Despejado
Temperatura:
25º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 19 de noviembre de 2018 | Suscribite
CULTURA / Agenda
jueves 6 septiembre, 2018

Se presenta una nueva edición del Festival de Cine Alemán

Durante una semana se realizará en Buenos Aires la 18º edición del festival que trae una selección de lo más reciente de la industria cinematográfica del país europeo.

por Marcelo Parajó

18 Festival de Cine Alemán Foto: Gentileza German Films

Del 13 al 19 de septiembre se realizará en las salas Recoleta y Caballito de Village Cines, el 18º Festival de Cine Alemán, organizado por German Films con la colaboración de la Embajada de la República Federal de Alemania y el Goethe Institut de Buenos Aires.

El festival ofrece la oportunidad de sumergirse en la vida cotidiana, los conflictos, las preocupaciones y las tendencias en el séptimo arte de la sociedad alemana actual a través de géneros diversos, con películas de directores consagrados en el ámbito internacional así como realizadores de óperas primas.

Este año la programación incluye diez films que se proyectarán antes de su estreno comercial, además de las secciones "Next Generation Short Tiger 2018" que reúne los cortos más representativos de las distintas escuelas de cine de Alemania y "Para toda la familia", a cargo en esta oportunidad del director Andreas Dresen y su film "Timm Thaler o el niño que vendió su risa".

Por su parte, el director Hans Weingartner visitará el país en el marco del festival y presentará su película "303".

303
303 muestra a lo largo de la película el gran viaje de autodescubrimiento de dos jóvenes.

En el cierre, como es ya una tradición en el festival, se proyectará un clásico del cine mudo alemán con música en vivo. Este año la película elegida es "El camino hacia la noche" (1921), de Friedrich W. Murnau, con música compuesta y ejecutada por Marcelo Katz especialmente para esta función.

A lo largo de sus ediciones el Festival de Cine Alemán ha convocado a una gran cantidad de público en las salas de nuestro país y ha recibido la visita de destacados realizadores.

Programa

  • 303 (2017), de Hans Weingartner
    Por diferentes razones, dos estudiantes abandonan Berlín y emprenden un viaje hacia el sur de Europa motivados por los idealismos y romanticismos de la juventud. Los muros que Jan (Anton Spieker) y Jule (Mala Emde) parecen haber levantado entre ellos como consecuencia de sus personalidades aparentemente opuestas van derribándose poco a poco y empieza a forjarse una estrecha relación. Los jóvenes intérpretes abordan el relato con gran pasión y una naturalidad que se respira en las conversaciones directas y profundas que mantienen sobre la vida, el amor y la naturaleza de las relaciones humanas en una atmósfera que recuerda la de una película de Richard Linklater. 303 conmina al espectador, con dulzura y autenticidad, a habitar la mente de dos románticos veinteañeros en su gran viaje de autodescubrimiento.
  • Cuatro manos (2017), de Oliver Kienle
    La historia de dos hermanas que vieron a su madre ser asesinada violentamente y que, veinte años después, deben lidiar con la puesta en libertad de los homicidas que asaltaron su hogar y destrozaron su vida. Jessica y Sophie, llevadas hasta el límite patológico en las encarnaciones de Frida-Lovisa Hamann y Friederike Becht, disuelven sus identidades tras un trágico suceso. El film se interna en los laberintos de la mente fracturada, en las entrañas de un horror oscuro que no distingue entre cuerpo y espíritu, en un juego de identidades mutantes llevado con extraordinaria inteligencia. Un thriller perturbador que no deja indiferente.

     

