viernes 30 de septiembre de 2022

Argentina retrasa pagos de deuda luego de pedir "buena fe"

Argentina retrasará los pagos de notas denominadas en dólares hasta el 31 de agosto, luego de pedir a los tenedores de bonos que negocien una reestructuración de su deuda de “buena fe”.

20-12-2019 15:07

Argentina retrasará los pagos de notas denominadas en dólares hasta el 31 de agosto, luego de pedir a los tenedores de bonos que negocien una reestructuración de su deuda de “buena fe”.

Se verán afectados unos US$9.100 millones en pagos de las notas locales, conocidas como Letes, según la oficina de prensa del Ministerio de Economía. Las notas en poder de las provincias y las personas estarán exentas de la demora en los pagos, según un comunicado del gobierno.

La decisión es la segunda demora en los pagos de Letes en los últimos cinco meses e ilustra la profundidad de los problemas que enfrenta el gobierno entrante del presidente Alberto Fernández. La carga de deuda bruta de Argentina asciende a US$332.000 millones, incluidos los préstamos del Fondo Monetario Internacional. La deuda pendiente con los tenedores de bonos privados es de aproximadamente US$148.000 millones.

“El reperfilamiento de los Letes debería ser bueno para los bonos en moneda extranjera bajo ley extranjera, ya que esto reduce las necesidades financieras del gobierno en dólares”, asegura Daniel Chodos, jefe de estrategia de crédito soberano de América Latina en Credit Suisse, con sede en Buenos Aires. “Sin embargo, establece un mal precedente”, indicando que otros valores bajo ley local “podrían volver a ser reperfilados por decreto”.

El retraso no provocará una rebaja de calificación, ya que no cambiará significativamente las pérdidas esperadas para los tenedores de bonos, asegura Gabriel Torres, el principal analista soberano de Argentina en Moody’s. La firma calificadora rebajó la calificación del país de B2 a Caa2 en agosto y la sometió a revisión para otra rebaja.

Lo más importante que estamos esperando es lo que harán con la deuda a mediano y largo plazo”, dijo Torres en una entrevista. “Hasta ahora, el mensaje ha sido que harán todo lo posible para garantizar la consolidación fiscal”.

Los inversionistas anticipan que el gobierno impondrá condiciones más severas a los bonos bajo la ley argentina, una medida que limitaría una apelación a los tribunales, los cuales probablemente sean amigables con la administración.

Los bonos argentinos se negociaron ligeramente más débiles el viernes, después del repunte de principios de semana. La tasa de cambio no oficial, conocida como contado con liquidación, se debilitó 1,2% a 73,69 pesos por dólar.

El nuevo reperfilamiento de las notas locales sugiere que el gobierno también puede intentar renovar su deuda denominada en pesos, según Alejo Costa, estratega Jefe de Argentina en BTG Pactual en Buenos Aires.

“La decisión solo gana tiempo”, dijo Costa. “Parece que reperfilaron las notas en dólares hasta agosto de 2020, con el único objetivo de ofrecer una alternativa momentánea, ya que necesitan más tiempo para elaborar un plan”.

En esta Nota