Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 22 de octubre de 2019 | Suscribite
BLOOMBERG / ECONOMÍA
lunes 7 octubre, 2019

Pese al clima extremo, 2019 parece un año excelente para el vino

Francia fue el país más afectado. Las olas de calor récord vieron a parisinos sudorosos chapotear en las fuentes de la ciudad, mientras que las altas temperaturas quemaban las uvas en los viñedos y literalmente detenían el proceso de cultivo por un tiempo.

Elin McCoy

Como muchos enólogos franceses me dijeron: bienvenidos a los nuevos extremos del cambio climático. La buena noticia es que han tenido cierta práctica en años como 2003 sobre cómo lidiar con el calentamiento global. Foto: Bloomberg

El 20 de septiembre, los recolectores de Kistler Vineyards en Sonoma se dirigieron a los viñedos de Chardonnay a las 2 am, con lámparas para iluminar el camino. La cosecha nocturna, cuando hace frío, mantiene la acidez en las uvas, lo que le da a los blancos de culto de la bodega chispa e ímpetu. A las 9 am, las uvas estaban en la plataforma de trituración, donde ya se estaban convirtiendo en vino. Pensé que sabían delicioso. Pero como en todas las regiones vinícolas durante la estresante temporada de cosecha, las preguntas son: ¿qué tan grande es el cultivo y qué tan buenos serán los vinos?

"Este año tenemos suerte en Sonoma", dice el enólogo de Kistler Jason Kesner, con una sonrisa de alivio. "2019 es una cosecha clásica del norte de California". Para seguir las últimas noticias sobre los ganadores y perdedores de vinos del hemisferio norte en 2019, he estado en el terreno, por teléfono, por Twitter y por correo electrónico. La Madre Naturaleza no ha sido igualmente generosa con todas las regiones importantes este año.

Francia fue particularmente afectada. Las olas de calor récord vieron a parisinos sudorosos chapotear en las fuentes de la ciudad, mientras que las altas temperaturas quemaban las uvas en los viñedos y literalmente detenían el proceso de cultivo por un tiempo. Además, gracias a las heladas de primavera, el granizo y los incendios forestales, según el Ministerio de Agricultura de Francia, se estima que la producción total del país caerá 12%.

Como muchos enólogos franceses me dijeron: bienvenidos a los nuevos extremos del cambio climático. La buena noticia es que han tenido cierta práctica en años como 2003 sobre cómo lidiar con el calentamiento global. A pesar de todo, la calidad se ve muy bien.

Valle de Napa

"Esta está resultando ser una cosecha casi perfecta", escribió Dan Petroski de Larkmead Vineyards en Calistoga. "Una excelente cosecha que hará vinos con una gran estructura". Terminó la cosecha a fines de la semana pasada después de trabajar 20 horas al día. Un verano cálido y tardío, seguido de una tendencia de enfriamiento y un toque de lluvia la semana pasada, crearon las condiciones ideales. Los blancos ya se están fermentando, y la cosecha de cabernet está en marcha en todo el valle, según Vinateros de Napa Valley.

Alsacia

En esta región del noreste de Francia, normalmente fría, las olas de calor del año fueron "un trauma para muchos productores", según la familia vitivinícola. Informan que los rendimientos han bajado entre 30% y 40% respecto al año pasado. Afortunadamente, la concentración de las uvas por la sequía y el calor hará que los vinos tengan un gran potencial de envejecimiento. Esto probablemente implica excelentes riesling y pinot noir.

Burdeos

El optimismo reina. Las uvas blancas están adentro y muchos castillos comenzarán a cosechar cabernet pronto. A pesar de las olas de calor del verano, el consenso general es de alta calidad y cantidad razonable.

Menos moho es el aspecto positivo del calor y la sequía. El año pasado, la productora biodinámica Chateau Palmer, que no utiliza aerosoles químicos preventivos, perdió la mayoría de sus uvas en Margaux debido a un brote virulento después de una primavera cálida y húmeda. No hay problemas este año. El director ejecutivo, Thomas Duroux, dice: "terminamos de recoger merlot la semana pasada, y los aromas son frescos y florales, con un equilibrio inusualmente bueno que me agrada mucho".

Borgoña

"2019 es ’la tormenta perfecta’ de una cosecha", asegura Laurent Drouhin de la casa de negociación Drouhin, que posee viñedos en muchas partes de Borgoña. "Seguimos sonriendo porque algunos vinos serán geniales". La mezcla incluía las temperaturas más altas desde la época de la Peste Negra hace 700 años, heladas en abril, lluvias en junio y no llovió durante casi cuatro meses.

El hermano de Laurent, Frederic, informa: “los primeros rojos muestran un color intenso y hermoso, buena concentración, gran equilibrio, acidez y profundidad. Los blancos también muestran una buena riqueza con equilibrio". Es un gran año para los rojos, con un alcohol ligeramente más alto de lo habitual.

La desventaja son los rendimientos muy bajos. En solo una noche de abril, las heladas destruyeron aproximadamente el 30% de la cosecha en Macon, aunque lo que queda es hacer vinos con buena acidez y aromas.

Valle del Loira

La historia del clima aquí es muy similar a la de otras partes de Francia. Las cantidades varían ampliamente, desde catastróficas hasta apropiadas, según el enólogo estrella Jacky Blot de Domaine de la Taille Aux Loup. Las vides jóvenes en Vouvray, dice, están en mal estado.

Las denominaciones Anjou, Savennieres y Bourgueil parecen mucho más afortunadas. La buena noticia es que las uvas que sobrevivieron tienen una excelente acidez y magníficos aromas.

La Toscana

Los consorcios regionales predicen un buen año con rendimientos reducidos entre 10% y 15% (eso es solo en parte debido al clima; Chianti está reduciendo la producción porque sus ventas de vino han disminuido en EE.UU. y Alemania, sus dos mercados más grandes).

Muchas áreas sufrieron otra primavera fría y lluviosa, que inundó el suelo y retrasó el ciclo de crecimiento en aproximadamente dos semanas.

Aún así, la calidad parece ser buena en la Toscana. Stefano Cinelli Colombini en Fattoria dei Barbi en Montalcino, dice que las lluvias a principios de septiembre fueron el refresco final que las uvas necesitaban. "Son ricas en sabor", escribió. "Esperamos Brunellos con vinos ricos en alcohol y poderosos que tengan un potencial de envejecimiento extremo".

Inglaterra

El año pasado, la Madre Naturaleza sonrió a Inglaterra, beneficiaria del calentamiento global. En 2018, algunos enólogos literalmente no tenían suficientes tanques de fermentación para la excelente cosecha de uvas. Este año, no habrá una bonanza de uva, ya que 2019 parece más típico. Todos los signos son positivos, dice el enólogo jefe del principal productor de vinos espumosos Nyetimber, que se lanzará este año en EE.UU.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4790

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.