Despejado
Temperatura:
22º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 16 de octubre de 2018 | Suscribite
SOCIEDAD / A DÍAS DE LA BODA REAL
lunes 7 mayo, 2018

Lío en la familia Markle: los cuñados del príncipe Harry no fueron invitados a la boda

El padre de Meghan la acompañará al altar el próximo 19 de mayo. Los hermanastros lamentaron la falta de familiaridad de la futura esposa del príncipe..

por Darío Silva D'Andrea

Thomas Markle conducirá a su hija hasta el altar de la Capilla de St. George. Foto: AFP

Meghan Markle le pidió a su padre, Thomas, que la acompañe al altar el próximo 19 de mayo, cuando se case con el príncipe Harry de Inglaterra. La actriz estadounidense fijo que tanto su padre como su madre, Doria Ragland, “desempeñarán un papel importante” en la ceremonia nupcial, aunque la futura duquesa no dio su brazo a torcer en cuanto a las invitaciones para sus hermanastros y sobrinos, con quienes no trata desde hace muchos años. "La mañana de la boda, la señora Ragland viajará con la señorita Markle en coche hasta el castillo de Windsor", indicaron los funcionarios del Palacio de Kensington.

Nacido en 1945, Markle es un ex director de iluminación de TV que trabajó en programas históricos estadounidenses, como “Married with Children” y “General Hospital”. En 2011 ganó por su trabajo un Daytime Emmy Award. En 1979 se casó con Doria, madre de Meghan, de quien se divorció en 1987. Después de muchos años de trabajo en Hollywood, Markle decidió retirarse para vivir en una tranquila aldea de México, donde ganó US$ 750.000 en la lotería.

La actriz siempre contó que sus padres le transmitieron seguridad en sí misma, una cualidad que claramente viene de familia. La estadounidense está especialmente orgullosa de que uno de sus antepasado eligiera el apellido Wisdom (sabiduría) tras la abolición de la esclavitud en 1865. Sin embargo, desde niña fue víctima de ataques racistas en su sociedad, que se suceden esporádicamente en la que será su próxima patria, el Reino Unido.

Su abuelo le contó que en una ocasión tuvo que pedir por separado en un restaurante de comida rápida en Estados Unidos y después comérselo en su automóvil. "Esta historia me sigue persiguiendo", escribió la actriz en la revista Elle. Meghan también sufrió por los insultos racistas que recibió su madre, Doria, al no salir lo suficientemente rápido de una plaza de aparcamiento. Y en muchas ocasiones en Los Angeles confundieron a su madre con su niñera.

De sus posteos en las redes sociales se sabe que Meghan siente mucho amor por su padre: "Feliz día del padre, papá… hasta el día de hoy tus abrazos siguen siendo los mejores en todo el mundo", escribió la actriz en Instagram en 2016, compartiendo una foto de ella con su padre cuando ella era un bebé. "Gracias por mi ética de trabajo, mi amor por las películas y los sándwiches club de Busby Berkeley, por enseñarme la importancia de las notas de agradecimiento escritas a mano y por darme esa nariz característica de los Markle. Te amo", agregaba.

Con su madre Doria, que sacó adelante a su hija como trabajadora social y profesora de yoga, tiene una relación muy buena. Ella y su exmarido llegarán a Reino Unidos la misma semana de la boda y pasarán algunos días en el castillo real por invitación de la reina Isabel II, acompañados del príncipe Felipe, el príncipe Carlos, su esposa Camilla y los duques de Cambridge. Meghan, que desde que tenía seis años fue criada por su madre, no tiene una relación fluida con todos sus parientes.

El mes pasado, el hermanastro de la futura esposa, Tom Markle, se había quejado en la prensa estadounidense que su padre y él mismo todavía no habían recibido sus invitaciones a la boda real, lo que generó un gran revuelo. “Quizás su familia estadounidense la avergüenza", dijo al diario The Daily Mirror, agregando que estaba decepcionado: “Es hiriente sabiendo que fuimos muy cercanos en una época". Según Tom, desde Meghan que se fue a Hollywood "se convirtió en otra persona. Claramente, se olvidó de sus raíces y de su familia". El hombre, de 50 años, asegura estar buscando ayuda por sus problemas alcohólicos y sus ataques de violencia.

El palacio también informó que Meghan, que es estadounidense, eligió no tener dama de honor, una tradición de las bodas reales, porque “tiene muchas amigas cercanas, y no quiere elegir entre ellas". Ni siquiera se quedó con la opción de que su medio hermana, Samantha, la asista como dama de honor tal como hizo, en 2011, Pippa Middleton en la boda de su hermana Catalina con el príncipe Guillermo. Las relaciones entre las hermanas, en este caso, son malísimas.

Samantha, hija del primer matrimonio de Thomas Markle y víctima de esclerosis múltiple, anunció que está escribiendo un libro cuyo título resume todo lo que siente hacia Meghan: “El diario de la hermana de la princesa trepa”. Recientemente, dijo a la prensa que "si la familia real inglesa supiese cómo ha tratado Meghan a su propia familia, quedaría horrorizada". "Es hora de madurar, Harry", escribió la mujer a su futuro cuñado en Twitter: "Defender la ayuda humanitaria no funciona mientras permites a Meg que ignore a los Markle. Es una contradicción".


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4419

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.