sábado 04 de febrero de 2023
ELOBSERVADOR Encuesta exclusiva

Redes, TV, radio, cine, libros, recitales: el consumo cultural en Argentina

Un estudio de la Fundación Colsecor sobre consumos culturales en el país llegó a treinta hallazgos que resumen la relación entre las y los argentinos y sus elecciones de entretenimiento. Algunos de los resultados: poco cine, poco recital, mucho informativo, muchas redes sociales. La edad, las distancias y el dinero como factores influyentes. El papel sigue vigente, así como la lectura. Buena imagen para la cultura.

26-11-2022 03:51

La mayoría consume de todo: redes, TV y radio. El 86% de las personas encuestadas indicó que lee páginas webs, redes sociales y blogs diariamente o varios días a la semana. El 86% ve TV todos los días, sin encontrarse diferencias significativas en el consumo respecto al género, la edad o al tamaño de las ciudades. En cuanto a contenidos, los noticieros e informativos toman la delantera (65%). La cosa cambia cuando se habla de los jóvenes y el consumo de TV. Los más chicos son quienes menos la consumen (67%) y los mayores quienes más la consumen (92%).   

Sobre la radio, el 72% manifestó escucharla diariamente o algunos días a la semana. Como con la televisión, los informativos y los noticieros son los programas más escuchados con un 61% de adeptos, y los programas musicales tienen el segundo lugar con un 54%. Lo religioso ocupa un lugar mínimo: el 66% de personas no escuchan este tipo de programas nunca. En cuanto a los deportivos, el 22% de los encuestados los escucha; cifra que se eleva entre los hombres con un 39%. 

Si se habla de transmisiones deportivas en general, siete de cada diez argentinos las consume. También en el camino de los contenidos, el 88% de los encuestados respondió que mira de manera habitual o de vez en cuando programas culturales y documentales. Y el 75% sostuvo que mira programas de actualidad y magazine. En cuanto a los podcast, los escuchan diariamente tan solo el 9% de los encuestados (además de un 15% que lo hace algunos días a la semana y un 12% algunas veces al mes). Esta cifra se duplica entre los más jóvenes que lo hacen diariamente, con 18%, un 25% que los escuchan algunos días a la semana, y un 11% algunas veces al mes.

Y si hablamos de música, los ritmos latinos son los más escuchados por los argentinos. El 48% de los encuestados escucha diariamente música romántica/melódica latina. En segundo lugar, arrasa la cumbia, la salsa, la bachata, el reggaetón, y el cuarteto con un 46%, y luego el pop logró el tercer escalón en el podio. En cuarto lugar, siguen el rock y el folclore con un empate. El rock and roll, ya sea nacional o internacional, es escuchado diariamente por un 37%, y de manera habitual por un 37% también. Es escuchado más por los hombres, con un 85% de fanáticos, frente a un 69% de fanáticas. Si se habla de folclore, un 29% lo escucha habitualmente, y un 43% de vez en cuando. Entre los argentinos mayores a 60 años el porcentaje se eleva: un 40% lo escucha diariamente, y un 44% algunos días por semana. El soporte más utilizado para escuchar música es el celular. Por otro lado, el 37% afirmó consumir programas o videos musicales de manera diaria, y el 47% de vez en cuando, porcentaje que se eleva en las mujeres, con el 40% que lo hace de manera habitual y el 47% que lo hace de vez en cuando.

Sin pantalla grande. La mitad de los argentinos no va, o va poco, al cine y a recitales, mientras que un tercio tiene un consumo ocasional en el correr del año: el 55% respondió que nunca o casi nunca asiste al cine, mientras que el 33% manifestó que va algunas veces al año. 

Sobre los recitales de música en vivo, igual que con el cine, un 55% manifestó que no asiste nunca, mientras que el 25% señaló un consumo ocasional. Lo mismo sucede con los museos. Si hablamos del teatro, el ballet o la ópera, se encuentran diferencias según la ubicación: mientras que el 81% de los encuestados de pueblos pequeños no asiste, el porcentaje baja al 67% en las grandes ciudades. Sin embargo, el motivo principal que explica la no asistencia a eventos culturales es la falta de dinero, razón que aumenta entre los jóvenes: el 44% criticó los precios elevados, cifra que sube al 55% en las personas de entre 15 a 24 años. Dato a notar: un 44% de los jóvenes destaca su falta de interés frente al último rubro señalado. En cambio, sobre los museos y galerías de arte el factor decisivo es la distancia geográfica (36%), cifra que se eleva en un 53% en pueblos con menos de 10 mil habitantes. El mismo motivo aplica para los centros culturales, con el 29%, y, como en el caso anterior, la distancia como motivo para no asistir se eleva 20 puntos, con un 49%, en ciudades con menos de 10 mil habitantes. 

La lectura, tanto en papel como digital, gana lugar frente al cine: un 55% de los encuestados dice leer todos los días o algunos días a la semana. Dicha cifra se agranda en los mayores de 60 años con un 64%. Las mujeres, sin embargo, tienen un porcentaje de lectura menor: del 58%. 

Lo digital le gana al papel, aunque por poco. Ante la consulta “¿cuál soporte usa más frecuentemente?”, el 38% manifestó que lee por internet, y el 14% por las redes sociales. La suma indica un 52% para el consumo digital, frente a un 48% que lo hace con soporte físico. Sobre el tipo de lecturas, el 38% de los encuestados indica elegir con frecuencia política y actualidad. En segundo lugar, los argentinos eligen las novelas (30%), luego los libros sobre consejos para el hogar (28%), continúa la autoayuda, sexualidad y vida sana (26%), sigue historia (25%), y por último los textos académicos, científicos, técnicos y ensayos (21%). Otros géneros no superaron el 20%. Entre ellos: los cuentos y las biografías con un 13% cada uno; las lecturas sobre tendencias, moda y diseño, con un 8%; luego las poesías, 6%; y finalmente las historietas, con un 4%.

El streaming, es decir, las transmisiones digitales en directo, crece. El 63% ve contenidos audiovisuales por streaming, ya sean series, películas o deportes, diariamente o algunos días a la semana. La tendencia aumenta en las personas de entre 15 a 24 años en un 78%, y en los argentinos de entre 25 a 39 años, es de un 74%.

Las redes sociales ocupan un lugar central: el 94% de los consultados las utiliza frecuentemente. Al navegar por internet, el 28% lo hace para trabajar o estudiar; el 40% comparte, comenta, participa y opina frente a contenidos, cifra que se eleva a un 50% entre las personas de más de 60 años; el 64% utiliza aplicaciones de mensajería y correos electrónicos; y, en primer lugar, con un 68%, en el orden de preferencia se encuentran las redes sociales. Algo a destacar es que la mitad de los argentinos no tiene un uso activo en las redes, sino que solo observa. Si hablamos de videollamadas, la respuesta es un no rotundo: el 91% de las personas respondió negativamente sobre su uso.

El 95% de los argentinos mira películas y series. En plataformas, arrasa Netflix con un 58% de suscriptores, cifra que entre los jóvenes es del 77%. En segundo lugar, de aplicaciones pagas se encuentra Spotify, para escuchar música, con un 21%, aunque, nuevamente, los más chicos la prefieren con un 46%. El tercer escalón es para Youtube premium, la versión paga de la aplicación de videos, con el 20%. 

La cultura reúne buenas opiniones entre los encuestados. Frente a la afirmación “la cultura permite el crecimiento personal”, el 87% estuvo de acuerdo. Lo mismo sucedió con “la cultura es fundamental para promover el diálogo y la convivencia en nuestra sociedad”, con un 86% de coincidencia. Sobre “consumir cultura hace a un país mejor” el 86% se mostró estar muy o algo de acuerdo. De igual forma el 82% coincidió con que “es necesario consumir cultura porque es la mejor forma de recreación”. El 81% sostuvo que “las actividades culturales son importantes para el bienestar personal”, número que se incrementa en los mayores de 60 años con el 90%. Frente a la afirmación “consumir cultura permite relajarse y evitar la ansiedad y la angustia”, el 81% indicó coincidencia. A pesar de la imagen positiva, la cultura requiere tiempo: el 66% dijo que “para consumir cultura hay que tener tiempo libre”. El 40% manifestó disconformidad total frente a “para consumir cultura hay que tener un nivel educativo alto”, mientras que el 28% sostuvo disconformidad parcial. 

Una mirada a futuro. Sobre los consumos audiovisuales a largo plazo el 83% sostuvo que sus prácticas serán digitales, frente a un 17% que elige lo analógico. El 53% afirma consumir de modo diferido (fuera de tiempo del vivo), mientras que el 47% dijo hacerlo de manera sincrónica (a tiempo real en el que suceden las transmisiones). Además, el 52% considera que sus consumos serán fragmentados o por partes. El 47% suele consumir en soledad, mientras que un 53% lo hace con otros. Otro dato: el 77% estuvo de acuerdo con la afirmación “aun a través de internet es importante hacer actividades de manera sincrónica para mantener los lazos sociales”. El informe indica que las actividades sincrónicas son “importantes para mantener lazos sociales incluso mediante internet”.  

Sobre las plataformas de video, el abono de cable e internet, el 8% aumentará su inversión, el 13% la disminuirá, y el 65% la mantendrá igual. Sobre revistas, diarios y libros digitales, el 5% aumentará su consumo, el 11% lo bajará, y el 64% lo mantendrá. Si se habla de revistas, diarios y libros en papel, el 13% disminuirá su lectura, mientras que el 56% la mantendrá. El 49% de los consultados permanecerá con igual inversión respecto a cines, teatros y música en vivo, aunque son más los que disminuirán sus gastos que los que piensan aumentarlos.  

Sobre los factores influyentes a la hora de seleccionar las prácticas y consumos culturales, el 30% señaló como importante la recomendación de un amigo, familiar o conocido; el 29% indicó como motor la aparición del objeto en cuestión en alguna red social, ya sea Facebook, Twitter o Instagram, o por internet; y en el tercer lugar, con un 15%, se encuentra la publicidad. 

Al momento de escoger, el 80% prefiere que los consumos culturales sean entretenidos, mientras que el 74% elige que sean económicamente accesibles. El 58% dijo que el hecho de que sean inclusivos, con personas de distintas culturas, géneros o con diferentes capacidades, es un punto importante. Otro 56% considera como factor decisivo que promuevan el cuidado del medio ambiente, y un 53% destacó la incorporación de emprendedores culturales locales, ya sean artistas o productores. 

Fuera de la esfera digital, un tercio de los encuestados nunca pinta, dibuja o realiza manualidades, frente a un 28% que lo hace diariamente o algunos días de la semana. Un 12% lo hace algunas veces al mes. Sobre tomar fotografías, el 37% dijo no hacerlo nunca, versus el 26% que lo hace diariamente, y un 17% lo hace algunas veces al mes. En cuanto a la escritura, siete de cada diez indicaron no hacerlo nunca, mientras que un 9% lo hace diariamente, y un 7% algunas veces. Sobre tocar instrumentos o cantar, el 65% no lo hace jamás, en contra de un 17% que lo hace a diario, y un 5% algunas veces al mes. Y en cuanto al baile, el 49% no lo hace, frente a un 16% que lo realiza a diario o semanalmente, y un 10% que lo hace algunas veces al mes.

 

El estudio

Se trata de una encuesta nacional digital de la Fundación Colsecor, cuyo trabajo de campo hicieron la Consultora Dicen y Proyección Consultores, entre el 7 al 18 de octubre de 2022, que analiza consumos culturales en Argentina, con la Fundación Colsecor. Los datos se recolectaron en línea a través de la tecnología Computer Asisted Web Interview (CAWI), a través de 1.664 casos. El margen de error estimado es bajo, con un nivel de confianza del 95,5%, que no supera el +/- 2,4% en ningún caso. Los responsables del diseño y la metodología son Mario Riorda, director de la Maestría en Comunicación Política, Universidad Austral; Griselda Ibaña, directora del Instituto Federal de Gobierno, Universidad Católica de Córdoba; y Mónica Cingolani, decana de la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales, Universidad Católica de Córdoba. El estudio, diseño y financiacion de la encuesta es de la Fundacion Colsecor.

En esta Nota