Despejado
Temperatura:
29º
Ciudad:
Buenos Aires
jueves 21 de febrero de 2019 | Suscribite
ELESPIA /
domingo 21 junio, 2015

Sección El espía

ZanninI lo hizo. A mediados de la semana, alejados momentáneamente de la vorágine electoral, algunas consultoras en comunicación y asesoramiento político desfilaron por las modernas oficinas en Puerto Madero de uno de los gigantes de internet. El motivo formal, la presentación del arsenal de herramientas de marketing digital, que en breve invadirán todo tipo de dispositivos para hacer llegar los mensajes de los candidatos políticos en busca de votos. Las barras de tragos, infaltables en este tipo de reuniones, concentraron la atención del cotilleo político coyuntural  y las consecuencias de  la designación de Carlos Zannini como compañero de fórmula de Daniel Scioli. Algunos de los presentes, casi al borde de las lágrimas porque Florencio Randazzo, “víctima” número uno de la novedad tenía en carpeta una importante campaña. La cuota de humor, esta vez la aportó el politólogo Juan Manuel Sabaris, al hacer una lista de las enojados con el ascenso de Zannini. Y varios presentes coincidieron que si en primer lugar se ubicaba a Randazzo sin duda Alberto Fernández era él que seguía. El ahora candidato a vice lo borró hace tiempo –mucho tiempo– del organigrama K y por si fuera poco cumplió el sueño confeso de Fernández: participar alguna vez de una fórmula presidencial.

Cuestión de familia. Desde que a fines de abril salió al mercado se ubicó entre los libros argentinos de no ficción más vendidos. Y, todavía, Born, de María O’Donnell, sigue al tope de ese ranking y en ascenso. La periodista logró franquear el muro que los Born aplican a todo lo que pueda exponer la vida privada familiar. Algo de cómo fue que lo consiguió fue relatado por ella en un reportaje de PERFIL. Pero fuera de eso, hay algunos datos curiosos que conocen algunos amigos de la familia a quienes, por ejemplo, sorprendió que Jorge Born, quien dio la serie de reportajes que posibilitaron el libro y autorizó el uso de su imagen y nombre para la portada hasta ahora no lo leyó. A pesar de esto, él está conforme porque Inés Magrane, su esposa, sí lo leyó y le dijo que estaba OK y para el empresario eso fue suficiente. También que Alix, una de sus hijas, lo lee de a poco y que descubrió detalles que desconocía. Donde ha habido algunos resquemores es en la otra parte de la familia, la de Juan Born. Por ahora, esos detalles quedan dentro del ámbito familiar.

¿Dulces sueños? Historias, leyendas y mitos se cuentan por decenas en los cierres de listas bonaerenses. Listas que desaparecen en el camino, candidatos que son cambiados de lugar o que simplemente nunca fueron aceptados. A esta hora, como en años anteriores, muchos se fueron a dormir tranquilos presentando sus listas en las juntas electorales partidarias. Pero la presentación de verdad, es la de mañana lunes cuando los apoderados de cada frente presenten ante la Justicia Electoral las listas que siguen en carrera. Y seguramente, nuevas historias, leyendas y mitos se contarán.

La sparring del PRO. Esta semana, en su cuenta de Twitter, Martín Lousteau estrenó el primero de los que parecen ser varios videos invitando a Horacio Rodríguez Larreta a debatir. “Todavía no respondiste a la invitación. Tal vez no tenés tiempo para más debates pero veo que tenés mucho tiempo para ir a los medios, así que con mi equipo vamos a debatir con vos a través de lo que decís en las entrevistas”, dice el economista antes de pasar a polemizar con lo dicho por el candidato del PRO en un programa de TV sobre educación. Chicanero y algo pendenciero, Lousteau le dice: “Quizá no te permiten más debates”. Y acto seguido, le pasa su nuevo mail. Pero Larreta se está preparando para un –posible– encuentro aunque no se sabe si finalmente se dará porque, aunque confiados en retener la Ciudad, algunos prefieren no arriesgar. Nuevamente su sparring en los entrenamientos es Karina Spalla. Esta legisladora ya había encarnado a Michetti durante la preparación para el debate pre PASO y ahora –con o sin peluca melenuda, eso no se pudo saber– oficia de Lousteau.

A paso lento. Otrora “el” monje negro. Ahora ya a algunos personajes de la política contemporánea –y no de su partido– también se les ha adjudicado ese “título” para dar idea de qué poder manejan en sus respectivas estructuras. Enrique Nosiglia fue quien durante el alfonsinismo lo estrenó. Y si bien sus tentáculos  siguen activos en un partido que por momentos agoniza, son varios los que miran dos veces para confirmar si él es o no el que, algunos días a la semana y muy temprano, sale a caminar –no a trotar ni a correr– por Plaza Francia en compañía de un personal trainer. De regreso, a veces hace una escala rápida por La Biela, donde desayunan en mesas separadas operadores de la vieja guardia y jóvenes ya establecidos o en ascenso.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4547

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard