viernes 07 de octubre de 2022
CULTURA galardon

Premian en México a Anne Carson

La poeta canadiense obtuvo el Premio de Poesía Manuel Acuña, concurso auspiciado por el Estado de Coahuila. Cómo dialogar en el siglo XXI con clásicos y recontextualizarlos.

21-12-2019 02:30

El último Premio Nobel de Literatura no pudo ser, aunque era una de las favoritas, pero los reconocimientos hacia Anne Carson se multiplican. El miércoles pasado el gobierno del estado de Coahuila, en México, anunció que la poeta canadiense obtuvo el Premio Internacional Manuel Acuña, en la categoría Trayectoria, con una dotación de cincuenta mil dólares.

Nacida en Toronto en 1950, Carson se formó como helenista y traductora de clásicos griegos. En el ensayo Eros el dulce-amargo (1986, traducido al español por Mirta Rosenberg y Silvina López Medin) propuso un análisis de las representaciones del deseo en la cultura antigua, a través de la lectura de Safo y Platón, entre otros autores, y del concepto de eros como falta.

Con una larga trayectoria en la enseñanza de literatura clásica y literatura comparada, Carson comenzó a ser reconocida como poeta después de recibir en 2001 el Premio T. S. Eliot por el desconcertante La belleza del marido, un ensayo narrativo en 29 tangos. Fue la primera vez que el galardón se otorgó a una mujer, y la traducción del libro a cargo de la argentina Ana Becciu inauguró dos años después la difusión de la poeta en lengua española.

En su célebre ensayo “La tradición y el talento individual”, Eliot sostuvo que el poeta debía escribir su obra con la plena conciencia de aquello que constituía la tradición de su lengua y que su originalidad solo podía pensarse en el modo en que se inscribía en ese horizonte. El trabajo de Carson, con sus cruces constantes entre el mundo antiguo y los problemas de la modernidad, puede ser considerado un ejemplo de ese ideal.

 “Valoramos el trabajo que hace Carson en relación al diálogo que establece con los Clásicos y los recontextualiza; su relación con el arte contemporáneo y la exploración que hace de los diversos mecanismos de arte en su obra; la hibridación de géneros, entre otros aportes”, dice el poeta mexicano León Plascencia Ñol, integrante del jurado que otorgó el Premio Manuel Acuña

La disolución de los límites entre los géneros es otro rasgo de su obra, como expuso en Charlas breves (1992), prosas poéticas y ensayísticas, y Autobiografía de Rojo (1998), una “novela en verso” en la que retoma su reflexión sobre el amor en la literatura antigua, en este caso a través de la relación entre Gerión y Heracles.

“Carson ha permitido que los lectores y los escritores leamos con otros ojos la tradición occidental y también que nos aventuremos por nuevos caminos. Su poesía ha buscado diversas exploraciones –desde elementos narrativos o ensayísticos que introduce de manera natural en el fraseo de los versos, hasta la utilización de recursos del arte conceptual– que nos han enseñado a ver, simplemente a ver de manera muy diferente, la escritura poética. Su obra está entre las más importantes de la poesía actual”, destaca León Plascencia Ñol.

La poeta fue propuesta para el premio por la editorial española Vaso Roto –donde publicó sus versiones de Safo, bajo el título Si no, el invierno–, la Universidad de Salamanca y la revista WMagazine. En 2018, en una entrevista pública durante su participación en el Festival Internacional de Literatura de Buenos Aires, dijo: “Tenemos mitos griegos muy hermosamente armados que recibimos como parte de nuestra educación. Los imponemos a nuestra experiencia para darle un sentido”. Ese es básicamente el objeto de su poética.

En esta Nota