26th de February de 2021
BLOOMBERG
17-04-2020 06:04

China sufre contracción económica histórica en primer trimestre

El coronavirus arrastró la economía de China a su primera contracción en décadas en el primer trimestre, y la propagación de la enfermedad por todo el mundo ahora expone al país a una dependencia de la frágil demanda interna para su recuperación.

Bloomberg News
17-04-2020 06:04

El coronavirus arrastró la economía de China a su primera contracción en décadas en el primer trimestre, y la propagación de la enfermedad por todo el mundo ahora expone al país a una dependencia de la frágil demanda interna para su recuperación.

El producto interno bruto se contrajo un 6,8% respecto al año anterior, el peor dato desde al menos 1992, cuando comenzó la publicación de datos oficiales del PIB trimestral, y no alcanzó la estimación media de una caída del 6%. La economía de China no se ha contraído en un año completo desde el final de la era de Mao en la década de 1970.

Las ventas al por menor cayeron un 15,8% en marzo ya que los consumidores siguieron mostrándose cautelosos, mientras que la inversión disminuyó un 16,1% en los primeros tres meses del año. Un dato más positivo fue la contracción menor de lo previsto de la producción industrial en marzo, del 1,1%, cuando las fábricas volvieron a reanudar las operaciones en medio del alivio de las medidas de aislamiento.

Tanto el comercio minorista como la producción de fábricas mostraron una mejora desde el punto más bajo en los primeros dos meses, lo que sugiere una estabilización en la actividad económica.

“Esperamos que esta recuperación continúe”, dijo Louis Kuijs, jefe de economía para Asia en Oxford Economics Hong Kong Ltd. “Sin embargo, la recuperación se ralentizará por la persistente debilidad del consumo y la caída de la demanda externa”.

Los mercados de China mantuvieron las ganancias tras la publicación de las cifras ya que los inversores ya estaban preparados para unos datos débiles. El índice compuesto de Shanghái subía un 0,9% a las 12:30 p.m., mientras que el Hang Seng subió un 2,3% en Hong Kong.

La economía se vio forzada a una paralización a finales de enero cuando la epidemia que comenzó en Wuhan se propagó por todo el país. La economía estuvo inactiva durante gran parte de febrero, con fábricas y tiendas cerradas y trabajadores encerrados en sus hogares. El proceso de reanudación de la actividad económica ha sido lento y la tasa de retorno solo aumentó ligeramente a alrededor del 90% a finales de marzo, según estimaciones de Bloomberg Economics.

Para amortiguar el golpe económico, China ha presentado una serie de medidas y ha aumentado el apoyo fiscal y monetario, aunque no en la escala de otras naciones.

Una reunión del Politburó del Partido Comunista en los próximos días podría proporcionar más señales sobre la dirección del apoyo político.

Lo que dicen los economistas de Bloomberg:

“Los datos de la actividad de marzo sugieren que la recuperación será larga, especialmente con la pandemia aplastando la demanda externa. Una disminución mucho más estrecha de la producción apunta a una fuerte mejora en el lado de la oferta, como han señalado nuestros indicadores de regreso al trabajo. Esto explica en parte la caída limitada del PIB, que se basa en la producción. Sin embargo, la caída de las ventas minoristas y la inversión subrayan las continuas debilidades en el lado de la demanda”.

-Chang Shu.

Si bien las exportaciones cayeron menos de lo esperado en marzo, a medida que la capacidad de producción se restableció gradualmente, los economistas advierten que los vientos en contra están por venir a medida que el resto del mundo se cierra y la demanda externa disminuye.

“La mayoría de las principales economías todavía están en la etapa de cierre”, declaró Robin Xing economista jefe para China de Morgan Stanley Asia, a Bloomberg TV. “En consecuencia, el crecimiento en el segundo trimestre será superficial, apenas por encima de cero”.

En el lado positivo, la tasa de desempleo según encuestas disminuyó en marzo, a 5,9% desde el récord de febrero de 6,2%. Esto señala que China hasta ahora está evitando el nivel de destrucción de empleo de EE.UU., donde más de 5 millones de estadounidenses solicitaron prestaciones por desempleo la semana pasada, elevando el total en el mes desde que la pandemia comenzó a estrangular la economía a 22 millones de personas.