lunes 20 de enero de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG /
martes 14 enero, 2020

Empleos en EEUU abundan, pero salarios se estancan

El dato más decepcionante del último informe de empleo es que los salarios no crecieron mucho, a pesar de que la economía de Estados Unidos está o se acerca al pleno empleo. Para 2019, los salarios crecieron 2,9%, sin embargo, debido a que la inflación es cercana a 2%, el crecimiento real de los salarios es de aproximadamente 1%. Esto no impresiona. La última década fue la segunda más lenta para el crecimiento de la nómina de pagos desde la década de 1940.

Tyler Cowen

U.S. Unemployment Levels Hit 50-Year Low Foto: Photographer: Joe Raedle/Getty Images North America

El dato más decepcionante del último informe de empleo es que los salarios no crecieron mucho, a pesar de que la economía de Estados Unidos está o se acerca al pleno empleo. Para 2019, los salarios crecieron 2,9%, sin embargo, debido a que la inflación es cercana a 2%, el crecimiento real de los salarios es de aproximadamente 1%. Esto no impresiona. La última década fue la segunda más lenta para el crecimiento de la nómina de pagos desde la década de 1940.

Si se entendieran mejor las raíces de este lento crecimiento de los salarios habría mejores ideas sobre cómo elevarlo. Desafortunadamente, existen algunas soluciones fáciles y, en este punto, no hay mucho que la Fed pueda hacer al respecto.

Para los grandes grupos de trabajadores estadounidenses, el crecimiento salarial ha sido lento durante décadas. Los salarios por hora promedio ajustados a la inflación, por ejemplo, solo han registrado una mejora marginal desde la década de 1970. Por supuesto, esos números son algo engañosos porque no recogen el creciente valor en dólares de los beneficios de atención médica proporcionados por el empleador, o de servicios de internet inestimables, como el tiempo pasado en Facebook. Aun así, si los números pasados ​​no son impresionantes, no debería sorprender que los números actuales también lo sean. El rendimiento de la productividad de la economía estadounidense ha sido deficiente durante mucho tiempo.

Una razón adicional para el bajo crecimiento de los salarios es que los empleadores tienen más opciones. Para evitar que los sueldos aumenten sobre cierto nivel, los empleadores considerarán automatizar o externalizar el trabajo en el extranjero, o tal vez importar bienes comparables. Entonces, hasta cierto punto, el crecimiento salarial global, que ha sido sólido, ha sustituido al crecimiento salarial interno.

Una razón estrechamente relacionada con el lento crecimiento de los salarios tiene que ver con los cambios en la composición de las empresas. Las firmas crecientes y dinámicas en la economía de Estados Unidos son las que cuentan con bajos costos laborales y un bajo porcentaje de ingresos. Esto es más fácil de ver en las firmas tecnológicas de rápido ascenso, donde el software permite a la compañía llegar y servir al mundo entero con relativamente pocos trabajadores. Para las empresas que requieren una gran cantidad de mano de obra (como los hogares de ancianos, por ejemplo) es más difícil crecer al mismo ritmo, por lo que la participación de la mano de obra en la economía de Estados Unidos ha tendido a caer por ese motivo.

Sin embargo, otra razón para la disminución de los salarios es que más empresas han estado experimentando con incentivos de opciones y acciones, con el fin de alentar a los trabajadores a agregar más valor. Gran parte de la compensación en las startups del Área de la Bahía, por ejemplo, llega en forma de acciones. La sustitución de las ganancias de las acciones por el ingreso laboral es aún más potente en un mercado alcista, como lo es actualmente.

¿Qué hacer entonces para estimular el crecimiento salarial? Dado que la mayoría de estas fuerzas son a largo plazo y de naturaleza estructural, no son fáciles de cambiar.

Una táctica posible sería estimular una mayor inversión empresarial, a fin de aumentar los salarios y la productividad de los trabajadores. Esto representa una economía positiva, pero no es fácil de alcanzar. Las tasas de interés ya son bajas, y el envejecimiento de la población mundial revertirá el "exceso de ahorro" y hará que el capital sea más escaso en las próximas décadas.

Otra estrategia es aumentar el apoyo social y gubernamental a las ciencias, impulsar descubrimientos y elevar la tasa de crecimiento económico a largo plazo. Esa también es una buena idea, pero los avances científicos tardan mucho tiempo en traducirse en una mejora de los niveles de vida.

La solución más efectiva para el lento crecimiento de los salarios, entonces, sería reducir el costo de la vida a través de precios más bajos para casas y apartamentos, atención médica y educación superior. Si los trabajadores exigen salarios más altos en la mesa de negociaciones, los empleadores podrían responder mediante la subcontratación o la automatización. Pero si los trabajadores obtienen salarios reales netos más altos porque los costos de la vivienda están cayendo, es menos probable que los empleadores respondan con ajustes internos.

En otras palabras, los límites para superar el estancamiento salarial son múltiples. Primero, hay una mayor libertad de construcción, de modo que la oferta de vivienda puede aumentar y los precios pueden bajar. Esto también permitiría una mayor movilidad ascendente al facilitar los traslados hacia las regiones más productivas (pero también más caras) de Estados Unidos. En segundo lugar, están las medidas para reducir el costo de la atención médica a través de una mayor competencia y transparencia de los precios. Tercero, la educación superior estadounidense apenas llega a su punto óptimo de eficiencia, innovación y accesibilidad.

Si esos sectores mostraron algo del dinamismo y la innovación que caracteriza al sector tecnológico de Estados Unidos, la combinación de precios en descenso y calidad en alza podría mejorar el nivel de vida. Y dado que el alquiler, la atención médica y las matrículas tienden a ocupar mayores recursos de los ingresos de las personas más pobres, estos cambios ayudarían sobradamente a los más desposeídos.

Reitero que este es un problema difícil. Pero hay un principio bastante simple que debería guiar las políticas: cuanto más tiempo se mantenga el estancamiento salarial, más urgentes se volverán estos temas microeconómicos.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4880

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.