    Cuatro manos
    Cuatro manos, de Oliver Kienle.
  • El carrillón (2017), de Peyman Ghalambor
    En este largometraje, surgido de un proyecto de fin de carrera, el debutante Ghalambor encuentra en la figura de un niño de trece años, y su camino hacia la libertad y el autoconocimiento, el modo de internarse en los conflictos de una infancia perdida y su obligado crecimiento hacia una madurez precoz. Tras huir de un centro de protección de menores, en el que no logra encajar, el niño va en busca de su lugar en el mundo. La acción se sitúa en los bosques de Brandeburgo, donde conocerá a un hombre de comportamiento huraño que poco a poco lo irá admitiendo en su soledad para darle refugio. La relación entre niño y anciano trasciende todo cliché asociado a la ternura y los sentimientos reconfortantes. Desde una mirada aparentemente neutra, el director y guionista confía las interpretaciones a actores no profesionales (Alexander Lohse y Kurt Fiedermann) para dotar de verdad a este emotivo drama en el que el concepto de libertad ocupa el núcleo de la cuestión.
  • El hombre que salió del hielo (2017), de Felix Randau
    El Hombre de Similaun, conocido como Ötzi, es una momia que data de la Edad de Piedra hallada en 1991 en los Alpes de Ötztal, en la frontera entre Italia y Austria. Hace más de 50 siglos, Ötzi falleció a los 46 años de edad, víctima de un asesinato violento. La película ficciona su historia y sus últimos días de vida acompañando al homínido primitivo con una gran producción que narra un memorable relato de venganza bajo las brutales condiciones impuestas por una naturaleza salvaje, la del hombre y su entorno natural. El director Felix Randau y los actores Jürgen Vogel y el mítico Franco Nero dotan de contenido épico a una figura legendaria para la cultura austríaca. La violencia se expresa en su forma más cruda y directa dejando también lugar a la nobleza y el afecto.

     

    El hombre que salió del hielo
    El hombre que salió del hielo.
  • El jardín (2017), de Sonja Maria Kröner
    Corre el año 1976. Los noticieros informan que una niña ha desaparecido en la zona y tres generaciones de una misma familia burguesa se reúnen como cuervos en la casa familiar tras la reciente muerte de la figura matriarcal. Todo y nada puede pasar al mismo tiempo, se respira una amenaza inminente en el aire, una amenaza que evade su materialización. Como una señal que anticipa el cataclismo, un rayo alcanza el árbol centenario del jardín la noche previa al funeral. La naturaleza se alía para expresar la hostilidad, los conflictos y las tensiones subterráneas que a cada paso emergen entre los hermanos, sobrinos e hijos. El afecto familiar puede ser el más peligroso de los sentimientos.
  • Ella y Nell (2018), de Aline Chukwuedo
    Dos amigas que emprenden un viaje de senderismo con el fin de recuperar su vieja amistad. Desde una precisa distancia, sin juzgar a los personajes que representan dos formas opuestas de enfrentarse al mundo (con o sin miedo), nos embarcamos en la aventura de Ella y Nell (que cuenta con las magníficas Stephanie Petrowitz y Kirsten Schlüter) y sentimos poco a poco su extravío, tanto físico como mental, al tiempo que conocemos más detalles sobre sus vidas y familias.
  • En los pasillos (2017), de Thomas Stuber
    Christian es nuevo en el supermercado mayorista. Se adentra en este universo desconocido bajo la tutela de su compañero Bruno, a cargo del departamento de bebidas, y rápidamente se harán amigos. Christian se siente atraído por la enigmática Marion, que trabaja en el departamento de dulces. La máquina de café será su habitual punto de reunión. Dado que Marion está casada, Cristian siente que sus sentimientos no son correspondidos. Poco a poco, se convertirá en un miembro más de la familia del supermercado y los días conduciendo el montacargas y acomodando las estanterías llegarán a significar mucho más para él de lo que se percibe a simple vista.

     

