Cielo cubierto
Temperatura:
17º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 13 de diciembre de 2018 | Suscribite
SOCIEDAD / un fenomeno entre las mas chicas
domingo 9 agosto, 2015

Del disfraz de princesa al hábito de monja

Las puertas del teatro Opera  se llenan de niñas y adolescentes disfrazadas de monjas que esperan ver a su ídola, Lali Esposito, en la versión teatral de Esperanza mía. Verónica, mamá de Isabella, de 4 años, asegura: “A mi hija le encanta actuar, bailar y cantar, no pensamos en la parte religiosa, sólo en que ella disfruta ponerse el disfraz acompañado del cd de la novela”. Por su parte, Gisella, mamá de Camila, de 9 años cuenta: “El disfraz de monja lo tomo como cualquier otro elemento de juego”. “Mis tres hijas y todas sus compañeras del colegio son fanáticas. Junto a otras mamás, llevamos a 24 nenas al teatro. Me gusta la forma de ser de Lali, quizás un tanto rebelde, para mostrar ese perfil a la juventud, pero se compensa con que tiene valores positivos”, cuenta Inés, madre de Lucía, Clara y Juana.
“El traje de Esperanza mía se vende al triple que cualquier otro –cuenta Erica Carabellese, dueña de Err Disfraces–, lo llevan para nenas desde los 3 años hasta los 13. Las más chiquitas no tienen idea de lo que es una monja, pero todo este boom las hace querer el disfraz a toda costa”. Según Luis Miguel Donatello, doctor en Ciencias Sociales e investigador en temas de religión, ficciones como Esperanza mía o Violetta plantean un doble movimiento: por un lado una niña asexuada pero que luego se convierte casi en símbolo sexual. En este sentido, estamos frente a “modas que hipersexualizan al público”. Por el lado de las consumidoras de su imagen,  Donatello plantea que hay una “reapropiación sarcástica del traje de monja”.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4477

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard