6th de March de 2021
BLOOMBERG
06-05-2020 20:52

Disney World encabeza lista de problemas de Iger: T. Lachapelle

Debido a circunstancias que hubieran sido impensables hace un año, el negocio de streaming de televisión de Walt Disney Co. se está convirtiendo en su recurso más valioso, mientras que sus sólidos parques temáticos se están transformando en una nueva área de problemas.

Tara Lachapelle
06-05-2020 20:52

Debido a circunstancias que hubieran sido impensables hace un año, el negocio de streaming de televisión de Walt Disney Co. se está convirtiendo en su recurso más valioso, mientras que sus sólidos parques temáticos se están transformando en una nueva área de problemas.

El martes 5 de mayo, la compañía informó los resultados de lo que se recordará como el trimestre del coronavirus: un período durante el cual cerró todos sus parques temáticos en todo el mundo y detuvo sus líneas de cruceros, mientras que los cines cerraron sus puertas, las ligas deportivas pospusieron sus temporadas y la demanda de publicidad en televisión desapareció, con efectos secundarios para los estudios de cine y las redes ESPN y ABC de Disney. Los ingresos netos de las operaciones continuas cayeron 91% respecto del año anterior. No fue sorprendente, pero fue de gran importancia. Y es más probable que empeore a que mejore.

Gran parte del modelo de negocios de Disney depende de un gran número de personas que hacen cosas en conjunto, algo que la mayoría de las personas, hasta hace poco, no había pensado desde los ataques del 11 de septiembre. Pero la amenaza de la COVID-19, o al menos el miedo a ella, puede permanecer entre nosotros mucho después de este período actual de confinamiento, y eso podría cambiar permanentemente nuestra forma de pensar acerca de subir a un avión o crucero, estar en un parque de diversiones o ir al cine nuevamente. Lo único que parece seguro es que todos recurriremos más al streaming para ver televisión.

Es por eso que la decisión de Bob Iger de hacer que Disney+ y Hulu sean el nuevo foco del futuro de la compañía no podría haber tenido un mejor momento. Iger se hizo a un lado como director en febrero, aunque su presencia sigue siendo importante en Disney como presidente ejecutivo. Incluso inició el martes la videoconferencia para dar a conocer los resultados de la compañía antes de que su sucesor, Bob Chapek, se hiciera cargo. Disney+ está muy lejos de reemplazar el tipo de ganancias que genera el negocio de los medios tradicionales, pero sus perspectivas ahora son mucho más seguras que cualquiera de las otras divisiones de Disney.

Disney+ alcanzó 54,5 millones de suscriptores al 4 de mayo, lo que se acerca rápidamente a una meta que no esperaba alcanzar hasta 2024: tener de 60 millones a 90 millones de suscriptores. Es en ese momento que Disney proyecta que el servicio puede comenzar a generar ganancias. Iger puede permanecer en un papel más práctico de lo que implicaría el título de presidente con el objetivo de garantizar que el contenido y la estrategia de streaming de Disney no se salgan de su camino debido a la pandemia. La experiencia de Chapek ha estado predominantemente en el lado de los parques temáticos de Disney, que continuará acaparando gran parte de la atención del director ejecutivo por el momento.

Disney anunció que su parque de Shanghái comenzará a recibir visitantes nuevamente el 11 de mayo, aunque solo una fracción de las 80.000 personas que normalmente recibe en un día. La compañía no sabe exactamente cuándo podrá abrir los parques de Estados Unidos, pero cuando lo haga, implicará que todos usen mascarillas, excepto los personajes disfrazados, que mantendrán cierta distancia con los visitantes. Sin duda, esto le resta valor a la experiencia de las vacaciones.

En la videoconferencia, se le preguntó a Chapek sobre la “Caja de Pandora” de problemas de seguridad que acompañan a la reapertura de los parques temáticos y si está listo para meterse en ese debate. Desafortunadamente, el nuevo director ejecutivo esquivó la pregunta, en lugar de eso, se dirigió a una explicación sobre cómo los parques probablemente fecharán sus boletos para controlar las multitudes y no dejar a ningún cliente decepcionado por no poder ingresar. Dado que las medidas de aislamiento y las mascarillas se han vuelto temas cruciales, quizás Disney no quiere meterse en eso. Sin embargo, Chapek habló sobre la demanda acumulada de sus parques y películas, y hubiera sido agradable escuchar más de su pensamiento sobre los desafíos inherentes a la seguridad.

Muestra cuán difícil e incluso controvertido puede ser para Disney poner en marcha sus atracciones, mientras que aún no se sabe mucho sobre la situación del virus. E incluso un retorno a la “normalidad” podría significar algo diferente para ese tipo de empresas. Es hora de seguir invirtiendo en Disney+ y Hulu para garantizar que la empresa prospere también en un mundo de aislamiento.

En esta Nota