miércoles 30 de noviembre de 2022
CIENCIA la tecnologia detras de metegol

Animación 3D de alto nivel, la nueva apuesta de Campanella

El film, que se estrenará el 18 de julio, demandó recursos informáticos de última generación para lograr mayor calidad y competir con Hollywood.

30-06-2013 00:01

La idea, como muchas otras, surgió de una charla en un bar. Dos productores le ofrecieron al director cinematográfico Juan José Campanella adaptar el cuento de Roberto Fontanarrosa “Memorias de un wing derecho”. Hasta ese momento, nada indicaba que esa charla terminaría en Metegol: la primera película de animación en 3D de Latinoamérica realizada bajo estándares de calidad internacional. El film que se estrenará el 18 de julio en la Argentina cuenta con un guión del que participó el escritor Eduardo Sacheri, una coproducción argentino-española que demandó recursos informáticos de altísimo nivel y un equipo de 500 especialistas de todo el mundo reunidos en el estudio Catmandú.

El guión comenzó a escribirse a finales de 2007 y se produjo intensamente los últimos tres años. “La película que tenemos ahora es algo muy superior a las expectativas que teníamos en todo sentido. Al principio, su modelo de nivel técnico era menos ambicioso. Pero, a medida que conseguíamos algunos resultados muy buenos, empezamos a mirar a las producciones internacionales de Pixar a Dreamworks como estándar de calidad y así trabajamos”, le dijo a PERFIL Diego Rosner, productor ejecutivo de Metegol, en el marco del evento Red Innova, que el viernes finalizó en el Auditorio Buenos Aires. Rosner fue el plato fuerte de la Conferencia “Innovar para Transformar” que organizó la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos en el evento (ver recuadro).

El elemento técnico esencial fue el poder de procesamiento para los renders (el proceso para generar una imagen de video) que presentaban complejidad por el alto nivel de imagen que se persiguió. Allí trabajaron con empresas de tecnología referentes como Telefónica, Microsoft, Intel, HP y Arsat. Cuando la ambición técnica creció también tuvo que hacerlo el presupuesto que se elevo de US$ 17 millones a 22. “Cada fotograma lleva un promedio de unas cuatro horas de render. Como la película también se proyectará en 3D, cada fotograma es doble, uno para cada ojo, que suma ocho horas. A eso hay que multiplicarlo por 24 para llegar a un segundo de película, por 60 para tener un minuto y por 95 para tenerla entera. Es algo brutal y no tiene comparación con nada que se haya hecho hasta ahora en la Argentina ni en América latina”, señaló Rosner.

Talento. Alejandro Valente, fue el productor artístico de la película. Campanella lo convocó en una fase avanzada del proyecto porque necesitaba una mirada global sobre los cientos de procesos técnicos que ocurrían en simultáneo. Su rol implicaba velar porque cada indicación propuesta por el director fuese lograda en los departamentos técnicos. “Ver el clima de luz, un plano, una expresión o secuencias de acción puedan expresarse en una película que depende exclusivamente de procesos técnicos requiere una mirada en detalle que se construye segundo a segundo. Metegol plantea y define un nuevo paso hacia una industria más profesional. La calidad de animación se disfrutará en todo: el realismo de los materiales, los decorados, los objetos y las texturas. Los gestos de los personajes y un trabajo minucioso en la iluminación la llevan a otro plano”, prometió.
El equipo técnico fue un 70% argentino, con profesionales con experiencia en productoras como Dreamworks y Pixar, y llegaron a ser 500 personas trabajando en la película. “Había expertos que ya habían cruzado el desierto antes y fueron esenciales porque para muchos de nosotros era cruzarlo por primera vez”, sostuvo el productor. El proceso de animación de cada secuencia requirió también de un metódico cronograma donde el director se reunía con cada departamento creativo y técnico a pensar juntos lo que se quería de cada momento de Metegol. El 18 de Julio será el estreno y todo este esfuerzo dará sus frutos. Pero no es final de un recorrido. El equipo que se armó ya trabaja en la idea de una segunda parte y hasta se muestran confiados en que estarán entre los considerados para el Oscar a Mejor animación.

En esta Nota