Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 20 de octubre de 2019 | Suscribite
BLOOMBERG / LA ERA TRUMP
lunes 26 noviembre, 2018

La pobreza en EE.UU, podría superar lo que dicen las estadísticas, según Bloomberg

El gobierno de Trump tiene pautas de pobreza que se basan en el consumo de alimentos: si gana menos de aproximadamente tres veces la cantidad mínima que las personas necesitan gastar en alimentos cada año, la persona es pobre.

Noah Smith

Donald Trumb Foto: Bloomberg
lunes 26 noviembre, 2018

¿Qué significa ser pobre? Actualmente hay dos formas básicas de definir la pobreza. Para obtener una mejor medida de quién necesita ayuda -- y una mejor idea de cómo proporcionarla -- la sociedad necesita una tercera definición. La primera definición es la pobreza absoluta, esencialmente, la miseria material. Los seres humanos necesitamos comida, agua y refugio, y si no podemos obtener estas cosas, la vida es bastante miserable. En Estados Unidos, el gobierno federal tiene pautas de pobreza que se basan en el consumo de alimentos: si gana menos de aproximadamente tres veces la cantidad mínima que las personas necesitan gastar en alimentos cada año, usted es pobre.

Según esta medida, un adulto que vive con US$12.140 o menos se considera pobre en 2018. Para una familia de cuatro, la cifra es de US$25.100. También hay una Medida de Pobreza Suplementaria que no solo incluye alimentos, sino también vestimenta, vivienda y servicios públicos. Gracias en parte al aumento de la asistencia del gobierno, la pobreza en EE.UU. –según esta medida– ha disminuido, especialmente para los niños.

Los críticos de las pautas federales de pobreza sostienen que estas cifras son demasiado bajas, gracias a la creciente desigualdad: en la década de 1960, el nivel de pobreza federal era aproximadamente la mitad del ingreso medio, pero ahora es muy inferior a eso. Además, a medida que un país se hace más rico, el hambre se vuelve menos común, por lo que usarlo como medida de pobreza se vuelve menos útil. Cuando la clase media se define como tener "un pollo en cada olla y un auto en cada patio trasero" (un eslogan de campaña de 1928), entonces simplemente tener un pollo parece indicar que uno no es pobre. Pero cuando sus vecinos de clase media tienen varios autos, varios televisores y casas espaciosas, puede sentirse pobre.

Aquí es donde entra en juego la segunda medida, la pobreza relativa. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) define la pobreza de esta manera: si uno gana menos de la mitad del ingreso medio, es pobre. Según esta medida, a EE.UU. le va un poco peor que a otros países ricos. Pero esto también es insatisfactorio. Imagine un futuro EE.UU. en el que el estadounidense medio sea fabulosamente rico, con autos voladores, sirvientes robots y múltiples vacaciones en el extranjero cada año. ¿Alguien con la mitad de los autos voladores, robots y vacaciones en el extranjero debe considerarse pobre? Eso parece una exageración.

Intuitivamente, entonces, parece que es necesaria una tercera definición de pobreza, una que no solo mida el bienestar material, sino que también considere el crecimiento económico. Afortunadamente, existe un concepto así: se llama seguridad material. El psicólogo Abraham Maslow creía que la seguridad era lo segundo más importante después de la comida y la vivienda como una necesidad humana básica. Alguien que tiene comida y techo sobre su cabeza hoy, pero no sabe si los tendrá mañana, debe ser considerado pobre.

Imagínese a una mujer soltera de 55 años con diabetes que tiene un trabajo a tiempo parcial y gana cerca del salario mínimo. Gracias a la asistencia del gobierno, su ingreso total es de US$15.000 al año. Pero si pierde su trabajo o tiene una emergencia médica, quedará sin hogar. Y como lo ilustra el libro de Matthew Desmond "Evicted: Poverty and Profit in the American City", que ocurra alguna de las dos posibilidades es algo tristemente común. Eso, a su vez, hará que le sea muy difícil obtener un nuevo trabajo o pagar sus futuras necesidades de atención médica. En resumen, su situación es muy precaria.

Como lo predeciría Maslow, este tipo de inseguridad causa un estrés extremo. Y esta precariedad existe en varias dimensiones (vivienda, atención médica, ingresos, riesgo de violencia), lo que dificulta su captura en una sola medida. Sin embargo, hay algunas medidas existentes que podrían usarse para ayudar a crear una imagen compuesta de la pobreza basada en la seguridad.

Por ejemplo, el Departamento de Agricultura de EE.UU. hace un seguimiento de la inseguridad alimentaria, una medida basada en una encuesta sobre cuán preocupada está la gente de que se le acaben sus alimentos. Los economistas siguen la volatilidad de los ingresos, que mide las fluctuaciones en las ganancias de un año a otro. Este tipo deriesgo ha ido en aumento en EE.UU.

El riesgo de se desalojado, en tanto, puede medirse en términos generales por el porcentaje de los ingresos de las personas que gastan en vivienda cada mes. El 2015, el 17 por ciento de los estadounidenses gastó la mitad o más de sus ingresos en alquiler. Una definición razonable y con sentido común de la pobreza debe incluir no solo una medida absoluta de la privación material y un indicador relativo de la situación de una persona en comparación con el resto de la sociedad. También debe medir cuán seguras se sienten las personas respecto de sus hogares, su salud y sus trabajos.

Esta nueva medida podría mostrar que la pobreza en EE.UU. es peor de lo que dicen las estadísticas actuales. Pero una visión precisa de un problema es el primer paso para resolverlo. Y eliminar la pobreza debe ser una prioridad de cualquier sociedad rica.

 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4788

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.