    Lejos
    Lejos
  • La revolución silenciosa (2018), de Lars Kraume
    Dos estudiantes de Berlín Oriental investigan en secreto el lado occidental de la ciudad y descubren con admiración el levantamiento del pueblo húngaro contra la ocupación soviética. Su lucha por la libertad despertará las simpatías de una clase de alumnos a punto de graduarse que, en solidaridad con sus vecinos europeos y desafiando las doctrinas ideológicas del Este, deciden guardar un minuto de silencio en las aulas en honor a las víctimas. Con un barniz melodramático, estos estudiantes idealistas alumbran esta revolución silenciosa, basada en hechos reales y apenas conocida en los libros de historia, que retrata con riqueza y detallismo la atmósfera de una ciudad quebrada y una época de turbulencias políticas.
  • Las tres cimas (2017), de Jan Zabeil
    Aaron y Lea podrían ser los mejores padres para Tristan. Pero Aaron no es su padre, aunque el niño a veces lo llamé “papá”. Aislados en una cabaña, los tres disfrutan de unas vacaciones en las montañas durante las que Tristan recibe, dos o tres veces al día, llamadas de su padre biológico, a quien sólo escuchamos a través del teléfono. “Tristan tiene un solo padre y no eres tú,” le dice Lea a Aaron. ¿El padrastro perfecto? ¿Un intruso en la estructura familiar del niño? Aaron deberá acostumbrarse a esa idea pese a haber entablado con Tristan una relación voluble, entre el afecto, la dependencia y el rechazo.
  • Mi hermano Simpel (2017), de Markus Goller
    Ben es un joven que hace todo lo posible por cuidar de su madre enferma y de su hermano mayor, Simpel, de 22 años, pero con la edad mental de un niño de tres. Ben sabe que su vida con Simpel puede ser difícil, pero no la imagina sin él. Cuando su madre muere inesperadamente, las autoridades deciden enviar a Simpel a un hogar de cuidados especiales. Pero Ben no tolera la decisión. Se escapan juntos y, tras una odisea y una noche bajo las estrellas, Ben comprende que sólo le queda una salida: encontrar a su padre, a quien no han visto en 15 años.

     

    El camino hacia la noche
    El clásico El camino hacia la noche se proyectará con música en vivo.
  • The Cleaners (2018), de Hans Block
    Este documental nos devela los mecanismos más ocultos de las redes sociales. Dirigida por dos artistas procedentes del teatro, nos traslada a las oficinas en Filipinas en las que cientos de trabajadores siguen reglas para decidir qué podemos y qué no podemos ver, desde una creación artística con Donald Trump desnudo a un video con contenido delictivo. Son los “limpiadores digitales”, filtros humanos que observan imágenes perturbadoras y que generan un efecto psicosocial en ellos.
  • El niño que vendió su risa (2017), de Andreas Dresen
    Con la historia del niño que vendió su risa contagiosa para salir de la pobreza (basada en la novela de James Krüss), Dresen arma una impecable producción que no se queda en la superficie de su estética colorida y caricaturesca, sino que pretende aportar una fresca renovación al género infantil mediante un magnífico guión y un genuino espíritu clásico. El relato hibrida armónicamente la interpretación de actores de carne y hueso con figuras de animación, pero la fantasía no se exhibe como un fin en sí mismo, sino que actúa siempre al servicio de la historia.
  • Lejos (2017), de Gwendolin Weisser y Patrick Allgaier
    Un viaje a lo largo de casi 100 mil kilómetros por Europa, Asia, América del Norte y América Central. Una travesía de 50 mil kilómetros a dedo, en tren, en barco… cruzando todos los océanos. Lejos (Weit) es una película sobre el viaje de una joven pareja que salió en busca de su camino con la espontaneidad y la curiosidad como sus mejores compañeros. Partieron hacia el Este y, tras tres años y medio explorando el mundo, terminaron llegando de nuevo al Oeste siendo tres. Mientras algunas naciones discuten sobre construir murallas, Gwen y Patrick demuestran lo fácil que es traspasar fronteras culturales con un reducido presupuesto cuando uno está dispuesto a hacerlo.
  • El camino hacia la noche (1921), de Friedrich Wilhelm Murnau
    El Dr. Eigil Borne está comprometido con Hélène, una joven que está locamente enamorada de él. En la celebración del cumpleaños de Hélène, Eigil la invita a un cabaret en el que conoce a Lily, una bailarina apasionada, fogosa y divertida que finge un accidente para que él la atienda en su camerino. El doctor rompe con su prometida. Murnau era un un visionario cuya poética y sensibilidad brindaron a esta época de oro del cine alemán nuevos conceptos de forma cinematográfica basados en una síntesis de todos los elementos que actualmente están de moda, desde los horrores del gabinete del Doctor Caligari hasta el uso expresionista de los cuerpos de los actores.

El festival tendrá lugar en las salas Caballito y Recoleta de Village Cines. La grilla completa de horarios se puede consultar en la página del festival. Las entradas están a la venta en la página web de Village Cines o en las boleterías de los cines. Hay abonos con descuentos si se compran por cantidad.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4453

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard