domingo 16 de mayo de 2021
COLUMNISTAS escuelas
09-04-2021 23:29

Transición a lo provisorio

09-04-2021 23:29

Los contagios no se dan en la escuela, al parecer. Es casi el único lugar donde se respetan protocolos. Se producen en el subte, en la vereda, en el trabajo. Lo que iba a ser una reunión de padres terminó en lágrimas. La querida maestra avisa que renuncia, que ya no puede con la demanda de educar así. Una mezcla de llantos y observaciones sobre la cursiva (que ya no está en los lineamientos) es tamizada de preguntas ligadas a la vida y la muerte. Hubo un caso de une alumne cuye mapadre dio positive, pero el Ministerio no obliga a aislar la burbuja si le niñe sin síntomas deja de ir. Todo el sentido común, como el que aplicaremos para organizar la carpeta con solapas, ojalillos y otras tecnologías de punta, señala que si hay un contagio convendría pasar a la virtualidad por unos días, pero como las escuelas no se cierran, como si de trincheras se tratara, la decisión de vida o muerte queda en cada une.

La directora es genial y la adoramos y cuando entra al Zoom explica qué dice el Ministerio. Abre las manos. Quizás sea para ilustrar que más no se puede, o que está en la primera línea de fuego, o que nos saluda. La veo con este trabajo de hormiga: llenando formularios para declarar los casos (que se llaman eufemísticamente situaciones), respondiendo a les mapadres preocupades, abriendo las ventanas. Pero agrega una frase a atender especialmente: “El Covid no es lo único que pasa acá”. Porque una escuela es un mundo en el que ya pasaban muchas otras cosas. 

Reclamamos volver a la virtualidad, pero no hay computadoras para todos, como otros reclaman presencialidad para poder ir a trabajar, pese a que los contagios sean masivos.Hemos hecho una transición a lo provisorio. Los horarios de abril son por abril. Los del martes son por el martes. Esta impermanencia será permanente: la ilusión entre el deseo de normalidad y el aumento exponencial de los contagios. 

Así es la segunda ola institucional: una capa de desesperanza sobre el descascarado año que pasó.

En esta Nota