martes 27 de septiembre de 2022

China también busca extender el plazo de los créditos de carbono

China ha agregado su voz a los llamados que buscan un plazo más largo para los créditos de carbono existentes de las Naciones Unidas.

04-12-2019 16:33

China ha agregado su voz a los llamados que buscan un plazo más largo para los créditos de carbono existentes de las Naciones Unidas.

China fue el mayor generador de créditos de emisión para el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) de la ONU, un mercado que ayudó a reducir los costos para fábricas y centrales eléctricas en la Unión Europea después de que comenzó el mayor mercado de carbono del mundo hace casi 15 años.

El mercado actual de la ONU se derrumbó hace unos siete años a medida que la demanda disminuía y la oferta seguía aumentando. Enviados en las conversaciones de la ONU esta semana hablan sobre cómo estructurar el comercio internacional del carbono después de 2020 como parte del Acuerdo de París sobre cambio climático de 2015.

No queda claro qué tipo de comercio de carbono surgirá de las conversaciones de la ONU, que finalizarán el 13 de diciembre.

Los proyectos de normas publicados el miércoles dejan abierta la duda de qué créditos podrían ser válidos en mercados potenciales. Una opción es que podrían permitir el uso de esos créditos creados antes de 2020 o solo después de esa fecha.

El martes, Brasil dijo que los enviados en las conversaciones deberían encontrar una manera de revivir los créditos generados bajo el MDL. Eliminar los créditos existentes limitaría el apetito del sector privado por los mercados del Acuerdo de París.

La Unión Europea ha tratado de frenar los plazos del MDL. Solo usará los mercados de carbono en el Acuerdo de París si ajusta los objetivos de reducción de emisiones, dijo el lunes el ministro de Medio Ambiente de Alemania.

El uso de créditos existentes aumentaría la oferta, lo que daría a promotores un incentivo para trabajar en más proyectos que reduzcan los gases de efecto invernadero.

China también apuntó a un posible plan de Europa para introducir un impuesto al carbono sobre los productos en su frontera, que se aplicará a las naciones que quieran vender productos a la UE sin introducir políticas que protejan el medio ambiente.

"La imposición unilateral de un arancel de CO2 crearía más incertidumbres", dijo Ma Aimin, subdirector del Centro de Estrategia y Cooperación Internacional para el Cambio Climático de China. Sería "crear muchas preguntas. ¿La UE impondrá su arancel de emisiones de carbono en todos los países o tendrá un trato diferenciado y solo para países especiales? ¿Aplicará a todos los productos?".

Si los enviados acuerdan las reglas del mercado de carbono en estas conversaciones en medio de la tensión comercial mundial, no será una tarea fácil. La enviada de España que lidera las conversaciones expresó optimismo de que se podría llegar a un acuerdo.

"En este momento hay una voluntad y una convicción muy fuertes de trabajar para cumplir la agenda", dijo Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica de España, en una entrevista al margen de la conferencia. "Hay algunos países que permanecen más reticentes y silenciosos. No tienen una oposición real, o al menos no la han demostrado aún. Pero su participación es importante, y no han mostrado tanto deseo de acelerar las cosas como otros países".