domingo 17 de octubre de 2021
BLOOMBERG CRISIS ECONÓMICA POR EL COVID
19-02-2021 03:18
19-02-2021 03:18

La pandemia provocará que una de 10 personas cambie de ocupación en EE.UU.

Los efectos colaterales del covid-19 destruirán grandes cantidades de puestos de baja remuneración en un mercado laboral que estaba destinado a la disrupción antes de la pandemia.

19-02-2021 03:18

Es probable que uno de cada diez trabajadores estadounidenses, aproximadamente 17 millones, se vea obligado a abandonar su trabajo y a asumir nuevas ocupaciones para 2030, ya que los efectos colaterales del covid-19 destruirán grandes cantidades de puestos de baja remuneración en un mercado laboral que estaba destinado a la disrupción antes de la pandemia.

Las mujeres, las minorías, los jóvenes y los menos educados probablemente serán los más afectados, según las proyecciones de la consultora McKinsey & Co. en un nuevo informe con una reducción sin precedentes del trabajo de baja remuneración en el comercio minorista, la hotelería y otras industrias.

“El covid es un gran disruptor”, dijo Susan Lund, del Instituto Global McKinsey, rama de investigación de la consultora, en una entrevista.

Intensificación del uso comercial de la inteligencia artificial y los robots

Los 17 millones de estadounidenses son parte de los más de 100 millones de personas en todo el mundo que el instituto pronostica que necesitarán dejar sus empleos e ingresar a nuevas líneas laborales para el final de la década. Eso equivaldrá aproximadamente a uno de cada 16 trabajadores en las ocho economías líderes cubiertas por el estudio, que incluye a China, Japón, Alemania y el Reino Unido, así como a EE.UU.

En un artículo de más de 130 páginas, el instituto ve que la pandemia acelerará tres tendencias que continuarán afectando al mercado laboral en los próximos años: más trabajo remoto y trabajo desde casa, mayor comercio electrónico y una mayor “economía de entrega”, y la intensificación del uso comercial de la inteligencia artificial y los robots.

“Las fuerzas que el covid-19 desató significan que podría haber mucha menos demanda de trabajadores de primera línea en servicios de alimentación, venta minorista, hospitalidad, entretenimiento”, dijo Lund.

Eso llevó a McKinsey a elevar su estimación previa a la pandemia de cuántos trabajadores necesitarán cambiar las ocupaciones en 28%, o 3,8 millones, a 17 millones.

Las consecuencias de la pandemia también dificultarán que muchos trabajadores hagan el cambio. “La transición que deberán hacer será aún mayor y más desalentadora”, dijo Lund.

“Solía ser el caso que muchos trabajadores de baja remuneración pasaran de la comida rápida, por ejemplo, al comercio minorista y luego al de la hotelería”, agregó. “Pero ahora esos empleos en conjunto están disminuyendo, por lo que la mayoría de ellos tendrán que buscar un trabajo de calificación media, por ejemplo, en un entorno de oficina o fabricación”.

Un aumento de la concentración de empleos en las ciudades más grandes del mundo

El vacío proyectado de las posiciones de salarios más bajos se producirá después de décadas de polarización del mercado laboral, en el que disminuyeron los empleos de clase media en la manufactura y otras industrias, incluso cuando el empleo en la parte inferior y superior de la escala de ingresos aumentó.

Otra tendencia que podría revertirse, según Lund, es el aumento de la concentración de empleos en las ciudades más grandes del mundo que se evidenció después de la crisis financiera.

El covid-19, y el aumento del trabajo remoto que está provocando, está llevando a algunos trabajadores y empresas a mudarse a ciudades más pequeñas y menos pobladas. Si bien las tasas de vacantes de oficinas han aumentado en lugares como San Francisco, han disminuido en lugares más pequeños como Charlotte, en Carolina del Norte, según el informe.