sábado 21 de mayo de 2022
ACTUALIDAD Perfil Educación
11-11-2021 12:19

Ricardo Alfonsín: “Espero que el Gobierno pueda revertir la derrota electoral”

El embajador en España participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de la Escuela de Comunicación. Críticas a la UCR y diferencias con Sanz y Manes. Por qué no volverá a ser candidato. Y la relación entre la inseguridad y la justicia social.

11-11-2021 12:19

Ricardo Alfonsín participó de una conferencia de prensa virtual organizada por estudiantes de la Escuela de Comunicación, en la que se refirió a la situación de inseguridad que se vive en el país y marcó su relación con las condiciones sociales. “Me parece que, además de preocuparnos por la policía, además de preocuparnos por las leyes o por la justicia, deberíamos preocuparnos por la justicia social.”, sostuvo.

El actual embajador se refirió también a su rol como representante del Frente de Todos en España y su disputa con la línea política que estableció la Unión Cívica Radical en su alianza con el macrismo. “Creo que el partido se ha corrido a posiciones que nada tienen que ver con lo que ha significado históricamente la UCR, a posiciones más de derecha”, afirmó Alfonsín en el Ciclo de Entrevistas, a cargo de Rodrigo Lloret, director de Perfil Educación.

—¿Qué opinión le merecen las figuras de Facundo Manes y Ernesto Sanz?  

—Son muy buenas personas ambas. Yo no acostumbro a hacer juicios personales, pero si son positivos, sí. Buenas personas. Tengo diferencias políticas, pero eso no tiene nada que ver con lo personal y no me parece que ninguno de los dos se haya enganchado demasiado en la grieta.

—¿Cuáles son las diferencias que tiene con Manes?

—No con Manes, sino con mi partido, con las posiciones que ha venido defendiendo el partido de 2015 en adelante. Ya lo he dicho en varias oportunidades, creo que el partido se ha corrido a posiciones que nada tienen que ver con lo que ha significado históricamente la UCR, a posiciones más de derecha.

—¿Qué representa Manes para usted?

—No hago juicios personales, no juzgo lo que hace un partido por lo que hace un dirigente. Yo no he visto, sinceramente, después del 2019 una sola declaración, una sola acción del partido que me permita suponer que están dispuestos a hacer cambios en lo que tiene que ver con lo programático, en lo que tiene que ver con lo ideológico. A mí me preocupa lo que pasa en el partido desde el punto de vista del sistema de ideas que siempre había representado. Creo que en este sentido, que es lo que sería importante desde mi criterio, no ha cambiado mucho. Nada. No he visto una sola declaración. Más bien al contrario. Dice que se reivindica todo lo hecho por Cambiemos, se reivindica lo hecho a nivel nacional, se reivindica lo hecho a nivel provincial. La Convención de la provincia de Buenos Aires reunida hace poco tiempo dijo que reivindicaba todo lo actuado por Cambiemos a nivel nacional y a nivel provincial, y yo no estoy de acuerdo con eso. Dicho esto, con el mayor de los respetos hacia los dirigentes del PRO, hacia el gobierno del expresidente Macri, hacia el gobierno de la exgobernadora Vidal y hacia sus correligionarios. No creo eso, yo creo que se hicieron cosas que no se deberían haber hecho.

—¿Cuál es la diferencia entre lo transversal del radicalismo con Julio Cobos y ahora usted cerca del Frente de Todos? 

—Yo no me acerqué al Frente de Todos, yo sigo siendo radical. Yo sé lo que históricamente ha pensado el partido radical, por ejemplo, al respecto de quiénes son los que tienen que hacer más esfuerzos en una situación de crisis. Me estoy refiriendo desde luego a la actitud que tuvo el partido con relación al aporte obligatorio. Ese no es un voto radical, entre otras cosas. Yo sigo siendo radical, si por radicalismo entendemos ideas. Ahora, si creemos que el radicalismo es simplemente una maquinaria electoral, entonces no tiene ninguna importancia el radicalismo.

—¿Cómo cree que será el resultado electoral del domingo?

