lunes 06 de febrero de 2023
ECONOMIA TENSIONES

Tres gestores claves para un duro mensaje a Massa

El ministro de Economía ordenó una investigación por la recompra de bonos que comenzará mañana mismo en la CNV y donde la oposición será auditora. Ciertos títulos que tuvieron fuertes subas dos días antes del anuncio están bajo la lupa. El funcionario quiso frenar la incertidumbre que ya venía complicando el clima de negocios desde que el Gobierno insistió en desoír el fallo de la Corte y enjuiciarla. Hubo jugadores empresarios cruciales en el armado de un documento que le pide al Congreso que no avance, pero que en realidad, tiene al titular del Palacio de Hacienda como su destinatario protagónico.

22-01-2023 03:42

Dicen en los pasillos de las compañías  que más años llevan trabajando en el país que hubo tres engranajes claves en el documento empresario que pidió que no se avance con el juicio a la Corte.

El próximo jueves comienza la discusión en la Comisión de Juicio Político en Diputados. Y la semana pasada cerca de quinientos empresarios firmaron una “Carta Abierta a los diputados de la Nación” en la que reclamaron a los legisladores que no avalen el pedido del Ejecutivo. “¿Quién va a invertir en la Argentina si se desconocen los fallos de la Corte”?, se preguntaron en esa misiva.

Ese documento tuvo un antecedente. Las principales cámaras empresariales ya se habían pronunciado individualmente, entre otras, Amcham, IDEA, el Foro de Convergencia, ACDE.

Hubo tres gestores para darle una vuelta de tuerca a ese  mensaje que se dirigió formalmente al Congreso, pero que enfáticamente apuntó a todo el Gobierno en general y al ministro de Economía, Sergio Massa, en particular. Buscaron que unos quinientos dueños de empresas y CEO’s pusieran su firma personal. Juan Vaquer (ex timonel de ACDE), Santiago Mignone (PXC, ACDE e IDEA) y Guillermo Lipera (vice de esa última entidad y ex titular del Colegio de Abogados porteños) gestaron la idea, gestionaron la redacción y recopilaron las firmas.

Tuvieron rápida respuesta entre sus pares. En el sector privado consideran que hacer silencio, como de hecho ocurrió en otras ocasiones, frente a la decisión de desoír un fallo de la Corte y buscar enjuiciar a sus máximos responsables es un umbral que no deben cruzar.

No únicamente porque espantan inversiones privadas que  no crecen en el país desde 2011 sino también porque sería, consideran, avalar una jugada que borra la frontera entre sector privado y público.

El avance sobre la propiedad privada preocupa a las compañías locales. También la proliferación de seudoempresas con participación o intervención estatal y la permanente estrategia gubernamental por buscar culpables únicamente entre las empresas por la alta inflación argentina.

Por todas estas razones, ese documento apuntó específicamente al ministro de Economía. Porque desde su poltrona debe ser veedor de generar inversiones y hacer cumplir las normas y porque tiene dos piezas claves que le responden en la Comisión de Juicio Político. Se descuenta  que sus alfiles acompañarán la votación  oficialista. Hasta ahora, Massa no se pronunció públicamente sobre la embestida gubernamental a la Corte. Los empresarios buscaron acelerar esa definición. (No lo hará).

En este contexto y, tal vez leyendo entre líneas, Massa se apresuró el viernes a última hora de la tarde a dar una señal de respeto jurídico a las dudas que se dispararon por su anuncio sobre recompra de bonos de la deuda.

Lo hizo dos días después de conocerse la medida, cuando el dólar volvió a subir y luego de varios llamados desde los Estados Unidos al equipo económico para averiguar qué estaba pasando. Las calificadoras de ese país tomaron oportunamente nota de las acciones gubernamentales y de su silencio frente al tema de la Corte.

 En su pedido de investigación formulado a la Comisión Nacional de Valores (CNV), el ministro manifestó su sospecha de que operadores del mercado buscaron “afectar el tratamiento de la deuda soberana”. Según la presentación, solicitó “abrir actuaciones en carácter de investigación” al titular de la CNV, Sebastián Negri. Esa investigación se iniciará mañana en la CNV, según confiaron fuentes de Economía y se le pedirá a la oposición que sea auditora.

La decisión del ministro se concretó luego de que varias voces de la oposición de JxC anunciaran que también mañana recurrirán a la Justicia para pedir detalles de los movimientos con los bonos involucrados en esta recompra. Las sospechas giraron en torno al fuerte incremento en el volumen operados en ciertos títulos de deuda dos días antes del anuncio que, vale recordar,  fue grabado la noche anterior a su difusión.

En esta Nota