viernes 09 de diciembre de 2022
ECONOMIA beatificado por la visita de CFK

Comercio manda en el quinteto

02-06-2013 04:19

El supersecretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, logró imponerse nuevamente en el gabinete económico de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Después de que se lanzara el blanqueo de capitales con la imagen de “equipo homogéneo” con Ricardo Echegaray, Mercedes Marcó del Pont, Hernán Lorenzino, Axel Kicillof y el propio Moreno, el Napia volvió a picar en punta como jefe virtual de la cartera.

Lo confirma no sólo que manejará la campaña de congelamiento militante “Mirar para cuidar”, que tendrá como punta de lanza a los jóvenes de La Cámpora y otras organizaciones sociales, sino también el gesto político del último miércoles: por primera vez la presidenta Cristina Kirchner se hizo presente en la Secretaría de Comercio Interior para encabezar un acto. Y también se acercaron su jefe en los papeles, Lorenzino, y hasta el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli.

Según distintas fuentes del equipo económico, Moreno logró que la Presidenta impusiera su nombre otra vez como máxima autoridad en el Ejecutivo en temas económicos, más allá de la influencia de Kicillof.

Un importante funcionario del Gobierno lo definió claramente. “Está claro que Guillermo (por Moreno) logró imponer su voluntad”, resaltó la fuente. De hecho, quienes “capacitarán” a los inspectores serán hombres de su confianza, como el empresario matancero Ricardo Bruzzese o la subsecretaria María Lucila “Pimpi” Colombo.

Se trata de una carrera que tiene lugar en paralelo a la discusión sobre el futuro del equipo económico. Un integrante del equipo consideró que “es lógico que se muestren todos bien y sonrientes para la foto, pero sin duda algunos de estos nombres no van a seguir después de octubre”.

“Por ahora no va a haber cambios, pero después de las elecciones, cualquiera sea el resultado, va a haber modificaciones, de eso no tenga dudas”, resaltó la misma fuente. El dato más concreto sería “la salida elegante” de Lorenzino, a quien se le buscaría un destino de funcionario en el exterior.

Pero dentro de este panorama no sería el único. Se asegura que Echegaray tampoco tendría mucho aire para seguir, mientras que es una incógnita que podría ocurrir con Marcó del Pont, jaqueada por la evolución del tipo de cambio y de la pérdida de reservas.

En esta Nota