domingo 03 de julio de 2022
AUTOS Audi q8 55 tfsi

Encanto con carácter deportivo

Manejamos un de los SUV más sofisticados del mundo Premium. Se destaca por un diseño distinguido y conjuga un alto nivel de tecnología y seguridad, gran confort y excelentes prestaciones.

04-06-2022 00:05

Desde hace ya bastante tiempo, en el mercado local se viene manteniendo la particular situación que consiste en la existencia de una brecha entre el tipo de cambio oficial, al cual se comercializan los autos, y el dólar paralelo denominado Blue. Con esa diferencia, el valor en dólares puede llegar a reducirse en un ciento por ciento. Pero la realidad es otra, porque hoy es prácticamente una fantasía conseguir un auto al dólar oficial; por un lado, porque no hay (muchas marcas tienen decenas de modelos trabados en la aduana) y, por otro, porque la red de concesionarios que los comercializa no sabe a qué valor lo va a reponer en el futuro. Pero, además, hay una demanda insatisfecha y lógicamente se impone aprovechar la circunstancia para hacer el mejor negocio. 

Ante esta situación, uno de los segmentos que más rápido se moviliza es el de los autos de alta gama o Premium, a tal punto que muchos importadores hace ya tiempo que se quedaron sin stock. Pero la rueda comercial sigue girando y las marcas de lujo continúan ofreciendo sus productos con tecnología de punta, haciendo desvelar a más de un potencial comprador, a pesar de la gran escasez en la que se vive. 

Audi es una de las protagonistas del mundo Premium y con una fuerte batería de modelos, entre ellas el impresionante Q8, que se ofrece como una de las alternativas más atractivas del segmento.  

Especialista en SUV

Dentro del gigante grupo Volkswagen, la marca Audi es una de las que aplica gran parte del desarrollo en los SUV, y eso se nota: lleva varios años con una presencia muy importante en este segmento. La evolución fue muy favorable y llevó a desarrollar modelos con carrocerías cada vez más atractivas, como es el caso del Q8, un modelo que está fabricado sobre la misma plataforma que se utiliza para otros primos lejanos, como el Lamborghini Urus, el Bentley Bentayga o el Porsche Cayenne Coupé. 

Esta plataforma es muy liviana, gracias a la utilización masiva del aluminio, lo que permite a estos SUV de gran tamaño tener unos pesos bastantes contenidos y que se traduce en una importante mejora dinámica. La Q8 es la hermana mayor de la Audi Q7, no por longitud o espacio interior (mide 5 centímetros menos y está disponible sólo en configuración de 5 plazas), pero sí en posicionamiento, buscando ofrecer una imagen más exclusiva y diferenciada con respecto al resto de la gama SUV de Audi.

Por sus formas y tamaño, el diseño de la Q8 no pasa inadvertido. En la trompa se destaca una gran parrilla en color negro con el logo de los anillos grande, y acompañan las ópticas de nuevo diseño Matrix led, que le otorgan estilo propio y carácter deportivo.

Lateralmente se destacan los generosos pasarruedas, la caída del techo y los neumáticos de 21 pulgadas. De noche, los picaportes de las puertas se iluminan.

Las medidas y las formas del SUV coupé son los rasgos más característicos de la Q8, que con sus 4,98 metros de largo, una anchura de 1,99 metros y una altura de 1,70 metros, es más corto que su hermano, más bajo y más ancho, y presenta formas que le otorgan un estilo sport con musculatura. 

Un concesionario de película

Alta calidad percibida 

Al acceder al generoso habitáculo, lo que más llama la atención es la proliferación de pantallas digitales que le otorgan un alto nivel de información al conductor. Se advierten superficies planas con buena calidad de materiales y terminaciones. Los comandos de climatización digitales tienen cuatro zonas con control de temperatura del climatizador para conductor, acompañante y los pasajeros de atrás. Adelante, permite además regular el flujo de aire independiente para los dos pasajeros. 

Las butacas del conductor y del acompañante se ajustan eléctricamente y, en sociedad con la columna de dirección (con doble reglaje eléctrico), permiten lograr la posición de manejo ideal. El nivel de equipamiento es de los más completos en su categoría. Se destacan las suspensiones neumáticas adaptativas que modifican hasta 90 mm la altura del vehículo. A esto se suman cuatro cámaras que permiten una visión de 360 grados, dos pantallas de alta resolución de 12,3 y 10,1 pulgadas, airbags delanteros y posteriores frontales/laterales, sistema de audio Sound 3D Bang&Olufsen, luces Matrix led con lavafaros, Cruise Control adaptativo, sensores anticolisiones delantero y trasero, de cambio de carril y monitoreo de zonas ciegas con aviso lumínico en el espejo, ruedas traseras direccionales que reducen el radio de giro al estacionar, techo solar panorámico y butacas calefactables, entre otros.

También se luce por su espacio interior, en especial en las plazas traseras, que son amplias a lo largo, ancho y alto para tres pasajeros. Por su parte, el baúl dispone de 605 litros de capacidad con portón de apertura y cierre automático; bajo la superficie se encuentra la rueda de auxilio temporal con compresor de inflado.
El nivel de confort general es excelente, invitando a realizar largos periplos en ruta. Cuando se lo maneja en ciudad hay que considerar que estamos arriba de un SUV de dos metros de ancho más los espejos externos. Lo mismo vale para estacionar en sitios reducidos que obligan a estar muy atentos a los sensores perimetrales. 

Respecto al desenvolvimiento urbano, el confort de marcha es muy satisfactorio incluso al circular por superficies desparejas, aunque si nos ponemos un poco más exigentes, los grandes neumáticos copian demasiado las irregularidades.Pero, en la ruta, la Q8 ofrece un plus de comportamiento, especialmente en curvas gracias a la suspensión neumática deportiva que presenta un gran aplomo pero manteniendo a la vez un altísimo nivel de confort a bordo. En la práctica, la dirección es excelente y los frenos muy eficientes.

Esta Q8 55 TFSI viene equipada con un motor naftero V6 de 3.0 litros que entrega 340 CV con un torque superior a los 50 kgm que posee un sistema llamado MildHybrid de 48 voltios que, en determinadas condiciones, reduce el consumo hasta 0,7 litros cada cien kilómetros. En la práctica, el V6 logra un rendimiento de casi 10 km/l, y a 120 km/h, en octava marcha, supera levemente las 1.500 rpm.

Un lujo tecnológico: probamos el Audi A7 Sportback 55 TFSI

El sistema de transmisión  quattro gestiona de manera muy eficaz la potencia del motor. En condiciones normales entrega un 40 % de torque al eje delantero y 60 % al trasero, pero distribuye el mismo a cada rueda en ciertas condiciones de manejo y adherencia. Así, permite ir a la Costa Atlántica a disfrutar de los médanos con total tranquilidad, ya que además de tener neumáticos muy anchos, la potencia del motor y la caja hacen que todo sea muy sencillo. En caminos de un off-road más técnico y con barro puede llegar a responder, pero siempre hay que considerar que tiene las limitaciones lógicas de un vehículo con neumáticos más específicos para el asfalto, además de que se trata de un producto de lujo. 

Las prestaciones se asemejan a las de un deportivo. Su velocidad máxima declarada (y auto-limitada) es de 250 km/h. Para llegar a los 100 km/h demora poco menos de 7 segundos, cubriendo el kilómetro en 26,5 segundos con una velocidad de punta de 205 km/h, valores más que satisfactorios, sobre todo si consideramos sus más de 2.200 kg. Los frenos también están a la altura de las circunstancias, con 38 metros para detenerse desde los 100 km/h.

El valor de algo muy especial 

El precio de la Audi Q8 habita en un universo donde todos los vehículos con los cuales compite tienen valores muy elevados. Audi no es la excepción. Este modelo hoy se ofrece por 182.100 dólares, una cifra que puede resultar extravagante pero que, si la comparamos con la del Mercedes-Benz GLE Coupé, el más parecido conceptualmente y que cuesta 183.000 dólares, no parece descabellado. Por su parte, la BMW X6 se ofrece por 179.900 de la misma moneda. 

El Q8 es un modelo superlativo y es inevitable pensar en él como una referencia si lo que se busca es un vehículo de lujo, con muy altas prestaciones y doble tracción. Sin embargo, en el uso real de un mundo con límites de velocidades, no hace nada que no pueda hacer también de manera perfecta las más accesibles Q3 y Q5. La única diferencia está en el espacio interior, que en la Q8 es muy superior. No hay ninguna otra SUV en el mercado que brinde tanto confort y que, a la vez, tenga un carácter deportivo.