sábado 28 de enero de 2023
COLUMNISTAS una verdad incómoda

Récord: en un solo día, el libro del príncipe Harry vendió 1,4 millones de ejemplares

Nadie lo preveía, pero es de suponer que sus editores sí: las memorias del hijo de Lady Di y el actual rey Carlos III se convirtieron en 24 horas en el libro más vendido de la historia. Semejante logro incluye la edición en papel, los audiolibros y el formato digital, y solo en EE.UU., Canadá y Reino Unido. Pero si se calcula que cada libro es leído por al menos cinco personas, la cuenta es escalofriante. Y no ha dejado de venderse desde su salida, el martes pasado.

14-01-2023 01:50

En este siglo consumado y consumido por el desarrollo de la comunicación portable, donde todo instante tiene carácter de novedad y es materia de difusión, el libro sobrevive como objeto cultural analógico. Quedó atrás el supuesto debate sobre los contenidos y el predominio de la tecnología por encima de la tradición de la página impresa. Y es un príncipe el que viene a confirmar todo esto. Para más, rebelde a su dinastía, de la patria de Shakespeare, como para darle dramatismo literario. 

El martes pasado se lanzó a la venta el libro de memorias firmado por Harry, duque de Sussex, hijo menor de Lady Diana Spencer y el actual rey de Inglaterra, Carlos III. La temprana obra –tiene apenas 38 años– lleva por título Spare, literalmente “rueda de auxilio”, proveniente de An Heir and a Spare (un heredero y una reserva), frase referida a la sucesión de la corona británica, detrás de su hermano William. La noticia es que en ese mismo día, solamente en Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña, se vendieron casi 1,4 millones de ejemplares. Esto incluye la preventa, audiolibros, formato digital y el clásico en papel impreso, encuadernado y con sobrecubierta a color. Todo a través de librerías y venta online. Pero el lanzamiento implicó, además, la simultaneidad en veinte lenguas, entre ellas la nuestra en edición española de Plaza & Janés, donde lleva el título En la sombra. Mientras que en italiano se respetó el título Spare con un subtítulo: il minore, o el menor, de los dos herederos.

La editorial Transworld Penguin Random House señaló que Spare fue el libro de no ficción más vendido de todos los tiempos. Su director general, Larry Finlay, expresó: “Siempre supimos que este libro volaría, pero supera incluso nuestras expectativas más optimistas”. Esta mentira piadosa es también falsa modestia. Puede ufanarse la editorial de una venta, en Reino Unido solamente, de 400 mil ejemplares en un día, y recaudar en toda el habla inglesa casi 30 millones de dólares. Con un operativo para la edición simultánea a nivel global que produjo varios atrasos al lanzamiento en inglés, ya por la demora del mismo Harry, ya por la coordinación con traductores y editores extranjeros. Y todo esto conservando el dominio total del contenido, es decir, no se filtró a la prensa ninguna página a publicarse, salvo las que la editorial dio a conocer como material de difusión. En sí, un libro que se realizó como secreto de Estado, pero no tan secreto.

Otro trascendido es que este libro de Harry es el primero de una serie avalada por un contrato con la casa editorial mencionada, incluyendo también los que produzca su esposa, Meghan Markle. La cifra del mismo se supone en más de 20 millones de dólares. Pero, ¿qué factores humanos hicieron posible este libro? El primero de la lista es el ghostwriter, Premio Pulitzer 2000, John Joseph Moehringer, quien tuvo en sus manos entrevistar a Harry, obtener el material y transformarlo en libro, trabajo que implicó al menos un millón de dólares. Entre sus antecedentes está la autobiografía de Andre Agassi; la próxima será la de Tiger Woods.

Es de notarse que la propia autobiografía de Moehringer la llevó al cine George Clooney, bajo el título The Tender Bar (2021), con Ben Affleck como protagonista. El matrimonio de Clooney con Amal Alamuddin tiene una relación de amistad con el de Harry y Meghan, y esta última es muy íntima de Amal. A su vez, Meghan tiene una profunda amistad con la ex primera dama Michelle Obama, y también con su marido, Barack. Los libros de la pareja presidencial norteamericana se publicaron por la editorial de Harry. Atando cabos, he aquí el resultado.

Spare, ya libro principesco, es un repaso de la vida de Harry, que contrasta el abandono al privilegio económico de los títulos nobiliarios con el trato social impiadoso desde distintos espacios de poder. Cuestión que involucra la muerte en el accidente de tránsito parisino de su madre, el desprecio y peleas constantes con su hermano, el hostigamiento mediático que él mismo sufrió y sospecha de la materialización de tal encono, cierto consumo de drogas, el debut sexual, disímiles rumores y despechos racistas hacia su esposa por parte del serpentario cortesano británico, y un largo etcétera en torno al carácter manipulador de la corona. Nada que asombre ni quite el sueño a lector alguno, salvo… una confesión riesgosa, de carácter militar.

De 2005 a 2015, el duque de Sussex prestó servicio en las fuerzas armadas británicas. Durante cinco meses, como piloto de helicópteros, lo hizo en Afganistán, entre 2012 y 2013. En el libro reconoce sus hazañas allí, entre ellas producir las bajas de veinticinco combatientes talibanes, como si fueran piezas de ajedrez. En Times Radio, el mayor general británico, Chip Chapman, señaló que esto era una ingenuidad estúpida. “Él, que quiere privacidad y seguridad, se ofrece a todos los yihadistas y chiflados que hay”, agregó.

En esta Nota