Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 18 de octubre de 2019 | Suscribite
CóRDOBA / COLONIA CAROYA
domingo 18 agosto, 2019

En Finca Rosel invitan a sentirse un colono

Una pequeña finca de seis hectáreas en Colonia Caroya, conserva todas las tradiciones y sistemas productivos de la época de los inmigrantes italianos. Está abierta para alojarse en su posada, pasar un día de campo o escuelas que deseen realizar visitas didácticas.

CRISTIAN BROVELLI

Con las mejores tradiciones de los inmigrantes italianos, en Colonia Caroya es posible sentirse un colono. Foto: Cristian Brovelli
domingo 18 agosto, 2019

Rosalba Gasparutti y Elio Venturini son un matrimonio de Colonia Caroya que, con su familia, continuaron el legado rural de sus padres y abuelos descendientes de inmigrantes italianos.

En su pequeña finca de seis hectáreas aún conservan aquel sistema productivo agrícola que le daba, desde los comienzos, el sustento a sus habitantes. 
Esta producción familiar rinde sus milagrosos resultados en vides, variedades de frutales, verduras, hortalizas y cría de pequeños animales de granja y con ancestrales saberes se transforman artesanalmente en vinos, dulces y conservas.
Ese modo de vida, que forma parte desde hace décadas de la cotidianeidad de los Gasparutti-Venturini, desde 2008 se abrió a que miles de visitantes puedan compartir los quehaceres de la vida rural de esta familia. Con su propuesta, ‘Finca Rosel, donde se vive la Colonia’, recrearon una experiencia que permite sentirse un colono más. 
Su casa, ubicada en el barrio rural de Tronco Pozo, Colonia Caroya, se transformó en una sencilla pero acogedora posada para los turistas. A la posibilidad de la posada en la casa, Elio y Rosalba sumaron una visita guiada, de una hora aproximadamente, para quienes deseen sumergirse en sus tradiciones.

El recorrido avanza a través de las plantaciones de durazno, la acequia para riego y hace una especial parada bajo la moras que antiguamente criaban el gusano de seda y siguen firmes como puntas de viñedos.

Allí, Elio deja escapar alguna de tantas anécdotas de las clásicas vendimias de febrero y marzo, cuando la familia se reúne a la sombra de estos árboles a desayunar previo a la cosecha. La caminata por la finca continúa atravesando la huerta orgánica que renueva sus variedades a cada estación y le proveen a Rosalba frescas y exquisitas materias primas para sus recetas. 
Antes de llegar a los corrales y gallineros, una exposición de antiguas herramientas agrícolas dan testimonio del tesón de los ‘gringos’ y el avance en sus producciones. Es muy interesante hacer esta visita despojándose del reloj, para recibir al máximo las historias que Elio recuerda en un lenguaje bien campechano.

Y si el encanto del contacto con la tierra multiplicó los destellos de cámaras y celulares, el cierre en el museo familiar no tiene desperdicio. En el galpón de la casa, la historia y sabiduría del ‘nono’ de Rosalba, Juan Lóndero, conocido como Barbe Rose, y la ‘nona’ Mauricia, se vuelven presente. 
Un gran tonel de madera, moledoras de uvas y herramientas y utensilios familiares, que actualmente se siguen utilizando, le permiten a Elio contar cómo continúa elaborando el vino casero.

A continuación Rosalba desanda las enseñanzas de la nona en la elaboración de dulces, que aún continúa haciendo con los frutos de su finca. Cabe destacar que las degustaciones están a la orden de cada visitante.
Esta visita cuenta con la distinción de la Dirección Nacional de Calidad Turística, que la certificó como el ‘primer establecimiento de la Provincia de Córdoba en cumplir las directrices de calidad para bodegas’.
Finca Familiar Rosel recibe todo el año a turistas llegados de las más variadas latitudes del mundo y es uno de los primeros establecimientos de Córdoba en integrar las Rutas del Vino y, desde hace más de una década, centenares de escuelas realizan ‘visitas didácticas’. Es muy motivante para las nuevas generaciones la actitud emprendedora y la cultura del trabajo que Elio y Rosalba les transmiten. 
Recientemente han inaugurado un sector techado para brindar el servicio de días de campo a quienes simplemente desean quedarse a compartir en familia el paisaje rural de la Colonia.

Es recomendable para contingentes y particulares llamar previamente para solicitar reserva, tanto para alojamiento, visitas guiadas o días de campo. 


Finca Familiar Rosel
Casa de Campo - Viñedos - Quinta de Frutales - Vinos caseros - Dulces caseros - Visitas Guiadas - Turismo Rural Educativo
Juan Lóndero (ex Calle 148) 4301 - Lote 32 “B”, Colonia Caroya, Córdoba. 
Teléfono: 03525-15536134
Whatsapp: +54 9 3525 536134

Correo electrónico: posadarosel@gmail.com
facebook.com/rosel.coloniacaroya

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4786

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.