viernes 03 de febrero de 2023
ECONOMIA controles a precios justos

Gremios se alejan de Camioneros y no fiscalizarán

Hay sindicatos, como el de Alimentación, que habían sido mencionados como otros aparte de los Moyano que colaborarían con el Gobierno en la verificación del cumplimiento del programa oficial. Sin embargo, el gremio conducido por Rodolfo Daer no tiene trabajadores en la etapa de formación de precios. Comercio, que nuclea a los repositores de los supermercados, también se quedó al margen de la polémica. Otros sindicalistas, más duros, por lo bajo advierten que se necesitan “medidas efectivas y globales para bajar la inflación” y reconocen que los controles de Camioneros son un “maquillaje”.

22-01-2023 02:27

La movida que protagonizó Camioneros en diferentes centros de distribución de supermercados, para verificar la marcha de Precios Justos, generó distancia en algunos gremios como el Sindicato de Trabajadores de Industrias de Alimentación (STIA), que siempre mostraron un perfil moderado, dialoguista, y ajeno a los ruidos mediáticos. Mientras otros dirigentes, más duros y hoy críticos del Gobierno, claman por nuevas acciones para controlar valores.

Según pudo saber PERFIL, pese a lo expresado por fuentes del Ministerio de Economía, el gremio que conduce Rodoldo Daer, hermano de Héctor y ex titular de la CGT, no cumplió ni va a tener un rol preponderante en el programa oficial por una sencilla razón: no tiene incidencia ni mucho menos control en la formación de precios de productos de alimentos.

Ni siquiera posee empleados que estén encima de los costos, como pueden ser repositores de supermercados, hoy nucleados en el sindicato de Comercio, que no se expresó sobre lo sucedido. Quiénes están al tanto de los pasos del gremio de Daer añaden que existió contacto entre el gremialista y el ministro Sergio Massa, con motivo del lanzamiento de Precios Justos en noviembre pasado. También hubo diálogo con Matías Tombolini, actual secretario de Comercio Interior, pero durante este tiempo no aparecieron avances concretos. Solo hubo un gesto por parte de Casia (la Confederación de Asociaciones Sindicales de Industrias Alimenticias), que se ofreció a colaborar con el Ejecutivo.

Por otro lado, con las imágenes a la vista del gremio de los Moyano irrumpiendo en establecimientos, con el fin de controlar la distribución de productos, Alimentación marcó una distancia más que considerable. Primero, porque la filosofía que implementa Camioneros no tiene relación alguna con lo que pregona el colectivo que representa a los empleados del STIA, de búsqueda de acuerdos y de conversación.

Y segundo, porque consideran que el Gobierno debe buscar mecanismos de observación diferentes, para no exponer a los trabajadores. Otros dirigentes sindicales, después de todas las repercusiones que salieron a la luz, opinan en la misma dirección: mencionan que se requieren otros esfuerzos para colocar a raya los valores de productos. Por caso, Daniel Catalano, secretario general de ATE Capital, un hombre identificado con el kirchnerismo, pidió que en esta primera etapa el Ejecutivo coloque en la calle inspectores con capacidad de clausura de comercios que violen los acuerdos suscriptos en Precios Justos.

En voz baja, ante este medio, un dirigente de importante trayectoria dentro del sindicalismo nacional remarca que si Massa lo llama para colaborar con Precios Justos, “le diría que se requieren medidas efectivas y globales para bajar la inflación”. “Hoy existen concesiones al capital concentrado de todo tipo, terminamos con una suba de valores del 94% y el plan del Gobierno es el del FMI, de hecho se están sobrepasando las metas. Lo de Camioneros está muy bien, pero es un maquillaje”, espetó.

Mientras, Camioneros aseguró que no piensa dar el brazo a torcer en su cruzada por Precios Justos y valoró que el sindicato de Carlos Acuña, titular de la CGT y del colectivo que representa a los trabajadores de estaciones de servicio, se sume a observar qué pasa con los costos de combustibles. Hugo Moyano, esta semana, avisó: “Es cierto que nuestra función no es controlar los precios de los alimentos, pero siempre estará presente nuestra predisposición para colaborar con el gobierno en su lucha contra la inflación y para garantizar un salario digno para nuestros trabajadores para que puedan seguir cumpliendo con la misión de abastecer de alimentos a todo el país”.

“Se nos ataca injustamente cuando no hacemos otra cosa que prestar colaboración a pedido del Gobierno, conjuntamente con otras organizaciones sindicales, con la Secretaría de Comercio que es la única que tiene la facultad para controlar los precios. A pesar de todas las falsas denuncias y campañas mediáticas antisindicales, seguiremos trabajando para que nuestro país pueda salir adelante, se pueda controlar la inflación y los trabajadores tengan ingresos suficientes para vivir con la dignidad que se merecen”, lanzó el cacique sindical.

En esta Nota