Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 19 de octubre de 2019 | Suscribite
BLOOMBERG /
jueves 29 noviembre, 2018

Ford se aleja del punto de mira de Trump y ahora es turno de GM

Ford Motor Co. y General Motors Co. necesitan reestructurar su base de manufactura en Estados Unidos para hacer frente al drástico cambio de sedanes a vehículos utilitarios deportivos (SUV). Solo uno está preparado para hacer ese ajuste sin hacer enojar al presidente.

Galería de imágenes

Keith Naughton


Fotogalería
Car Conundrum Foto: Bloomberg
jueves 29 noviembre, 2018

Ford Motor Co. y General Motors Co. necesitan reestructurar su base de manufactura en Estados Unidos para hacer frente al drástico cambio de sedanes a vehículos utilitarios deportivos (SUV). Solo uno está preparado para hacer ese ajuste sin hacer enojar al presidente.

En una reestructuración significativa de sus planes de producción en EE.UU., Ford eliminará turnos en fábricas del país Trump. Pero planea retener a todos los 1.150 trabajadores afectados por el traslado de sus trabajos a las plantas de Michigan y Kentucky que producen SUV grandes o que proveen transmisiones para camionetas. Eso es beneficioso no solo para los empleados, sino también para las relaciones de Ford con una quisquillosa Casa Blanca.

GM, por otro lado, está atrapado con demasiada capacidad para hacer sedanes pasados de moda, por lo que no tiene muchas más opciones que ir por la ruta más dolorosa de cerrar fábricas y despedir trabajadores. Inevitable o no, la decisión ha enfurecido a Donald Trump, quien volvió a amenazar con imponer aranceles del 25 por ciento a las importaciones de autos y llamó a agencias federales para buscar formas de reducir los subsidios del fabricante de automóviles.

"Ford ha estado antes en el punto de mira de Trump, y esto debería ayudar a mantenerlos fuera", dijo Michelle Krebs, analista senior de la consultora Autotrader. Ford "ya tuvo su turno" en 2016, cuando Trump criticó sus planes de trasladar una producción de autos pequeños a México. La compañía abandonó esa estrategia el año pasado y canceló una nueva fábrica de autos que estaba construyendo allí.

En la primavera boreal, Ford eliminará el tercer turno en una fábrica en Louisville, Kentucky, que produce los vehículos utilitarios deportivos Escape y Lincoln MKC, de menor venta. Los 500 trabajadores afectados se trasladarán a otra planta de Ford en la ciudad para aumentar la producción del Lincoln Navigator y la Ford Expedition, dijo la portavoz Kelli Felker en una entrevista. Las ventas minoristas de Expedition han aumentado un 36 por ciento este año, mientras que Navigator se ha disparado en más del 80 por ciento.

En Flat Rock, Michigan, Ford bajará a un solo turno en la fábrica que produce el Mustang y el sedán Lincoln Continental. Cerca de 500 trabajadores se trasladarán a una planta en Livonia, Michigan, que produce transmisiones para camionetas F-150 y Ranger, dijo Felker. A otros 150 se les ofrecerán empleos en otras instalaciones de Ford.

"Podría haber cierto tiempo de inactividad para algunas personas, dependiendo de dónde se encuentren y a dónde vayan", dijo Felker. Pero estos períodos de transición durarán solo unas pocas semanas, y los trabajadores recibirán el 75 por ciento del pago líquido durante ese tiempo, indicó.

Este impacto es mínimo en comparación con GM, que a principios de esta semana anunció que el próximo año cerraría las plantas en Michigan, Ohio, Maryland y Ontario. La compañía combinó esas noticias con recortes de empleados asalariados, eliminando más de 14.000 empleos.

Antes que GM, Ford tomó la decisión de salir del negocio de sedanes de venta lenta y convertir fábricas para construir camionetas y SUV, dijo Krebs de Autotrader. Ford está comenzando la producción de la camioneta Ranger en una fábrica en Wayne, Michigan, que solía producir el auto compacto Focus, que se descontinuó para América del Norte. Esa misma fábrica también producirá el SUV Bronco en 2020.

GM ha tardado más en racionalizar su oferta de sedanes a medida que los consumidores abandonan ese estilo de carrocería en favor de los SUV y camionetas.

"GM tiene una gran cantidad de autos y aún tienen demasiados que no necesitan", señaló Krebs. "La situación de Ford se ve muy diferente. He dicho todo el tiempo que GM va a tener que lidiar con tanta capacidad de autos".

Reducir la producción de una planta a un turno, como lo hará Ford en Flat Rock, envía una señal de que su futuro puede estar en riesgo. Las tres plantas de ensamblaje de vehículos que GM planea cerrar, según informó a principios de esta semana, están operando sobre esta base.

Pero Ford aseguró que está invirtiendo US$200 millones en Flat Rock y comenzará a producir allí su nuevo vehículo autónomo en 2021. "Aquí es donde la compañía está haciendo su gran apuesta en electrificación y automatización", dijo Kristin Dziczek, vicepresidenta de industria, trabajo y economía en el Centro de Investigación Automotriz, sobre Flat Rock.

Ford no necesita cerrar las plantas porque tiene aproximadamente la mitad del exceso de capacidad de manufactura para construir vehículos que GM, según Dziczek. Ford tiene nueve plantas de ensamblaje en EE.UU., seis de las cuales funcionan con más del 80 por ciento de su capacidad. Una en Chicago está funcionando a aproximadamente el 150 por ciento de su capacidad.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4787

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.