Despejado
Temperatura:
17º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 18 de noviembre de 2018 | Suscribite
COLUMNISTAS / Defensor de los Lectores
domingo 12 agosto, 2018

Separar frivolidad de importancia

Finaliza una semana cargada de tensiones, emoción desbordada y manifestaciones multitudinarias en torno a dos temas que dominaron de manera casi excluyente el panorama informativo y editorial de la Argentina.

por Julio Petrarca

default Foto: CEDOC

Finaliza una semana cargada de tensiones, emoción desbordada y manifestaciones multitudinarias en torno a dos temas que dominaron de manera casi excluyente el panorama informativo y editorial de la Argentina:

  • Como era casi cantado a priori, el Senado se negó por mayoría a aprobar la media sanción de Diputados favorable a un nuevo régimen tendiente a hacer legal lo clandestino en el tratamiento del aborto.
  • Los avances en la investigación por los millones de dólares entregados por empresarios o sus mandados a funcionarios públicos o sus mandados mantienen en estado de asombro a la sociedad y de desasosiego a sus actores y a otros que aún no se revelaron, sean ellos o hayan sido personajes del sector privado o miembros de gobiernos pasados y presente.

En ambos casos, este ombudsman recomienda a los lectores de PERFIL discriminar cuidadosamente lo que se publica, lo que se dice y lo que se traduce en imágenes, para que sus conclusiones resulten lo más cercanas a la verdad que sea posible y les permita separar lo fundamental de lo superfluo, lo de fácil impacto mediático de lo verdaderamente importante.

Son, ambos, casos de extrema sensibilidad: uno, porque forma parte de la creciente marea social (mayoritariamente juvenil) en demanda de ampliación de derechos de las mujeres, que parecen tener en claro que lo que fue negativa el pasado miércoles podría ser afirmativa en un futuro próximo; el otro, porque está exponiendo con claridad que la sistémica corrosión que afecta desde hace décadas el sistema político del país tiene cada vez menos espacio para su continuidad, que no hay vuelta atrás en una refundación de las relaciones entre los dirigentes y sus representados, entre los empresarios y los políticos, entre la sociedad y la Justicia. La actitud de la ciudadanía será fundamental para que en ambos casos se llegue a un país mejor, más justo y más transparente en actos e ideas.

En estos días, por acción u omisión, han invadido medios y redes sociales no pocos militantes de la superficialidad, poniendo como valioso lo secundario y bajándoles el valor a acciones y posturas fundadas en la búsqueda del bien común. De tal modo, el peligro de caer en la frivolización de lo que acontece crece en la medida en que se acepte como valioso lo inferior.

En las coberturas que PERFIL viene haciendo de ambos casos se aprecia una profundidad elogiable, alejada de la fanfarria mediática que se observa en otros medios. Este ombudsman quiere destacarlo, porque está en su función el aplaudir cuando corresponde o instalar el emoticón del desagrado cuando algo está mal en el diario.

Lo que sí estuvo mal. Luego de esta palada de cal, van a continuación algunas cargadas de la arena del error, la omisión o la incongruencia. En el diario de ayer, los lectores habrán observado casos de “mala praxis”:

  • En la tapa, sobre el título “Así son las obras que restauran El Molino” (se refiere a la recuperación de la histórica confitería frente al palacio del Congreso), un epígrafe indica que “hallaron tesoros ocultos en el interior”. La nota está en las páginas 42 y 43. Quien busque información sobre los “tesoros” nada hallará.
  • Una infografía de Visualnomics, al pie de la página 29, muestra la evolución económica de la empresa Apple desde su fundación hasta la actualidad. Hace pocos días se supo que la creación de Steve Jobs había llegado a la valuación de un billón de dólares, según la forma en que los argentinos administramos las cifras (un millón de millones). Para los norteamericanos, en cambio, el billón nuestro se define como trillion. En la infografía se aplica la fórmula estadounidense, por lo que en algún lugar debió quedar aclarado el punto, pensando en el lector de PERFIL.
  • Una vez más, el diario publicó una noticia superada por los acontecimientos: dice que el autor del abuso sobre la niña de 12 años agredida en Marcos Paz “aún está libre”. La fórmula ya propuesta por este ombudsman es “al cierre de esta edición…” cuando se trata de una noticia en curso. El violador fue apresado cuando el artículo ya estaba rumbo a las máquinas de impresión.
  • En la página 61 se consignó el resultado de una encuesta realizada por la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Careció de la ficha técnica, por lo que se ignoran el universo consultado y otros detalles técnicos necesarios para una mejor comprensión.
  • En la página 2 del suplemento SuperCampo, el título principal contiene un error de tipeo: la palabra “agronindustriales” tiene una letra “n” de más.

Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4452

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard