29 oct 2020
UNIVERSIDADES |Perfil Educación
jueves 24 septiembre, 2020

Florencia Arietto: "Berni es la estrategia de Cristina para ganar las próximas elecciones"

La dirigente opositora participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de Periodismo de Perfil. Críticas al ministro de Seguridad bonaerense y preocupación por la "debilidad" de Alberto Fernández. Decepción por la alianza de Massa con Moyano.

Florencia Arietto Foto: Captura de pantalla
jueves 24 septiembre, 2020

Florencia Arieto participó de una conferencia de prensa virtual organizada por estudiantes de Periodismo de la Escuela de Comunicación del Grupo Perfil, en la que criticó a Sergio Berni, de quien dijo que es "negligente" y, a la vez, funcional a la estrategia de Cristina Kirchner para seducir a "los votos de las personas que no la quieren, que es la clase media".

Por otro lado, la ex asesora del Ministerio de Seguridad durante el gobierno de Mauricio Macri, se refirió a su salida del espacio político creado por Sergio Massa, porque el Frente Renovador "tomó la decisión de que había que pegarse a Hugo Moyano". Asimismo, la abogada penalista elogió la "organicidad" actual que observa en la oposición y relativizó el poder del presidente Alberto Fernández" No creo que se despegue de Cristina porque no tiene territorio ni votos, sería un suicidio político", señaló Arietto en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret, director de Perfil Educación.

—¿Cómo cree que quedó el Gobierno después del reclamo de la Policía Bonaerense?

Hay un ministro, a mi entender, bastante negligente respecto de adelantarse a cualquier situación como la que sucedió con la policía y evitar que el gobernador pague el costo. Y después esa impronta que da el ministro también generó algún tipo de conflicto con uno de los aliados históricos del kirchnerismo que son los organismos de derechos humanos. Me parece que el ministro tendría que haber visto el conflicto porque estaba en todos lados, se estaba manifestando la policía, el malestar, y lo dejó crecer o lo subestimó, o no lo supo manejar. Eso expuso al gobernador. Me parece también que demuestra una falta de conducción del territorio, más que nada de la tercera sección electoral, que es el gran bastión donde el kirchnerismo hizo una diferencia y por eso ganó la elección. En términos de política de seguridad, Berni quedó muy lastimado.

—¿Por qué cree que Berni se sostiene en su cargo?

—Porque creo que Berni es la estrategia de Cristina para ganar las próximas elecciones con los votos de las personas que no la quieren, que es la clase media. Es una forma de ampliar la pecera. Pero el costo que está pagando es muy grande porque no solamente por un discurso convincente la gente vota si no por resultados. Estamos viendo que todos los índices y todos los datos que tienen que ver con la criminalidad y la seguridad en la provincia se han agravado, y eso es responsabilidad de Berni como cabeza de la seguridad.

—Tanto Sabina Frederic como Patricia Bullrich, a quien usted asesoró, se concentraron en políticas de ciberpatrullaje. ¿Qué opina usted de esas políticas?

—Me parece que una cosa es hacer ciberpatrullaje en términos de analizar crimen organizado, fuentes abiertas, detectar amenazas que tienen que ver con el delito, y otra cosa muy diferente es utilizar un ciberpatrullaje para monitorear lo que piensan los ciudadanos argentinos. Desde ese lugar, no estoy a favor. Tenemos que poner todas las herramientas de la ciber seguridad a disposición de la prevención de delito, del grooming, del ciber acoso, de las situaciones en donde se arman tomas o usurpaciones a través de redes sociales, o secuestros o tomas de rehenes, robos o lo que sea. Lo que no se puede es utilizar para perseguir o monitorear lo que dice cualquier ciudadano de bien que no está cometiendo ningún delito, sólo se expresa libremente.

—Por un tweet terminó preso El Presto. En la gestión de Patricia Bullrich también otro twittero fue detenido y allanado. ¿Qué le generan estas actuaciones de los distintos gobiernos?

—No es lo mismo. Yo me expresé públicamente cuando se detuvo al chico que twitteo una canción que decía "vamos a matar" o algo así. Yo fui muy crítica, lo tuvieron casi un fin de semana detenido, me parece que no amerita eso, pero era un ciudadano que había ejercido una amenaza contra el presidente de la nación. Pero en el otro caso se detuvo a un periodista. Por más que alguno le haya querido bajar el precio diciendo que era youtuber, es un periodismo alternativo que se viene, es lo que se va a venir, es una persona muy seguida, con muchísimos suscriptores y hace investigaciones periodísticas en un canal de You Tube. Lo que pasó ahora es atentar contra la libertad de expresión. Me parece que lo de Presto fue grave en términos de querer mandar un mensaje disciplinador a los medios. Igualmente, insisto, el tweet del chico que twitteó una canción amenazante, que no tenía que ver con la prensa, pero era un ciudadano, también fue excesiva la detención.

