3rd de March de 2021
ECONOMIA El detalle de la oferta a los bonistas
17-04-2020 23:01

El canje de Guzmán busca estirar vencimientos por hasta 27 años

Hay opción par y con descuento de 5% y 12%, prioridades y límites a la emisión para los títulos cortos. El bono a cien años se adelanta a 2047.

17-04-2020 23:01

El Gobierno dio a conocer los nuevos bonos por los que apunta a canjear deuda y extender plazos de pago por hasta 27 años en el extremo más largo, para el caso del bono a 2047. Se emitirán cinco nuevos títulos, en dólares y en euros, con plazos a 2030, 2036, 2039, 2043 y 2047, y promueve que los bonistas se apuren a entrar para cobrar antes.

Algunos bonos se canjearán a la par –al mismo valor– y otros tendrán un descuento de entre 5% y 12%. Eso puede hacer que la oferta se acerque a un nivel más o menos cercano a los intereses de los bonistas.
Para los tenedores, un valor presente cercano a los 50 centavos es aceptable. “Si se descuenta la oferta al 12% da ente 31 y 37 de VPN (34,8 promedio). Descontada al 10% da 40-45 (43,5 promedio)”, señaló Gustavo Neffa, de Research for Traders. Ese último valor podría ser más atractivo a la hora de llegar a un acuerdo, según explican los especialistas del mercado.

Bonos a reestructurar.



Anzuelo. Para empujar a la aceptación, se establecieron topes. Los que lleguen primero podrán recibir los títulos más cortos. Es el caso de los nuevos bonos en dólares a 2030 por US$ 11.400 millones y de 3.200 millones en la versión en euros. En el caso de los bonos para 2036, el máximo será de 20.700 millones en dólares y 2.700 millones en euros.

El jueves, en un anuncio con los gobernadores y acompañado por el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández, el ministro de Economía, Martín Guzmán, anticipó la propuesta de canje de 21 títulos por US$ 66 mil millones, con una quita de capital del 5% y del 62% en intereses.

Las primeras reacciones del mercado dejaron opiniones divididas. A priori, se presentó como una oferta “menos mala” de lo esperado, aunque en algunos bancos de inversión consideraron que fue “muy mala”. Para otros, en cambio, con algunos endulzantes, la propuesta puede lograr aceptación por parte de los bonistas y estuvo en línea con lo esperado: un recorte enfocado en intereses en lugar de capital.

La nota que difundió el Ministerio de Economía este viernes detalla los nuevos términos del canje: los títulos elegibles de 2005, como el Discount 2033 y el Par 2038, bonos que se entregaron en los anteriores canjes de deuda para salir del default de 2001, pueden ser canjeados por bonos a 2039, 2043 y 2047.

En el caso de los bonos emitidos durante 2016, tienen la posibilidad de acceder a los vencimientos más cortos. Según los detalles de la presentación de Guzmán, el 66% de los títulos que conforman la oferta corresponden a las emisiones de los últimos años.


En este caso, los títulos que vencen en 2020, 2021, 2022 y 2023 tienen prioridad y pueden ser canjeados por bonos para 2030, 2036 y 2047.
En el orden de prioridades que definió Economía para la aceptación de la propuesta, siguen los bonos de 2026 a 2036, que pueden optar por los mismos títulos que los del grupo prioritario.
En la propuesta, incluso quienes tienen en su poder el bono centenario que emitió el gobierno de Mauricio Macri en 2017 pueden optar por traerlo para adelante, con bonos a 2036 y 2047. Y no son los únicos que pueden anticiparse. Para el Gobierno, es una forma de ordenar el perfil de vencimientos.

Sostenible. La propuesta implica un período de gracia de tres años y los bonistas tendrán unos veinte días para decidir si aceptan o no. “No se pagaría nada en 2020, 2021 y 2022, se pagaría un cupón promedio de 0,5% en 2023 y esas tasas irían creciendo hasta niveles que son sostenibles”, explicó Guzmán a los representantes de la provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, además de representantes del Poder Legislativo. Los nuevos bonos comenzarán a sumar intereses con una tasa de 0,50%, que en el caso del Nuevo Bono 2030 en dólares llegará a 1,75% en 2027.
El interés promedio que pagaría Argentina es de 2,33%. En algunos casos llegará a pagar hasta el 4,875%, como en el bono a 2043, que llegará a esa tasa de interés en 2029, en línea con lo que algunos economistas consideraban un endulzante adecuado. Sin embargo, en el título a 2036 rondará el 3,8% como máximo y para los bonos cortos será de menos del 2%.
La propuesta “conlleva mayor reducción de intereses que de capital. Se da una reducción de capital de US$ 3.600 millones de dólares, es decir, una quita del 5,4% sobre el stock de deuda y una reducción del pago de intereses de US$ 37.900 millones, que equivale a una quita del 62%.