sábado 28 de enero de 2023

Paradoja del brexit: Londres y UE esperan su próximo movimiento

El abrupto impulso de Boris Johnson por elecciones anticipadas, y la respuesta de Jeremy Corbyn de que solo estará de acuerdo si la Unión Europea decide el viernes otorgar una cómoda extensión del brexit han puesto a un oscuro grupo de diplomáticos en Bruselas en una posición incómoda.

25-10-2019 06:10

El abrupto impulso de Boris Johnson por elecciones anticipadas, y la respuesta de Jeremy Corbyn de que solo estará de acuerdo si la Unión Europea decide el viernes otorgar una cómoda extensión del brexit han puesto a un oscuro grupo de diplomáticos en Bruselas en una posición incómoda.

El grupo de embajadores de la UE, conocido como Coreper II, se reunirá el viernes por la mañana para discutir la duración de la tercera extensión que se otorgará al Reino Unido. El plan era llegar a un consenso, permitiendo que los gobiernos del bloque adopten la recomendación a través de un procedimiento escrito, sin convocar una segunda cumbre de líderes en menos de dos semanas.

Eso fue antes de que el primer ministro británico anunciara el jueves su impulso a una elección el 12 de diciembre para poner fin al estancamiento del brexit. Corbyn, cuyo respaldo necesita Johnson para obtener la mayoría de dos tercios requerida para una votación nacional, dijo que su decisión depende de la respuesta de la UE.

Es posible que ambos tengan que esperar, ya que la propia UE también buscaba claridad por parte del Reino Unido antes de tomar una decisión.

Cuatro diplomáticos familiarizados con las deliberaciones en Bruselas dijeron que es poco probable que el Coreper (Comité de Representantes Permanentes) llegue a una conclusión concreta. Uno de los diplomáticos dijo que los enviados y sus gobiernos están siendo arrastrados a la política británica, ya que cualquier decisión los pone en riesgo de ser culpados por favorecer a la oposición o la opinión del gobierno en Londres.

Esperemos y veamos si habrá elecciones antes de hacer política de ficción”, dijo Amelie de Montchalin, ministra de Asuntos Europeos de Francia en una entrevista con RTL. “Si hay elecciones, no solo convocadas, sino anunciadas y programadas, entonces podemos tomar una decisión”.

En una reunión el miércoles, los 27 embajadores de la UE acordaron que se debería otorgar una extensión, eliminando así el riesgo de una salida al borde del acantilado la próxima semana. Pero Francia se resistió a la opinión mayoritaria de otorgar una extensión de tres meses e insistió en un breve retraso, solo para permitir la ratificación del acuerdo del brexit propuesto.

Las reuniones del Coreper son preparatorias. No son públicas, no hay oportunidades de prensa y, por lo general, no hay comunicados de su conclusión.

Ocasionalmente tienen lugar en una habitación segura, donde no se permiten ni teléfonos ni ayudantes. Si bien las reuniones han llamado la atención recientemente, y los periodistas han obtenido lecturas detalladas de las discusiones sobre el brexit, nunca antes los ojos de un país entero se habían centrado tanto en un grupo apenas conocido fuera de la burbuja de Bruselas en medio de un debate de elecciones anticipadas.

La decisión final sobre si otorgar una extensión, y si es así por cuánto tiempo, aún está en manos del presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y la bendición unánime de los 27 líderes de la UE.

En esta Nota