sábado 06 de junio de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG
martes 17 marzo, 2020

Multa por complot de US$1.200M a Apple es suficiente: Alex Webb

La tentación con los casos antimonopolio –especialmente cuando implica a una empresa de tan alto perfil como Apple Inc.– es identificar un motivo subyacente. ¿Por qué las autoridades han atacado este objetivo en particular? ¿Por qué la multa es tan grande? Seguramente existe una agenda oculta en el trabajo, con implicaciones más amplias.

Alex Webb

Bloomberg Default Foto: Bloomberg
martes 17 marzo, 2020

La tentación con los casos antimonopolio –especialmente cuando implica a una empresa de tan alto perfil como Apple Inc.– es identificar un motivo subyacente. ¿Por qué las autoridades han atacado este objetivo en particular? ¿Por qué la multa es tan grande? Seguramente existe una agenda oculta en el trabajo, con implicaciones más amplias.

A veces, sin embargo, es algo tan simple como una empresa que no cumple las reglas y es atrapada. El lunes, el regulador antimonopolio de Francia sancionó a Apple con una multa de 1.100 millones de euros (US$1.200 millones) por conspirar con dos distribuidores para sofocar la competencia e imponer condiciones injustas a terceros, o “revendedores”, de productos como iPad y Mac. La figura es un registro francés.

Francia está generando su reputación como la nación europea con mayor disposición a afrontar a las grandes empresas tecnológicas. En diciembre, multó a la unidad de Alphabet Inc., Google, con 150 millones de euros por sus prácticas publicitarias. También está investigando a Facebook Inc. en relación a otro asunto.

Apple va a apelar. Pero es difícil argumentar que la compañía no obtuvo lo que merecía. La decisión del lunes descubrió que, entre 2005 y 2013, el grupo tecnológico dividió el suministro de sus 2.000 revendedores franceses entre dos distribuidores: Ingram Micro (posteriormente adquirido por HNA Group de China) y Tech Data Corp. Luego racionó lo que podían entregar a cada revendedor, al imponer limitaciones estrictas sobre el momento en que las tiendas podían ofrecer descuentos y promociones.

Para conservar la distinción de “revendedor prémium”, las tiendas debían asegurarse de que los productos de Apple representaran el 70% de sus ventas. Sin embargo, a menudo constataron que no recibían productos nuevos tan rápidamente como las propias tiendas minoristas de Apple u otros grandes minoristas. Si no cumplían alguna de las condiciones de Apple, corrían el riesgo de ser cortados.

Así, los revendedores se encontraron en un campo de juego desnivelado. Les dijeron que en su mayoría debían vender productos de Apple. Sin embargo, no podían obtener el suministro suficiente. Estos revendedores son pequeñas empresas con algunos puntos de venta. Difícilmente podrían resistir el poder de Apple, incluso si no se hubiera convertido en la compañía más grande del mundo.

No es difícil ver por qué Apple habría terminado en este camino. La experiencia minorista ha sido esencial en el renacimiento de la empresa. Bajo el liderazgo de Steve Jobs, y con el actual director ejecutivo Tim Cook como director de operaciones, Apple reforzó el control sobre sus operaciones minoristas y la forma en que presentaron sus productos. Pasó gran parte de los primeros 15 años de su renacimiento construyendo sus propias tiendas y sacando sus productos de varios minoristas de renombre.

La táctica funcionó. Apple construyó una de las operaciones minoristas más codiciosas del mundo. En tanto, los revendedores prémium se convirtieron en un buen medio para recuperarse en un momento en que la demanda superó la capacidad de Apple para satisfacerla desde sus propios locales. Pero en Francia, al menos, los revendedores parecían estar haciendo un poco más que recoger las migajas.

Apple, como cualquier marca de lujo, tiene un interés comprensible en exigir ciertos estándares a sus socios. Pero debería hacerlo de manera justa. Aquí rompió las reglas. Con US$90.000 millones en efectivo neto, una multa menor a 1.000 millones de euros correría el riesgo de ser absorbida con demasiada facilidad. ¿La suma parece una muestra de exhibicionismo político? Claro, pero eso no debería hacerla menos válida.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5018

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.