lunes 06 de abril de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG / Internacional
viernes 9 agosto, 2019

Según estudio, si un CEO es adúltero hay alta chance de que también sea tramposo

Investigadores de dos universidades estadounidenses examinaron a clientes de un sitio de citas, cuyo listado salió a la luz en 2015.

Matt Robinson

Ashley Madison Foto: Bloomberg
viernes 9 agosto, 2019

El adulterio va de la mano con hacer trampa en el lugar de trabajo. Esa es la conclusión de un estudio académico provocativo en Estados Unidos que descubrió una fuerte correlación entre el adulterio y la mala conducta en el lugar de trabajo por parte de ejecutivos corporativos y asesores financieros.

La investigación se realizó de una manera poco convencional. Profesores de finanzas de la Universidad de Texas en Austin y la Universidad Emory pudieron examinar a clientes de Ashley Madison, un sitio de citas para personas casadas que buscan tener una aventura o "encuentro discreto", como dice la página. Esto se debe a que un ataque informático de 2015 expuso los nombres y datos personales de más de 30 millones de usuarios.

Amor de a muchos: los argentinos y la infidelidad

Los investigadores examinaron específicamente cuatro grupos de usuarios: un total de 11.000 corredores, ejecutivos corporativos, delincuentes de cuello blanco y oficiales de policía. Al cotejar los datos con registros públicos, descubrieron que los clientes de Ashley Madison en general tienen más del doble de probabilidad de haber violado los códigos de conducta profesionales en comparación con un grupo de control, según los autores del estudio, John Griffin, Samuel Kruger y Gonzalo Maturana.

"Nuestro estudio indica que el engaño en un contexto se traslada a otros", explicó Griffin, especialista en investigar mala conducta en Wall Street. “No estamos tratando de debatir sobre ética o dar sermones a las personas. Todo lo que hacemos es examinar los datos y los datos son bastante sólidos".

Los corredores de trampa resultaron ser más propensos que el grupo de control a tener manchas en sus registros.

Los directores ejecutivos y financieros con cuentas en Ashley Madison exhibieron el doble de probabilidad de haberse involucrado en un error financiero o ser el foco de una demanda colectiva de valores entre 2008 y 2014

Los profesores encontraron algunos obstáculos de investigación, como cuestionamientos éticos sobre el uso de los datos de Ashley Madison, pero llegaron a la conclusión de que se trata de información de dominio público.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4957

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.