Me pasó con el video del curso de cordobés que a mis amigos se lo mandaron sus padres que no me conocen y dicen 'mirá este tipo qué gracioso'. Me agarro de la cultura cordobesa que es súper transversal porque la tiene un nene de 5 años, un chico de 20, y una señora de 50 y otra de 90 y todos ellos van a entender el chiste del acento y las cosas más locales. Esto hace que me vaya muy bien en Córdoba, que me entiendan en el resto del país pero que en el resto del mundo yo no sea tan gracioso porque es muy localista lo que hago. 

matzorama 1 08222019
Tiene 33 años y casi 300 mil seguidores en Instagram. Foto: Instagram @Matzorama

—¿Qué tuvo de bueno entonces venirse a vivir a Buenos Aires?
—Vivir en Buenos Aires me permitió comprender bien qué cosas sí se entienden de Córdoba y cuáles no, y el curso del cordobés un poco borra esa línea. Cuando empecé a hacer radio hace algunos años todavía tenía muchas cosas del cordobés pegado y me daba cuenta que la audiencia no entendía cosas puntuales y me fui anotando cuáles eran esas cosa y noté que había un diccionario entero por hacer.

—¿Qué diferencia hay entre lo que hacés en radio y los videos?
—En la radio siento que puedo ser más serio y no tan divagante, ahí puedo hablar de cosas más reales. Mis videos, como vengo del palo del diseño gráfico y la edición de video, trato de meterle mucho de eso a lo que hago, y visualmente mis videos tienen una velocidad  que pueden ser de 10 minutos pero los ves y pensás que pasaron sólo dos. Soy muy detallista y obsesivo con lo que hago, puedo pasarme dos días seguidos laburando porque me gusta mucho lo que hago. Siempre busco hacer algo nuevo para encontrar en todo eso una inspiración, me divierte mucho lo que hago.

—Casi que vivís acá el mismo tiempo que lo hiciste en tu provincia ¿te sentís más porteño que cordobés?
—Me pasa que las últimas veces que fui a Córdoba me di cuenta que allá está lleno de porteños y acá lleno de cordobeses, entonces hoy por hoy no sé que lugar es más que el otro. Buenos Aires se volvió más un crisol de razas con gente que viene de Venezuela; Córdoba; Rosario y Mendoza. No sé, vivo hace 15 años y conozco sólo dos personas que nacieron acá, el resto son todos importados. Y, en Córdoba, donde vivía yo en Capilla del Monte la gente que vive ahí son todos porteños que se instalaron allá.

—¿Qué te gusta de Buenos Aires?
—Yo me siento muy cordobés en muchos sentidos pero Buenos Aires es muy ciudad y hay cero puterío, tiene eso de ciudad grande que Córdoba no la tiene y soy muy desprejuiciado y eso me gusta mucho. Me gusta que toda la gente hace lo que sea sin importarle nada, tiene una cosa muy ridícula la ciudad que me encanta y está llena de historias. Venirse del interior acá es como enfrentar una ola gigante: o te subís encima y la surfeás, o te lleva puesto. Pero, en mi caso creo que hablamos un mismo idioma con la Ciudad porque le encontré la vuelta sobre cómo disfrutarla, tengo todas las opciones para hacer de todo aunque no termine haciendo nada. 

matzorama 2 08222019
"De Buenos Aires me gusta que toda la gente hace lo que sea sin importarle nada, tiene una cosa muy ridícula  la ciudad que me encanta", dice. Foto: Instagram /@Matzorama

—¿Qué caracteriza a los cordobeses?
—La intención del cordobés es estar siempre pasándola bien y cagándose de risa, es un norte que tenemos todos. Tratar de tener la menor cantidad de problemas posibles, si bien hay cosas inevitables, buscamos seguir adelante siempre. Hay gente que capaz nos conoce y le jode un poco que seamos muy jodones y también confianzudos, es como nuestra forma de relacionarnos. Por ejemplo, apenas conozco a alguien y ya le pongo un apodo pero sin mala intención, sólo para hinchar. Hay gente que nos odia porque somos así.

—Si expones lo que hacés en redes, estás expuesto también a que te critiquen. ¿Cómo te caen los comentarios negativos que te pueden hacer?
—Siempre trato de responder y me pasa que si hay gente que me escribe para decirme que le gusta lo que hago, al menos decirle 'gracias'. Me pasó que un pibe me escribió para decirme que hizo una canción y me pidió que la escuche para darle una devolución y yo me puse a escucharla porque me dio curiosidad y me pareció mala y se lo dije y argumenté los motivos. Siempre digo que me gusta dar una devolución cuando alguien lo pide. Me acuerdo algo que me marcó mucho cuando tenía 10 años, y fue que en el colegio me habían pedido un dibujo y yo hice cualquier otra cosa, y se lo muestro a mi mamá y le dije '¿qué te parece?', y me respondió que no había cumplido con la asignación que me habían pedido y es horrible, no está bueno. En ese momento me molestó su respuesta pero en mi cabeza se hizo un click porque yo le pregunté qué le parecía, y lo que me decía tenía razón, entonce lo hice de nuevo y me salió genial. Ese momento me traumó (risas).

—¿Cómo hacés cuando no estás de ánimo pero tenés que hacer un video igual para que otros se rían?
—Me pasa que mi estado de ánimo me afecta mucho en mi forma de trabajar. El año pasado estuve en una relación en la cual había mucha mala onda y eso me hizo dar cuenta que no tenía ganas de hacer nada nuevo, no se me ocurría tampoco, no tenía la cabeza puesta ahí y eso me afectaba laboralmente. Siento que hay que tener cuidado a las cosas que uno se expone aunque suene re hippie, pero las energías son claves a la hora de trabajar por eso siempre busco hacer cosas y juntarme con gente que me ponga de buen humor. Cuando estás en ese plan las ideas fluyen como una canilla abierta. 

matrozama 3 08222019
Matzorama nación en Capilla del Monte y a los 18 años vino a Buenos Aires. Foto: Instagram /@Matzorama

—¿Qué te pasa cuando ves que cada vez tenés más seguidores, es decir más gente ve lo que hacés?
—No sé si es de paranoico, pero me pasó que cuando empezó a crecer el número de seguidores en Instagram, ahí tenía como tres mil fotos y en ellas estaba en la puerta de mi casa o con mi familia y ahí pensé 'me sigue mucha gente pero nunca sabés dónde puede aparecer un loquito', entonces por las dudas archivé todas las fotos y quedaron sólo 130 posteos. No me gusta que se sepa dónde viven mis viejos. También me pasó con mi nombre completo que prefiero no ponerlo, siempre pongo Matzorama en todos lados.

—Intentás entonces cuidar tu privacidad a pesar de todo ¿tuviste alguna mala experiencia con algún seguidor?
—Me pasó que una vez una chica me mandó una foto de la puerta del edificio donde vivo porque vio en un video mio, una plaza que se veía en una ventana de mi departamento y dijo 'ah, esta plaza la conozco', entonces se acercó hasta la puerta de mi casa y me la mandó y no sé hasta donde está bueno eso. Después pienso y digo, puede ser que mi personaje Matzorama sea como un par con los seguidores, les respondo y todo, entonces piensan que somos amigos.

 —Matzorama, o 'el cordobés ese de Internet'...¿de dónde salió esa definición?
—Eso surgió cuando estaba con un amigo en el cine y al lado nuestro había una parejita y el tipo le decía a la novia 'este es conocido, es el cordobés ese de Internet', y ella le decía no sé quién es, pero pedile una foto si querés. Y él le decía 'es que no sé cómo se llama'. En ningún momento me habló, creo que se quedó pensando mi nombre, pero nunca le salió.

FDS/FF


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4814

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.