24th de February de 2021
BLOOMBERG
05-05-2020 17:53

Dos estadounidenses detenidos en Venezuela tras incursión

Venezuela ha capturado a dos ciudadanos estadounidenses que participaron en un esfuerzo insignificante y fallido durante el fin de semana para ingresar al país por mar y capturar al presidente Nicolás Maduro.

Alex Vasquez y Nicolle Yapur
05-05-2020 17:53

Venezuela ha capturado a dos ciudadanos estadounidenses que participaron en un esfuerzo insignificante y fallido durante el fin de semana para ingresar al país por mar y capturar al presidente Nicolás Maduro.

En un discurso triunfante, Maduro mostró los pasaportes de ambos: Airan Berry, de 41 años, y Luke Denman, de 34, llamándolos “mercenarios estadounidenses profesionales”. Trabajan para una empresa de seguridad de Florida, Silvercorp USA, dirigida por Jordan Goudreau, un exboina verde que dice haber estado a cargo de la operación, la cual involucraba a unos 60 o 70 hombres.

“Estaban jugando a Rambo, estaban jugando al héroe”, se burló Maduro, felicitando a los pescadores locales por ayudarlos en su captura. “El pueblo de Chuao salió, en unión perfecta, los pescadores, la milicia y la policía municipal, con chopos, pistolas y piedras a buscar a los terroristas”.

Dijo que los estadounidenses, que habían venido en barco desde Colombia, estaban detenidos en una base de la Marina en el estado de La Guaira, cerca de la capital.

Funcionarios estadounidenses no han tenido contacto con los dos ni saben dónde están detenidos, según una persona con conocimiento del asunto.

Maduro acusó a Estados Unidos y Colombia de planear y financiar la invasión. Ambos gobiernos dicen que no tuvieron nada que ver con eso. El lunes, antes de la detención de los dos estadounidenses, Goudreau, el exboina verde, expuso en una conversación telefónica el objetivo de la operación y dijo que unos 52 hombres lograron ingresar a Venezuela para establecer campamentos insurgentes contra Maduro y planeaban atacar objetivos tácticos.

Juan Guaidó

Goudreau dijo que se había coordinado con el líder de la oposición, Juan Guaidó, quien había prometido pagar por la invasión pero no cumplió. Goudreau hizo público un contrato que, según él, fue firmado por Guaidó y una grabación de una conversación telefónica que parece ser con él. Guaidó y sus ayudantes niegan cualquier conexión con Goudreau o los eventos del fin de semana.

El primer intento de ingresar a través de la costa norte del estado de La Guaira desde Colombia fracasó el domingo, dejando un saldo de ocho muertos y cinco arrestados. Un segundo grupo de seis venezolanos y los dos ciudadanos estadounidenses fueron detenidos cerca de la costa norte de Aragua el lunes. Goudreau afirmó que otros habían logrado pasar.

Los detenidos serán llevados ante los tribunales, según Gonzalo Himiob, director del grupo de derechos humanos Foro Penal. El grupo dijo que varias personas que no participaron en la operación también fueron arrestadas o están desaparecidas.

El martes, el presidente Donald Trump dijo que apenas se enteraba de los dos estadounidenses y que no tienen nada que ver con el gobierno de Estados Unidos.

Armas incautadas

Diosdado Cabello, presidente de la poderosa Asamblea Constituyente que supervisa los organismos del gobierno venezolano, dijo que se había incautado una gran cantidad de armas junto con vehículos.

Este es el último de una serie de intentos fallidos a pequeña escala para expulsar a Maduro en los últimos dos años, como resultado de la creciente disfunción y el descontento en un país rico en petróleo donde los alimentos y los medicamentos son escasos y el gobierno es visto con desprecio. Observadores internacionales dijeron que la reelección de Maduro en 2018 fue manipulada.

Un derrocamiento requeriría cierta participación del ejército de Venezuela, que hasta ahora se ha mantenido leal a Maduro.

“[El Gobierno] sabía de esta operación, los infiltraron y los esperaron para masacrarlos”, dijo Guaidó, considerado presidente interino legítimo por casi 60 países.

Los ciudadanos estadounidenses capturados por las fuerzas de seguridad venezolanas a menudo son detenidos en la sede de la policía de inteligencia. Ahí es donde cinco ejecutivos petroleros estadounidenses de la filial estadounidense de PDVSA, Citgo, están detenidos después de que se les retirara el arresto domiciliario en febrero.

La policía también mantuvo a Joshua Holt, un exmisionero mormón, allí hasta su liberación después de las negociaciones establecidas entre legisladores estadounidenses y el Gobierno de Maduro en 2018.

En esta Nota