—¿Qué piensa de los banderazos y las marchas que se organizan contra el Gobierno?

—Creo que es un ejercicio de libertad. Tenemos que ir a un país que tenga libertad y república, que tenga economía social y progreso, porque tampoco podemos desarrollarnos si no ofrecemos alternativas a quienes por alguna circunstancia han tenido que dejar la escuela o viven en situaciones de pobreza y no han podido acceder a las herramientas educativas que quizás algunos tuvimos. Mientras eso no suceda va a haber una clase media que se siente amenazada porque el kirchnerismo trata de impactar negativamente en quienes generan riqueza para convertirnos a todos, igualando para abajo, en dependientes del Estado. Lo que se manifiesta es esa clase media que por primera vez tiene una organización, organicidad, que la mancomuna en algunos temas y me parece sano que la gente se exprese.

—Algunos líderes de la oposición sostienen que Alberto Fernández le está pagando a Cristina sus votos con la reforma judicial. ¿Usted qué piensa?

—Alberto es una persona que armaba para Massa. Yo lo escuchaba hablar y nunca lo vi con algún plan estratégico que pueda liderar. No sé si le está pagando a Cristina, pero está ahí porque Cristina lo quiso. No creo que se despegue de Cristina porque no tiene territorio ni votos. Sería un suicidio político. Por más que sea difícil de llevar, porque sí entiendo que él es un poco más moderado en términos de democracia y de república, no creo que tenga mucho margen para hacer otra cosa que lo que está haciendo porque depende de ella. Por otro lado, Creo que todos estamos de acuerdo en que Argentina necesita una reforma judicial. Pero cuando vos ves la reforma judicial que se presentó, la reforma judicial es la reforma de la justicia federal.

Florencia Arrieto en el Ciclo de Entrevista

—¿Cuál es su relación con Massa hoy, habiendo formado parte de su frente político?

—No tengo relación. Fue una decepción grande la de Massa porque yo siempre insisto que el Frente Renovador tiene grandiosas personas, hemos trabajado en equipo muchas leyes interesantes, de hecho, había un plan interesante de regionalización de la policía bonaerense de seguridad integral en la provincia. Pero bueno, obviamente, que las cuestiones de mesa chica o coyunturales que tienen que ver con la política a mí en lo personal me excedían porque yo no era mesa chica y en un momento se tomó la decisión de que había que pegarse a Hugo Moyano y bueno la verdad es que mi capital es mi compromiso, mi honestidad y mis ganas de cambiar las cosas entendiendo la complejidad del poder, eran otras. Yo sentía que el Frente Renovador era una fuerza moderna transparente que venía a aportar algo dinamizador y distinto y no me parecía bueno quedar pegado a la delincuencia mafiosa que está fundiendo la patria hace años como los Moyano. Me hubiese gustado que Massa resista, pero bueno…

—¿Qué piensa de la relación entre Cristina y Hugo Moyano?

—Creo que la relación entre Cristina y Moyano es de necesidad. Cristina no es una persona que haya querido a Moyano nunca, pero hay una necesidad de consolidar una especie de impunidad, porque ambos tienen cuentas pendientes con la justicia. Como evidentemente no tienen pruebas para demostrar su inocencia, o para hacer una defensa constitucional, y ponerse a disposición de la justicia y demostrar que no tienen nada que ver con lo que se les imputa, huyen hacia adelante buscando o la prescripción de las causas o desmantelar y disciplinar jueces y fiscales que tienen que juzgarlos.

—¿Alguna vez se sintió amenazada por enfrentarse al poder de los barrabravas?

—No es porque las soslaye, pero yo trato en lo posible de no hacer un culto a las amenazas. No la he pasado bien en determinados momentos, hemos activado los resortes que teníamos que activar. Lo que no podemos es permitir que eso nos paralice, tenemos que tomar los recaudos pero avanzar, porque Argentina se merece vivir un poco mejor en términos de cumplimientos de la ley. Si no parece que la ley se aplica para los que no manejan el cuchillo, como dice Larralde. No la he pasado bien, pero prefiero no especificar porque tampoco me gusta. Uno sabe con qué reglas juega, si bien no fueron graves, son parte también de lo que sabemos que van a hacer los mafiosos de siempre cuando alguien está tratando de llevarlos a la justicia.

—Agradecemos su participación en el Ciclo de Entrevistas y la invitamos a realizar un comentario final para cerrar el reportaje.

—Gracias a ustedes, ya es la segunda vez que estoy con la Escuela y siempre el paso bárbaro. Me obligan a hacer un ejercicio, de buscar las preguntas, me remontan y me obligan a reflexionar. Está buenísimo hacer este ejercicio así que yo les agradezco a ustedes.

Por Maria Fernanda Castellan, Luis Cáceres y Florencia Del Vecchio.
Estudiantes de Periodismo de la Escuela de Comunicación del Grupo Perfil


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5163

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.