martes 31 de marzo de 2020 | Suscribite
CIENCIA / Cohete Larga Marcha 5
sábado 28 diciembre, 2019

Tras un lanzamiento exitoso China avanza con su plan espacial

Planean utilizarlo para enviar misiones a la Luna y al planeta Marte.

agencias

VEHÍCULO. Con sus tres etapas Long March mide 57 metros. Foto: GzA CASC
sábado 28 diciembre, 2019

China concretó ayer, exitosamente, el lanzamiento de una nueva versión del cohete Long March-5, su lanzador espacial más grande y potente. El vehículo, que tiene tres etapas y mide 57 metros de altura despegó y puso en órbita al satélite Shijian-20 que pesa alrededor de ocho toneladas y se ubicará en una órbita geosincrónica. Hasta ahora, el Shijian es el satélite más pesado y avanzado colocado en el espacio exterior por los técnicos chinos.
Esta proeza tecnológica no es menor porque –más allá del transporte de este satélite en particular– con esta misión cumplida el vehículo Long March 5 logró confirmar que ya es una nave operativa y confiable. Y las autoridades chinas apuntan a convertirla en su transportador insignia y usar la serie para ejecutar su Plan Espacial y las variadas misiones que China tiene planificadas para la próxima década.
Lo interesante es que sus objetivos compiten, incluso, con misiones de los EE.UU., porque la potencia oriental tiene in mente estudiar en detalle las regiones polares de la Luna, enviando con módulos robóticos capaces de traer de regreso a la Tierra muestras de polvo lunar. Además tiene programado poner en órbita su propio telescopio de observaciones de largo alcance, al estilo del exitoso Hubble. Y, su mayor  ambición, es realizar misiones al planeta Marte.
El Larga Marcha hizo su debut a finales de 2016; pero ya en el segundo lanzamiento, en julio de 2017, tuvo un problema técnico en sus impulsores y no logró alcanzar la órbita programada.
Luego de ese fallo debió atravesar una serie de rediseños hasta que, ayer, el lanzador volvió a despegar y cumplió su objetivo lo que le permite a China planificar con mayor confianza sus próximos pasos en el espacio.
Con este éxito China también decidió avanzar en la puesta a punto de la siguiente  versión: el cohete Long March 5 “B” que será todavía más potente que el actual y que podrá transportar como “carga útil” un prototipo, por ahora sin tripulación, de módulo espacial que está siendo diseñado para transportar al espacio astronautas chinos, incluso hasta órbitas alejadas de la Tierra.
Pero su potencia es tal que  también le permitirá transportar a órbitas “bajas”, cargas de hasta 25 toneladas. Esa capacidad le permitirá al programa espacial oriental programar con certeza otro desafío: el lanzamiento del módulo central de lo que será el corazón de la futura Estación Espacial China, cuyo peso se estima en más de 20 toneladas. La intención de la agencia es comenzar a ensamblar su propia estación orbital a partir del segundo semestre del 2021.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4951

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.