—Los que creen que los problemas que no han sabido resolver los partidos progresistas, se pueden resolver con recetas de derecha, que lo piensen. Yo creo que no lo resuelven las recetas de la derecha los problemas que tenemos nosotros, pero no es una teoría: es la experiencia histórica. Lean historia de la economía, lean la historia del progreso social, verán cuales han sido las ideas y las fuerzas que han hecho progresar a la humanidad.

Ricardo Alfonsín en el Ciclo de Entrevista

—¿Cree que el Frente de Todos podrá revertir la derrota de las PASO?

—Espero que sí, espero que el Gobierno pueda revertir la derrota electoral porque creo que las políticas del Gobierno son muy buenas. Y porque no creo en la posibilidad de que se puedan enfrentar mejor los problemas con recetas neoliberales, recetas de derecha. Además, la oposición no ha sido muy responsable. No ha actuado con la responsabilidad que requerían las circunstancias. La pandemia nos exigía a todos reemplazar un poco la dimensión electoral de la política por la cooperación, por la colaboración. No ha existido eso lamentablemente en la Argentina.

—¿Está en sus planes volver a ser candidato en una futura elección?

—Yo ya no pienso competir en política. Voy a seguir luchando, como dije, por mis ideas, que no son hoy las que predominan en el partido. Pero, creo que va a llegar un momento en el que los radicales de base, los afiliados, se den cuenta de que un partido antes que nada es un sistema de ideas. Que muchísimas de las cosas que han pasado o que ha hecho el partido en los últimos siete, ocho años de radicales tienen poco. Bueno, yo espero que ocurra ese fenómeno y voy a seguir trabajando, pero no por candidaturas, sino por ideas.

—A partir de lo que pasó en Ramos Mejía. ¿A quién le atribuye el problema de fondo de inseguridad que hay en la Argentina?

—A ningún gobierno, ni a este ni al anterior, siempre he dicho lo mismo. En todo caso, este es un asunto que debemos enfrentar entre todas las fuerzas políticas sin tratar de sacar ventajas electorales. Si no actuamos así, difícilmente lo podremos resolver. Tenemos que reflexionar muy seriamente, también, acerca de cuáles son las condiciones socioeconómicas que generan este tipo de personalidad delincuencial. Alguna relación tiene que haber entre las clases en marginación extrema, no digo que haya una relación directa, no me vayan a decir que estoy diciendo que la marginación extrema es sinónimo de personalidades contrarias a lo que dice la ley. Es mucho más fácil ajustarse a la ley, ser muy bueno, ser muy disciplinado, cuando uno tiene sus necesidades básicas satisfechas. Cuando uno tiene las necesidades básicas insatisfechas, es bastante más difícil. Me parece que, además de preocuparnos por la policía, además de preocuparnos por las leyes o por la justicia, deberíamos preocuparnos por la justicia social. Estoy seguro que se reduciría muchísimo el número de casos que hacen a la inseguridad en la que vivimos desde hace años ya.

—Agradecemos su participación en este Ciclo de Entrevistas de Perfil Educación y le damos la posibilidad de cerrar el reportaje con un comentario final que usted quiera hacer

—Yo reitero algo que vengo diciendo desde hace tiempo: los problemas que nosotros tenemos, son problemas que nos anclan en el subdesarrollo, son problemas muy complejos que enfrentan intereses difíciles de conciliar. Me parece que la única manera de poder superarlos, y eso debería exigir la sociedad, es a partir de acuerdos. Primero entre la política. A esto no lo resuelve un solo partido, ni un solo gobierno, lo resuelve un acuerdo de la política, después con los sectores económicos y después con los sectores sociales. O después con los sectores sociales y después con los económicos. Un acuerdo que haga posible, en este caso, una transición del subdesarrollo al desarrollo. La historia también demuestra que los graves problemas se han podido resolver cuando han sido capaces las fuerzas políticas de arribar a acuerdos con otros actores sociales.

Nicolás Maiola, Fernando Maack Stevens y Francisco Martín

Estudiantes de Perfil Educación Posgrado en Periodismo de Investigación y Escuela de Comunicación