1st de March de 2021
ECONOMIA Semana clave para el canje
17-05-2020 00:42

Revisan contraofertas y desdramatizan un eventual default

El Ejecutivo tiene un optimismo “cauto” en la negociación con los bonistas. “No queremos volver a endeudarnos para pagar deuda”, afirmó Sergio Chodos.

17-05-2020 00:42

A una semana de que cierre la negociación con los acreedores privados de deuda, el ministerio de Economía revisa las contrapropuestas que acercaron ayer los principales grupos de bonistas. El próximo viernes 22 cierra la oferta que presentó Martín Guzmán, pero también vence el pago de US$ 503 millones por bonos globales. Si no se cancelan, el país volvería a entrar en default. Sin embargo, los funcionarios relativizan el impacto.

“Si los bonos globales no se pagan, el impacto no será mayúsculo, porque se mantiene el proceso de diálogo. No es un proceso de caída libre como fue el default de 2001”, dijo Sergio Chodos, representante argentino ante el FMI en declaraciones radiales.

El Gobierno reiteró que se seguirá negociando con los bonistas. El plazo de la oferta en el mercado puede ser ampliado. En el caso del vencimiento, “se puede pagar o no, las dos decisiones están abiertas”, son dos carriles distintos. “En 2005 la Argentina negoció y reestructuró con títulos en default”, reiteró el funcionario. “No todo default es una fatalidad”, agregó Chodos.

“Se recibieron tres propuestas que el equipo económico está evaluando. Uno debería ser cautamente optimista”, indicó sobre el nuevo escenario que se abrió con esas contraofertas para intentar un acuerdo. Los grupos bonistas habían rechazado la oferta inicial y el Gobierno los convocó a presentar alternativas. El viernes, dos de los grupos, se unieron en una contraoferta común. Se trata del Grupo de Bonistas Reestructurados (los que entraron a los canjes de 2005 y 2010), que consensuaron la oferta con el Comité de Acreedores de la Argentina (ACC, según sus siglas en inglés) que encabeza el fondo Greylock Capital. Del otro lado está la propuesta del grupo Ad Hoc de acreedores, en que el están incluidos los fondos BlackRock y Fidelity, en su mayoría tenedores de la deuda emitida después de 2016.

“No podemos hacer una evaluación concreta todavía pero es un paso positivo”, indicó Chodos en declaraciones al programa Toma y daca, en AM 750. Ninguna de las ofertas fue rechazada, según indicaron desde Economía. En línea con las declaraciones de Guzmán el viernes ante el Council of Foreign Relations, “la prioridad es tener una deuda sustentable coherente con la capacidad de repago”, según el representante ante el FMI.

Sobre la relación con los bonistas, el ex negociador de 2005 consideró que “para algunos de los inversores ‘buena fe’ es que uno haga lo que ellos dicen”, puntualizó.

Esta semana la Provincia de Buenos Aires incumplió el pago de un vencimiento por US$ 113 millones, lo que para los traders hizo que entrara en default. “No es así, el gobernador (Axel Kicillof) extendió el plazo hasta el 26 de este mes”, indicó la vicejefa del gobierno bonaerense, María Teresa García, en declaraciones a la misma radio.

Ayuda del FMI. Chodos se trasladó a Washington DC para ocupar la silla de la Argentina y cono sur en el director del Fondo Monetario Internacional. Sobre la relación con el organismo, consideró que “el diálogo es muy bueno y se encauzaron las negociaciones”, pero aclaró que no se pidieron fondos. “Seguir endeudándonos para pagar deuda no nos parece”, aseguró. “No es una receta que llegue a buen puerto”.

Chodos también descartó que el Gobierno esté pidiendo asistencia del Fondo, que puso a disposición líneas especiales, por el coronavirus. El financiamiento para las medidas por el Covid-19 está llegando desde otros organismos como BID, CAF y Banco Mundial.

“Vamos a tener que convivir un tiempo más con el Fondo Monetario. Lo ideal sería no tener encima al FMI y tener soberanía”, remarcó. Aunque también indicó que se ven “ciertos cambios dentro del Fondo”, como el relajamiento en la demanda de “reformas estructurales que no movían el amperímetro”, y aclaró que todavía no entraron en la etapa de discusión de las condicionalidades del programa.

En esta Nota