2nd de March de 2021
BLOOMBERG
21-04-2020 17:15

No todas las gigantes tecnológicas están en alza: Tae Kim

Con demasiada frecuencia, el sector de las grandes empresas de tecnología es visto como un monolito. Están las FANG, la canasta de las queridas compañías de tecnología de alto crecimiento que incluye a Facebook Inc., Amazon.com Inc., Netflix Inc., la matriz de Google, Alphabet Inc., y similares, y luego están todas las demás.

Tae Kim
21-04-2020 17:15

Con demasiada frecuencia, el sector de las grandes empresas de tecnología es visto como un monolito. Están las FANG, la canasta de las queridas compañías de tecnología de alto crecimiento que incluye a Facebook Inc., Amazon.com Inc., Netflix Inc., la matriz de Google, Alphabet Inc., y similares, y luego están todas las demás.

Como grupo, estas compañías parecen ser muy superiores al resto. El índice NYSE FANG+, que incluye esos cuatro destacados nombres más un puñado de otros disruptores tecnológicos ampliamente seguidos, está superando ampliamente al mercado en general este año, con un alza promedio de 12% frente a una caída de dos dígitos del S&P 500 y una baja de 27% del índice de referencia de empresas pequeñas Russell 2000:

En realidad, algunas empresas del grupo de las FANG pueden ser peligrosas. Hay grandes diferencias entre los modelos de negocio de estas gigantes y una gran dicotomía en el rendimiento que puede dar pistas de lo que está sucediendo en la economía y proporcionar una hoja de ruta para lo que está por venir.

Por ahora, todos saben que Amazon y Netflix se encuentran entre las pocas compañías que se están beneficiando, incluso cuando la pandemia de coronavirus cierra amplios sectores de la economía mundial. Los consumidores están cambiando drásticamente sus hábitos de gasto en línea para satisfacer sus necesidades esenciales y están utilizando la transmisión de vídeos como su fuente de entretenimiento mientras están bajo órdenes de confinamiento. Como resultado, los inversionistas han acudido en masa a Amazon y Netflix como refugios relativos, apostando a que sus flujos de ingresos serán más resistentes que otros en los próximos trimestres. Ambas acciones han subido más de 30% este año. Por otro lado, Alphabet y Facebook no son tan afortunadas y sus acciones registran una caída de 6% y 13%, respectivamente. Y por una buena razón. Los modelos de negocio de dichas gigantes de Internet dependen del gasto en publicidad de grandes y pequeñas empresas. Y las perspectivas de la publicidad digital son sombrías en el futuro próximo.

Para ilustrar, el presidente de Expedia Group Inc., Barry Diller, dijo a CNBC la semana pasada que la compañía de viajes gastará menos de US$1.000 millones en anuncios este año, en comparación con su presupuesto habitual de US$5.000 millones. Agregó que el sector de los viajes representará a otras industrias y las cifras para la industria publicitaria en general serán pésimas a partir del segundo trimestre. Del mismo modo, RBC Capital Markets espera que los ingresos por publicidad en línea disminuyan aproximadamente un 30% en el trimestre actual respecto del año anterior. Tiene sentido que los presupuestos de marketing se estén reduciendo, dada la forma en que las principales industrias de consumo discrecional, como los viajes, los automóviles, la hotelería y el comercio minorista, se enfrentan a una disminución de ingresos de entre 50% y 90% frente al año anterior. Simplemente no hay suficiente dinero para pagar el marketing.

Google conoce su situación y está tomando medidas. El director ejecutivo de Alphabet, Sundar Pichai, dijo a sus empleados en un correo electrónico la semana pasada que la compañía planea “reducir significativamente” el ritmo de contratación para el resto de este año y mostró cómo Google no será inmune a la crisis económica mundial, informó Bloomberg News. A fines de marzo, Facebook también manifestó un “debilitamiento” en su negocio de publicidad y señaló que muchos de sus servicios que experimentaron una creciente contratación, como Facebook Messenger y WhatsApp, no lo están monetizando. Facebook aún no ha delineado ninguna iniciativa de reducción de costo, pero es probable que lo haga.

Entonces, ¿hacia dónde van las cosas desde aquí en adelante? El próximo gran movimiento estará determinado por cuándo el mercado visibilice una recuperación sostenible o una verdadera reapertura. Puede ser impulsado por una estrategia viable de seguimiento de contactos o un nuevo tratamiento efectivo para la Covid-19, pero el corto plazo es sombrío por ahora. Sin embargo, cuando la economía en general se recupere, el rendimiento dentro del grupo FANG probablemente volverá a mostrar disparidad. Las acciones de Amazon y Netflix pueden volver a la media. Y si bien Google y Facebook ciertamente pasarán por un período difícil con el deterioro de sus mercados finales, tampoco hay duda de que pasarán al otro lado de la moneda con sólidos balances y fuertes posiciones en el mercado.

Su reciente bajo rendimiento podría ser una oportunidad de compra, la única pregunta es cuándo.