6th de March de 2021
BLOOMBERG
02-04-2020 20:56

Cuarentena podría cambiar la suerte de café Robusta

Los cambios bruscos de precios han mantenido recientemente el querido café arábica de Starbucks Corp. en el centro de la atención. Pero es probable que su primo de sabor amargo sea un ganador, ya que el coronavirus impulsa más la bebida en el hogar.

Marvin G. Perez y Manisha Jha
02-04-2020 20:56

Los cambios bruscos de precios han mantenido recientemente el querido café arábica de Starbucks Corp. en el centro de la atención. Pero es probable que su primo de sabor amargo sea un ganador, ya que el coronavirus impulsa más la bebida en el hogar.

A medida que las cafeterías de Londres a Seattle cierran, los compradores se apresuran a los supermercados para almacenar su java favorita. Y ahí es donde entran en juego los granos de Robusta. Si bien muchas cafeterías se enorgullecen de servir los granos de Arábica de la más alta calidad, el café que se consume en el hogar generalmente tiene un mayor contenido de la variedad Robusta más barata.

También existe la posibilidad de interrupciones en el suministro a medida que el virus se propaga a los mercados emergentes, donde se produce Robusta y se favorece para el consumo local. Un ejemplo es el caso de Vietnam. El principal productor de Robusta ordenó un confinamiento de emergencia de 15 días y los operadores, temerosos de las perturbaciones de envío, ayudaron a subir los futuros hasta más de 3% el jueves. Ese podría ser el comienzo de un cambio en los futuros que han retrasado las ganancias del Arábica.

“El aprovisionamiento ha sido una característica cotidiana en gran parte de Europa Occidental y partes de Estados Unidos durante las últimas semanas”, asegura Carlos Mera, analista de Rabobank International en Londres. “A medida que el virus se expande en un camino exponencial similar en los países en desarrollo, esperaríamos ver a los consumidores acumulando cafés que tienen una mayor proporción de Robusta”.

Para tener una idea del impacto que están teniendo las cuarentenas en el mercado del café, no busque más allá de las tiendas de comestibles. El volumen de ventas de café en los minoristas estadounidenses aumentó 31% en las cuatro semanas que terminaron el 22 de marzo respecto al mismo periodo del año anterior, según datos del investigador de mercado IRI, con sede en Chicago. En el Reino Unido, las ventas en los supermercados subieron un 30% en la semana que terminó el 14 de marzo, el mayor aumento en al menos tres años, según datos de la firma de análisis Nielsen.

Los estadounidenses consumieron un 7,6% más en casa en el primer trimestre, mientras que la demanda de restaurantes cayó un 14%, asegura Samuel Nahmias, presidente de la firma de investigación StudyLogic. Los consumidores están tomando por primera vez en años más tipos de café instantáneo y tradicional, que tienen un mayor contenido de Robusta.

Un movimiento similar podría ocurrir pronto en los mercados emergentes del sudeste asiático, América Latina y África. Brasil e Indonesia también son productores y consumidores clave de granos Robusta. En los países donde el té es la bebida favorita en el hogar y el café generalmente se consume principalmente en las tiendas, es probable que la demanda general se vea afectada.

“La mayoría de los africanos y asiáticos no tienen elegantes máquinas de café espresso o incluso cafeteras de goteo”, por lo que en casa beben instantáneo, explica Judy Ganes, presidente de J. Ganes Consulting, que ha estudiado los mercados durante más de tres décadas. “Cuando cierren las cafeterías que sirven Arábica y la gente deba tomar café en casa, serán principalmente granos de Robusta”.

Si bien los futuros de Arábica han ganado en los últimos meses a medida que disminuyen los suministros, el Robusta se quedó atrás. Eso amplió la brecha de precios entre los dos grados, aumentando el incentivo para que los tostadores aumenten la participación de los granos amargos en sus mezclas.

El aumento en la demanda de Robusta podría elevar los precios en aproximadamente 16% a US$1.400 por tonelada métrica en las próximas cuatro semanas, según Mera de Rabobank.